Los anticonceptivos basados en hormonas podrían aumentar el riesgo de depresión

El riesgo de depresión y el uso de antidepresivos podría ser más elevado en el caso de las niñas adolescentes que toman anticonceptivos hormonales, ya sea en comprimidos o implantes.

Según un informe publicado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), más de un 61% de las mujeres en edad fértil toman algún tipo de anticonceptivos. Los anticonceptivos orales siguen siendo la forma más común. Los comprimidos orales combinados suelen contener estrógeno y progestina, formas sintéticas de ...

Según un informe publicado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), más de un 61% de las mujeres en edad fértil toman algún tipo de anticonceptivos. Los anticonceptivos orales siguen siendo la forma más común. Los comprimidos orales combinados suelen contener estrógeno y progestina, formas sintéticas de la progesterona o bien la progesterona en sí. Estos anticonceptivos impiden la ovulación y dificultando que el esperma alcance el ovocito. Los comprimidos solo con progestina tan solo dificultan que el esperma llegue al ovulo pero no siempre impide la ovulación.

El autor del estudio, Oeving Lidegaard, y su equipo, observaron en estudios previos que el cambio en estrógeno y progesterona podría afectar en la depresión. “El objetivo de este estudio es evaluar la influencia de tipos concretos de anticonceptivos hormonales en el riesgo de antidepresivos por primera vez”, añade el autor. El estudio incluyó a más de 1 millones de mujeres entre 15 y 34 años cuyos datos aparecían en el registro de prescripción nacional danés. Un 55,5% de las participantes tomaban anticonceptivos orales y 23 077 fueron diagnosticadas con depresión mientras que 133 178 recibieron prescripciones de antidepresivos.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.