Las mejores recomendaciones para prevenir la dermatitis de contacto

El 10% de la población sufre dermatitis de contacto, según un estudio de la National Excema Association.

Nuestras manos se encuentran de forma permanente en contacto directo con varios agentes nocivos que pueden dañar nuestra piel. La dermatitis de contacto es una de las patologías más frecuentes que se producen y que afectan a un 10% de la población, según un estudio de la National Excema Association. Existe ...

Nuestras manos se encuentran de forma permanente en contacto directo con varios agentes nocivos que pueden dañar nuestra piel. La dermatitis de contacto es una de las patologías más frecuentes que se producen y que afectan a un 10% de la población, según un estudio de la National Excema Association.

Existe además un grupo de riesgo que debe tener una especial precaución a la hora de vigilar el estado de salud de sus manos. Los trabajadores que permanecen de forma constante junto a productos irritantes, jabones o materiales profesionales, como por ejemplo peluqueros, trabajadores de la industria química o amas de casa, son personas que se mantienen expuestas de forma directa a una serie de agresiones que pueden provocar daños en la piel como la aparición de eccemas.

La firma Genocure (Laboratorios Genové), experta en la fabricación y distribución de productos dermatológicos, ha recopilado una serie de recomendaciones básicas para cuidar la salud de tus manos y evitar patologías relacionadas con el día a día:

1.           Utiliza jabones que respeten el ph de la piel: durante la limpieza de las manos, intenta utilizar jabones que tengan un ph cercano al ph de la piel, es decir un ph de entre 5 y 5,5.

2.           Sécate las manos de forma adecuada: una vez hayas terminado con el lavado de las mismas, debes realizar un buen secado, especialmente entre la zona de los dedos y sin friccionar de forma excesiva la piel durante esta acción.

3.           Usa cremas hidratantes: una vez hayas finalizado la exposición al trabajo, debes hidratarte la piel con alguna crema hidratante para mantener tus manos en plena forma. Trata de evitar aquellas que contengan fragancias o conservantes con potencial sensibilizante.

4.           Utiliza unos guantes adecuados para protegerte: los guantes dermatológicos de algodón están especialmente indicados como medida de prevención de la aparición de eccemas o bien para potenciar la eficacia de la crema de elección (cura oclusiva). Por otra parte, para evitar los agentes irritantes que se encuentran en la industria y en el hogar, los más recomendados son los de vinilo e idealmente, flocados de algodón para ofrecer una mejor solución a este tipo de piel.

5.           No superar los 20 minutos: suele ser el tiempo recomendado que se debe trabajar con uno de estos guantes. Pasado este tiempo, empiezan a aparecer algunos problemas de sudoración o maceración.


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts