publicidad

Farmacia Comunitaria   

una-cosa-es-lo-que-q

La cosmética natural es una tendencia claramente importada desde la alimentación. Stanpa presenta el primer macro análisis europeo neutral y objetivo sobre cosmética natural

Tres son las conclusiones que se obtienen del primer macro análisis europeo neutral y objetivo sobre cosmética natural, presentado este martes por la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa), según Clara Pi, su directora de Comunicación. "El canto es que se acabó el toxic free". Es decir, "tecnología y naturaleza son compatibles". Además, se acabó el "cruelty free", ya que no hay en Europa productos cosméticos que se prueben en animales desde los años 80, y hay "una necesaria evolución" del concepto de los "sin" (sin parabenos, sin siliconas, sin alcohol,…) para contar lo que un producto tiene que aporte valor.

Se trataron cuestiones acerca del consumidor ante la cosmética natural como qué compra, qué entiende y en qué confía. Óscar Mateo, director de Formación y Conocimiento de Mercado de Stanpa, desgranó el macro análisis. Contó primero que el objetivo de Stanpa es buscar datos y que vivimos una época complicada porque hay mucha información, pero poco conocimiento. Les preocupó el ver en Internet términos como "laca de uñas vegana" o "champú sin lactosa". "Hemos sido el primer sector que hemos hecho un análisis tan riguroso sobre este asunto", se congratuló. Esta investigación demuestra que hay mucha ambivalencia en la mente del consumidor: "Una cosa es lo que uno quiere y otra cosa es lo que hace".

Se hicieron tres estudios con tres importantes institutos de investigación. Sigma-Dos realizó una macroencuesta a 2.000 consumidores de la población español de 18 años o más. Epsilon analizó el ecosistema digital llegando a extraer 27.000 conversaciones que directamente hablan sobre estos contenidos en Internet. Mintel analizó la situación del mercado español gracias a las conclusiones extraídas de las encuestas a más de 2.000 usuarios, mayores de 16 años, de Francia, Alemania, Italia y España.

"Queríamos saber cómo es el mercado de los productos naturales. Hay una cuestión previa. Nadie define lo que es producto natural. No puedo medir un mercado que no esté definido", aclaró Mateo. Mintel perimetró el mercado. El consumidor identifica y relaciona estos productos con valores como el bienestar, la salud y el respeto al medioambiente. El 62% dice que prefiere escoger esta categoría por medioambente. La mitad, por seguridad. Y el 46%, porque son productos más simples.

"Pero nos encontramos con que no necesariamente tienen que ser más eficaces, más éticos o más lujosos. Aparecen las dicotomías", matizó. De hecho, los lanzamientos vinculados a esta categoría no superan el 30%. Dicho porcentaje lleva en nuestro país estable durante varios años y está por debajo de la media de la UE. El perfil del heavy user de cosmética natural es una mujer de edad joven, de 30 a 40 años, de entorno urbano, con hijos o embarazada y con poder adquisitivo medio-alto, que persigue un estilo de vida saludable. Declara estar interesada por un tipo de alimentación muy concreto (vegetarianas-veganas). Utiliza las redes sociales, foros y blogs femeninos para mantenerse informada sobre belleza, cosmética, nutrición, hijos, etcétera. "Son compradores online, que sabemos que gastan más, porque compran offline y online. Buscan sostenibilidad, simplicidad y transparencia", indicó Mateo. Recordó que Stanpa desde hace años viene colaborando con Ecoembes y que el suyo es uno de los sectores con mayor nivel de reciclado.

De izda. a dcha.: Clara Pi y Óscar Mateo

La investigación realizada por Intel ha podido determinar que este mercado en España creció significativamente hace unos años, permaneciendo estable desde 2015. Su valor alcanza los 780 millones de euros de acuerdo con estimaciones de Stanpa, lo que significa alrededor del 11% del mercado. Los productos más demandados son los de aseo e higiene (crema de manos, pies y cuerpo, jabones, geles, depilatorios y afeitado) y cuidado del cabello.

"Cuanto más sofisticado es el producto, menos les preocupa que sea natural", comentó. Se pide ser respetuosos con los animales. Desde los años 80, voluntariamente el sector acordó no hacer tests con animales. "No hay ningún producto en la Unión Europea que se pruebe con animales", aseveró Mateo. Hay una ISO que se va a implementar, que es muy técnica, que define un producto natural de manera objetiva.

Ésta es una tendencia claramente importada desde la alimentación. En los últimos años, la tendencia a ser más saludables en los hábitos de alimentación se ha transferido también como valor al ámbito de la cosmética. Aunque el 77% de los consumidores afirma dar importancia a los ingredientes naturales en los productos cosméticos, en el proceso de compra se observa que el interés se reduce, pues sólo el 47,7% presta atención a si los cosméticos son naturales o no. En cosmética, caen 34 puntos a la hora de comprar productos cosméticos. Así, una cosa es lo que pensamos y otra es lo que hacemos. Desde la salud, preocupa lo que es el consumo. Se trata de llevar una vida saludable. Si bien, la barrera para llevar esa vida saludable es el precio.

El 19% de los compradores traslada que no se pondría algo en el cuerpo que no se pueda comer, pese a que ingerir un alimento y aplicárselo sobre la piel son cosas totalmente distintas. Mateo consideró que hay que hacer una labor pedagógica sobre esto.

Por otro lado, hay un número limitado de ingredientes naturales que el consumidor conoce que tiene propiedades aromáticas, hidratantes o texturizantes. Hay muy baja especificidad. Respecto a los productos "sin", Mateo criticó que "es como la canción del verano". Sin parabenos, sin silicona, sin colorantes, etcétera. Sostuvo que la ausencia de rigor científico ha llevado a las autoridades europeas a la necesidad de un nuevo enfoque hacia mensajes positivos en los que se ponga el foco en las características que aporten valor y no en las ausencias. A partir del 1 de julio, el sector deberá sustituir las reivindicaciones "sin" por nuevos mensajes que pongan en valorar las propiedades de los productos. A mayor complejidad técnica que tenga el producto, menos interés para que sea "natural". Al consumidor le preocupa que sea eficaz y saludable.

Pilar García, directora técnica de Stanpa, declaró que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) regulará todo esto y supervisará los claims a comunicar. Mateo notificó que, como suelen ser productos básicos, donde más se encuentra la cosmética natural es en gran consumo.

FOTO PRINCIPAL: De izda. a dcha.: Pilar García, Óscar Mateo y Clara Pi.


Seguir leyendo...

por Publimas Digital,S.L.


Copyright © 2018 - All Rights Reserved - EDIMICROS Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. https://www.imfarmacias.es/ está inscrita el 30/05/2012, como soporte válido en el Registro de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud.