publicidad

Productos Farmacia   

blevit digest soluci

Uno de cada tres niños sufren cólicos durante los primeros meses de vida.

Los cólicos infantiles son una de las peores pesadillas de los padres durante los primeros meses de vida del bebé. Se caracterizan principalmente por la aparición de un llanto intenso de aparición brusca, inconsolable y sin una causa clara. En la actualidad, 1 de cada 3 niños suele tener este tipo de dolencia. Los cólicos suelen aparecer hacia las dos semanas del nacimiento, con un pico de máxima frecuencia en la sexta semana, y tienden a desaparecer espontáneamente alrededor del cuarto mes de vida.

La causa más frecuente es la acumulación excesiva de gases, y sólo en un reducido número de lactantes se deben a una alergia alimentaria u otros trastornos semejantes. “Durante los primeros meses de vida, el sistema digestivo de los lactantes todavía se encuentra en desarrollo. Por esta razón, puede que no digieran y absorban completamente la lactosa, el azúcar de la leche, o las proteínas, y esto hace que se produzca una gran cantidad de gas a nivel digestivo. También puede influir la alteración del equilibrio de la flora intestinal o la presencia de estreñimiento”, asegura Alicia Santamaría, responsable de Comunicación Científica de Laboratorios Ordesa.

Ante un llanto excesivo y frecuente, los especialistas recomiendan que los padres consulten al pediatra quien se encargará de descartar que exista una patología subyacente y ayudará a buscar una solución a las molestias del bebé.

Es importante entender que es un trastorno fisiológico que acaba desapareciendo por sí solo con el tiempo, un periodo en el que la familia debe armarse de paciencia. Según Alicia Santamaría,  “lo primero, tras comprobar que el bebé está limpio y no tiene hambre, es tomar al niño en brazos para reconfortarlo, buscando la posición en la que se encuentre más tranquilo (boca arriba o boca abajo, horizontal o vertical, en los brazos o sobre el pecho…) intentando transmitirle tranquilidad. Un suave masaje en la espalda o en el abdomen puede ayudar también”. A veces el llanto se calma meciéndolo suavemente, columpiándolo en una hamaca o dando un paseo en su cochecito. Otra medida que puede ayudar a la relajación del bebé es un baño templado. Blevit digest puede ser también de gran ayuda ante las digestiones difíciles.

Elaborada con hinojo y manzanilla, Blevit digest es la infusión de elección en casos de trastornos digestivos leves como el cólico o el meteorismo que pueden causar malestar e intranquilidad en el bebé, ya que facilita la expulsión de los gases acumulados. También es eficaz en digestiones lentas y pesadas, aliviando las molestias estomacales y favoreciendo el descanso y relajación. Asimismo, por su agradable sabor, facilita la toma de líquido, ayudando a la rehidratación.

De preparación instantánea, tanto en frío como en caliente, Blevit digest no contiene aromas artificiales ni sacarosa. Por su seguridad y excelente tolerancia, puede tomarlo tanto los lactantes desde sus primeros meses de vida como cualquier adulto, incluso las embarazadas, en las cuales resultan de gran utilidad para ayudar a aliviar algunas molestias leves típicas del embarazo como los gases y las digestiones pesadas.


Seguir leyendo...

por Publimas Digital,S.L.


Copyright © 2018 - All Rights Reserved - EDIMICROS Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. https://www.imfarmacias.es/ está inscrita el 30/05/2012, como soporte válido en el Registro de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud.