publicidad

Farmacia Comunitaria    Industria Farmacéutica   

la-profesion-medica-se-siente-maltratada

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) reclama a los políticos una gran apuesta por los profesionales sanitarios y un acuerdo a largo plazo para gestionar la crisis del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Aseguró que el médico no está quemado, aunque hay síntomas de desilusión. Por eso, Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), defendió, en un desayuno de Foro Salud este miércoles promovido por Bidafarma, a los profesionales a los que representa. Ana Pastor, presidenta del Congreso de los Diputados, le presentó, "por encima de todo", como médico de familia. "Pertenece a la gran y noble estirpe de los médicos humanistas", alabó de él.

Romero le devolvió el cumplido. "Ana Pastor es un ejemplo de humanismo en la profesión médica", dijo. Su exposición se dividió en tres partes diferenciadas: el marco sanitario, la visión del médico y el papel de los colegios de médicos. Comenzó destacando que "el Sistema Nacional de Salud (SNS) es el mejor servicio público que presta el Estado español, y a un coste muy eficiente en comparación con el resto de países europeos". Aseguró que es un gran patrimonio colectivo y derecho irrenunciable de los españoles, a la vez que apuntó que tiene problemas de "suficiencia y sostenibilidad" que "hay que atajar tras una larga etapa de restricciones". Añadió que también tiene que acometer reformas en su arquitectura organizativa y técnica.

Lamentó que los pacientes notas que empeoran, más que mejoran, los servicios asistenciales y que aumentan las listas de espera. Hizo referencia a las listas de espera quirúrgica que han pasado de 65 días en 2010 a 115 días en 2016, según datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Cuestionó asimismo la "disminución sostenida" del peso de la Sanidad en la economía, siguiendo la senda desde el 6,5% del PIB en 2009 al 5,57% al que el Gobierno propugna en 2020.

Consideró que el deterioro de la calidad percibida conlleva un incremento del gasto en Sanidad privada. En ese sentido, expuso los datos del crecimiento del gasto en aseguramiento sanitario privado que ha pasado del 2,3% del PIB en 2010 al 3,3% en 2018, de acuerdo con datos del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), y el pago directo ha evolucionado del 1,9% al 2,2% del PIB. Se mostró a favor de vías que "blinden la necesaria colaboración" entre la Sanidad pública y privada.

la-profesion-medica-se-siente-maltratada

Así, "en la sociedad crece la percepción de que hay un deterioro en la capacidad de los Gobiernos para financiar los servicios públicos". A esto, indicó, se une el coste de la innovación. Alegó que el Gobierno y las CC AA han de replantearse fórmulas para el acceso a medicamentos de alto valor y valoró positivamente la vuelta a la universalización del derecho a la asistencia médica. "El Gobierno político y económico de la crisis ha desatendido el SNS. No se entiende esa obsesión de reducir la economía pública cuando su tamaño es menor a la de los países de nuestro entorno", criticó.

Después, Romero habló del médico. "No puede ser que la sostenibilidad del SNS se lleve a cabo a costa de los salarios de los profesionales de la salud. Se están precarizando las condiciones laborales y sociales de la profesión", avisó. A su juicio, los médicos afrontan los recortes con "limitaciones impuestas, injerencias interesadas y exigencias de autoridades y de la propia sociedad". Aseveró que el médico actual intenta integrar los avances científicos, pero debe preservar la relación médico-paciente que es la esencia de la profesión. El Foro de la Profesión Médica está llevando a cabo el proceso formal para que esa relación sea declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Explicó que unos salarios por debajo de los niveles de los años anteriores a la crisis; la mala calidad en el empleo tanto en el ejercicio público como en el privado y una temporalidad "injusta y evitable", han creado una situación de "desmotivación y ruina de vocaciones" de miles de jóvenes que "hacen la maleta y se nos van fuera" o "se refugian en pequeños universos locales intentando articular un proyecto de vida personal o familiar". Y demandó un plan de acción inmediato, solvente y con compromisos de financiación explícitos por la Atención Primaria.

Respecto al papel de los colegios, subrayó un compromiso contra las pseudoterapias y las pseudociencias y un compromiso por evitar la publicidad engañosa.

"Nos acercamos a una nueva campaña electoral", manifestó. En primer lugar, reclamó un acuerdo político al máximo nivel para que la Sanidad no pueda ser utilizada en campaña. Exigió un acuerdo político al máximo nivel de, al menos, dos legislaturas para gestionar la crisis sin descapitalizar los servicios sanitarios públicos y la medicina. Del mismo modo, Romero planteó definir un nuevo modelo de financiación para que el SNS sea suficiente y sostenible, "coherente con los principios de cohesión territorial, igualdad y equidad en el acceso a las prestaciones y que se contemple una evaluación continuada de resultados en salud de las prácticas asistenciales".

la-profesion-medica-se-siente-maltratada

A continuación, instó al Congreso de los Diputados a designar una comisión de expertos para marcar los principales problemas de organización y funcionamiento del SNS y proponer medidas de mejora específicas. El informe de esta comisión sería un documento de referencia para las reformas legislativas y la acción de Gobierno que se precise.

Otro deber que puso fue un Pacto por los profesionales, contra la precariedad, una verdadera apuesta por los recursos humanos del SNS y contar con los profesionales en los nuevos modelos de gestión. "La autoridad sanitaria debe reconocer el papel central de la profesión médica, así como de otras profesiones de la salud", pronunció al respecto. Hizo hincapié en que "la profesión médica se siente maltratada". Si bien, en las perores circunstancias, seguirán "honrando el compromiso con los pacientes". Éstos son "la esencia" del profesionalismo médico actual, "que es uno de los pocos y únicos bastiones que tiene el enfermo grave y desamparado".

En el turno de preguntas, le cuestionaron por el cambio político en el ámbito sanitario en Andalucía. Respondió que los cambios políticos son oportunidades a veces y que pueden traer frescura. "Hay un cambio de aires en Andalucía que conlleva un nuevo escenario", reflexionó. Estuvo a favor de cualquier fórmula que conlleve que el ciudadano se sienta tranquilo con la sostenibilidad del SNS y esperó que la Consejería de Sanidad, con Jesús Aguirre al frente (que estaba en el desayuno informativo), tenga valentía a la hora de adoptar decisiones.

Por último, ofertó el compromiso y la disponibilidad como profesión a los políticos. "Entendemos que todos queremos mantener nuestro modelo sanitario. La Sanidad de España necesita tener un modelo en el que acogernos todos. Son necesarias dos acciones esenciales: ese gran pacto por lo sanitario, para el cambio reformista, y, como el sistema son sus profesionales, esto no anda sin los profesionales, por lo que tenemos que hacer una gran apuesta por los profesionales", argumentó. Antonio Mingorance, presidente de Bidafarma, despidió el encuentro dejando claro el compromiso de su organización para mejorar el sistema sanitario y la salud de los ciudadanos: "Bidafarma somos farmacéuticos y queremos colaborar con todas las profesiones sanitarias para mejorar la salud de los pacientes".


Seguir leyendo...

por Publimas Digital,S.L.


Copyright © 2018 - All Rights Reserved - EDIMICROS Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. https://www.imfarmacias.es/ está inscrita el 30/05/2012, como soporte válido en el Registro de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud.