"La primera barrera que tiene que salvar la farmacia asistencial es la plena integración con el resto de profesionales sanitarios"


16-02-2018

Con motivo del Día Mundial de la Psoriasis y de la Artritis Psoriásica, SEFAC y Acción Psoriasis pusieron en marcha una campaña digital con el fin de concienciar a la población, pacientes, familiares, administraciones y autoridades sanitarias sobre ambas enfermedades.

El pasado mes de mayo SEFAC y Acción Psoriasis firmaron un convenio de colaboración, con el objetivo de participar en campañas para concienciar a la sociedad sobre la psoriasis, sus tratamientos y la problemática a la que se enfrentan sus afectados, y llevar a cabo acciones encaminadas a potenciar desde ...

El pasado mes de mayo SEFAC y Acción Psoriasis firmaron un convenio de colaboración, con el objetivo de participar en campañas para concienciar a la sociedad sobre la psoriasis, sus tratamientos y la pr

oblemática a la que se enfrentan sus afectados, y llevar a cabo acciones encaminadas a potenciar desde las farmacias una asistencia farmacéutica específica para los pacientes con psoriasis.

Hablamos con Augusto González, miembro del grupo de dermatología en SEFAC y farmacéutico comunitario, sobre las iniciativas que se llevaron a cabo a raíz de la celebración del pasado 29 de octubre. "Se difundieron mensajes de adhesión en Twitter, Facebook e Instagram utilizando los hashtags #FarmasPsolidarios y/o #WPD17 por parte de los farmacéuticos. Muchas de las farmacias participantes, con blog o una web, crearon contenidos relacionados con la enfermedad (cuidados de la piel, adherencia, etc.) y la ayuda desde la farmacia comunitaria. La campaña ha contado con una importante presencia en medios de comunicación y redes sociales, llegando a miles de personas interesadas en conocer más sobre su enfermedad".

Uno de los principales determinantes de la eficacia terapéutica es la adherencia al tratamiento, que en el caso de psoriasis suele ser insuficiente, y la falta de conocimientos y actitudes sobre la enfermedad, pasando por la escasez de soporte social, familiar y sanitario. "Desde la farmacia comunitaria sabemos que para vencer esta falta de adherencia es importante implicar al paciente en su enfermedad, esto se consigue aportándole conocimientos y resolviendo cualquier duda sobre la enfermedad y su tratamiento prescrito por el médico, todo ello realizado en un ambiente empático. Es también de vital importancia realizar intervenciones educativas, aportando no solo información oral sino también escrita, simplificar el régimen terapéutico acorde a la prescripción y adaptar la pauta de tratamiento a los hábitos de vida del paciente", puntualiza el farmacéutico.

En la actualidad son numerosos los retos a los que se enfrenta la farmacia comunitaria, pero en opinión de González "la primera barrera que tiene que salvar la farmacia asistencial es la plena integración con el resto de profesionales sanitarios, así como la colaboración con las distintas asociaciones de pacientes. No se entiende hoy que, tras la implantación de la receta electrónica, ésta no sea más que una herramienta de gestión administrativa que no responde a las necesidades asistenciales, ya que a pesar de conectar a dos profesionales sanitarios, no ha habilitado ninguna forma de comunicación directa e inmediata entre ellos. Y además de estar obligados a cumplir la LOPD no podamos acceder a la historia clínica del paciente, con el fin de conocer aquellas situaciones, estados y patologías que pudieran contraindicar el uso de los medicamentos y prevenir resultados negativos asociados a éstos en la salud del paciente".



,