Noticias Farmacia
publicidad

Farmacia Comunitaria   

asociacioacuten gall

ASGAFA considera que esta facultad va en contra de la Ley de Garantías de Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, que obliga literalmente a que sea el farmacéutico el que dispense medicamentos.

La Asociación Gallega de Farmacéuticos Adjuntos (ASGAFA) considera que el texto de la Orden de la Xunta que regula la asistencia al farmacéutico en la dispensación de medicamentos “incumple de manera clara” la Ley de Garantías de Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios al permitir al colectivo de auxiliares de farmacia dispensar medicamentos. Por otra parte, la junta directiva de la asociación sostiene que “esta Orden se redactó a espaldas de toda la profesión farmacéutica. Para su redacción no se escuchó ni a los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, ni a la Universidad, ni a SEFAC, ni a ASGAFA. Únicamente se redactó entre la Consellería y el colectivo de auxiliares, a pesar de que afectaría sustancialmente a los procedimientos de actuación en las oficinas de farmacia.”

Con esta Orden, argumenta ASGAFA, se regula la provisión de tarjetas para el personal auxiliar con el objeto de que puedan acceder al sistema de receta electrónica y dispensar. Este punto contraviene la Ley de Garantías, el Decreto 206/2008 que detalla el proceso de dispensación y el RD 1718/2010 de Receta Médica, donde se explica claramente que el único personal habilitado para el acceso será el farmacéutico.

La Junta Directiva de ASGAFA señala, además, que parte del contenido de esta Orden entra en colisión con la citada ley, puesto que ésta determina literalmente que ha de ser el farmacéutico el que dispense fármacos. “Debe ser así porque los pacientes tienen que recibir la información más veraz posible por parte del personal más cualificado dentro de una farmacia y este personal es el farmacéutico”, destaca el colectivo. Por este motivo, los miembros de ASGAFA consideran que el hecho de posibilitar que los auxiliares de farmacia puedan dispensar fármacos “es una falta de respeto y de consideración hacia la profesión farmacéutica”. En este sentido, apostillan que “la Consellería de Sanidade no puede permitir que personal no cualificado tenga acceso a información privada del paciente, dispense y ofrezca información sobre el medicamento”.

ASGAFA indica que la dispensación de medicamentos es algo muy serio y este servicio no ha de limitarse únicamente a su venta, sino que ha de llevar implícitas tareas de fármaco-vigilancia y de atención sanitaria, que solamente los farmacéuticos titulados están en condiciones de ofrecer adecuadamente.

Paralelamente, ASGAFA solicita a la Xunta que intensifique las labores de vigilancia y de inspección en las farmacias, por si en Galicia existiesen casos en los que los auxiliares actuaran sin la presencia del farmacéutico y utilizando la firma digital de sus jefes.

En este sentido, en opinión de la junta directiva de esta asociación, la subdirectora general de Farmacia del Sergas Carolina González- Criado, ha actuado negligentemente puesto que entre sus funciones destaca la de “formular propuestas de inspección de actividades en materia de farmacia”. Además, la asociación señala a la subdirectora como responsable del incumplimiento en Galicia de la Ley de Garantías de Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios, razón por la cual solicita su dimisión inmediata. “A pesar de ser la responsable en Galicia de coordinar la política autonómica para que se cumpla esta ley, ha promulgado y defendido una Orden que va claramente en su contra”.

publicidad
publicidad
IM Farmacias Publicidad
publicidad
IM Farmacias Publicidad
Copyright © 2013 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. http://www.imfarmacias.es/ está inscrita el 30/05/2012, como soporte válido en el Registro de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud.