Recta final para que el sector farmacéutico se adapte a la normativa europea anti-falsificación


03-11-2017

500 días para la entrada en vigor de la Directiva Europea sobre Falsificación de Medicamentos (FMD).

Los fabricantes de medicamentos en Europa han comenzado su particular cuenta atrás: el próximo mes de febrero de 2019 finaliza el plazo para adaptar sus estuches a las medidas anti-falsificación que establece la Directiva Europea sobre Falsificación de Medicamentos (FMD). Ya sólo disponen de 500 días para introducir mecanismos de ...

Los fabricantes de medicamentos en Europa han comenzado su particular cuenta atrás: el próximo mes de febrero de 2019 finaliza el plazo para adaptar sus estuches a las medidas anti-falsificación que establece la Directiva Europea sobre Falsificación de Medicamentos (FMD). Ya sólo disponen de 500 días para introducir mecanismos de seguridad contra la falsificación, como los precintos de seguridad o la serialización, entre otros.

Existen múltiples elementos para diferenciar los estuches de medicamentos falsos de los verdaderos, como los códigos de barras, los códigos QR, los precintos o los hologramas. Sin embargo, y a pesar de estar reconocidos como medidas anti-falsificación por la FMD, todas ellas pueden ser modificadas, alteradas o reemplazadas por otras.

Para evitar esta situación, Grup Maculart, empresa del sector del packaging farmacéutico en España, va más allá y apuesta por una impresión segura que identifica los estuches de medicamentos auténticos a través de trazadores invisibles que actúan como elementos de seguridad completamente imposibles de manipular. Se trata de una medida eficiente para la marcas que comercializan envases farmacéuticos, ya que permite detectar si un producto es verdadero o falso mediante unos detectores específicos que se programan individualmente para ello. Además, esta medida se puede combinar con otras técnicas de antifalsificación para una mayor seguridad.

En este sentido, Grup Maculart ha desarrollado esta impresión innovadora en colaboración con el sector farmacéutico para ofrecer una solución eficiente a la industria que debe enfrentarse al reto de la falsificación antes de la puesta en marcha de la directiva europea.




,