Cardo mariano, un gran aliado para la salud de nuestro hígado


14-06-2019

Numerosos estudios han constatado que el extracto de sus frutos constituye el principal recurso herbario para el cuidado del hígado. También se considera un excelente tónico digestivo y un estimulante venoso.

Esa planta de robustas dimensiones con un rosetón característico de hojas grandes y brillantes y espinas amarillentas en sus márgenes, con la que nos podemos encontrar dando un paseo por el campo, es comúnmente conocida como cardo mariano. Se ha utilizado como planta medicinal desde la antigüedad, destacando desde entonces ...

Esa planta de robustas dimensiones con un rosetón característico de hojas grandes y brillantes y espinas amarillentas en sus márgenes, con la que nos podemos encontrar dando un paseo por el campo, es comúnmente conocida como cardo mariano. Se ha utilizado como planta medicinal desde la antigüedad, destacando desde entonces sus virtudes como estimulador de la bilis.

Numerosos estudios han constatado que el extracto de sus frutos constituye el principal recurso herbario para el cuidado del hígado. También se considera un excelente tónico digestivo y un estimulante venoso. Contiene tres activos (silibina, silcristina y silidianina) que forman un complejo bioquímico conocido como silimarina, muy beneficioso a nivel terapéutico, sobre todo para problemas hepáticos como la cirrosis, la ictericia o la hepatitis, así como para trastornos de la vesícula biliar.

Además de ser un agente hepatoprotector, protegiendo al hígado de agentes externos y estimulando el efecto desintoxicador de las células hepáticas, cabe añadir otras propiedades y beneficios de este cardo a la hora de tratar problemas de salud:

1. Ayuda a normalizar los niveles de bilirrubina de los pacientes y restaurar los tejidos dañados.

2. Es eficaz en casos de intoxicaciones alimentarias por consumo de alimentos en mal estado o empacho, con daño hepático puntual. Se utiliza también como tónico digestivo, para combatir la pesadez abdominal y como alivio para las digestiones lentas.

3. Promueve una piel saludable, tiene efectos antioxidantes y antiedad sobre las células. Además, ayuda a mejorar las condiciones inflamatorias de la piel.

4. Favorece la eliminación de los cálculos biliares y contribuye a prevenir su formación.

5. Alivia los síntomas de las alergias estacionales, como la del polen de las plantas. Ayuda a proteger de la inflamación en las vías respiratorias aunque generalmente se emplea como

apoyo del tratamiento principal.

6. Puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y ayudar a controlar la diabetes tipo 2. Se utiliza como apoyo natural para disminuir los niveles de azúcar en sangre por su efecto hipoglucemiante.

7. Es diurético y favorece la desinflamación de las vías urinarias en casos de cistitis y prostatitis.

8. Rebaja los trastornos causados por la menopausia, tales como sofocos, sudores nocturnos y migrañas.

9. Tiene propiedades astringentes, por lo que se recomienda su uso por vía tópica para frenar hemorragias diversas, incluida la nasal, quemaduras y úlceras en la piel.

10. Es capaz de combatir y limitar la propagación del cáncer. La sibilina puede ayudar a detener la metástasis de ciertos tipos de cáncer, como la cerebral, y a inhibir el crecimiento de células cancerosas en el cáncer colorrectal.

11. Tiene propiedades que ayudan a prevenir la pérdida ósea y contribuyen a la mejor salud de los huesos.

Este fruto, es esencial cuando vamos a excedernos con la dieta, con alimentos ricos en grasa, de difícil digestión o una elevada cantidad de alcohol. Para potenciar el mecanismo de acción y eficacia del cardo mariano, la compañía española Ondalium, ha apostado por combinarlo junto a otros ingredientes naturales como ajo negro, la ortiga, el rábano negro y el diente de león en su producto Depur, que neutraliza y elimina las toxinas y ayuda a depurar el organismo.



,