El marketing farmacéutico ético: ¿qué es y por qué importa?


01-10-2019

La principal cuestión a tener en cuenta en la creación de cualquier campaña es la rigurosidad y veracidad de la información. El consumidor no puede ser un experto en todo, así que depende de los profesionales del sector para corroborar que la información que recibe es correcta.

Las estrategias de marketing farmacéutico éticas son más relevantes hoy que nunca. Internet se ha convertido en una fuente de información prácticamente infinita, a la vez que extraordinariamente accesible. Esto puede sonar utópico, pero como todo, hay un lado positivo y un lado negativo. Que haya gran cantidad de información ...

Las estrategias de marketing farmacéutico éticas son más relevantes hoy que nunca. Internet se ha convertido en una fuente de información prácticamente infinita, a la v

ez que extraordinariamente accesible. Esto puede sonar utópico, pero como todo, hay un lado positivo y un lado negativo. Que haya gran cantidad de información en la red no quiere decir que toda la información sea igual de verídica y, con el crecimiento del marketing digital, internet se puede convertir en un mar de voces peleando por la atención de los usuarios.

¿Cómo distingue uno la información de calidad de la mediocre, o decididamente engañosa?

Esa es la gran responsabilidad de las empresas que usan los medios digitales como plataforma para la divulgación de información sobre sus productos y servicios. Cuando se trata del sector sanitario, específicamente, esa responsabilidad es aún más grande si cabe, porque con la salud, sencillamente, no se juega.

¿Por qué son importantes las prácticas éticas en marketing?

Desafortunadamente, las estrategias agresivas de promoción de fármacos pueden tener efectos adversos en los consumidores. En algunos casos, pacientes han llegado a insistir en las consultas de sus médicos de cabecera que padecen alguna enfermedad cuando no es el caso, simplemente porque han sido influenciados por publicidad demasiado convincente. En los casos en los que pacientes deciden automedicarse, o han sido recetados un medicamento que no necesitan, las consecuencias pueden ser peligrosas.

Las empresas farmacéuticas tienden a destinar más dinero a marketing que a I+D, clara evidencia de la importancia que se le da al marketing en este sector. Pero no todo marketing farmacéutico es creado igual y es esencial implantar modelos éticos en las estrategias de promoción de la marca y de comunicación con los consumidores.

¿Cómo incorporar la ética en las estrategias de marketing farmacéutico?

Practicar marketing ético no solo significa seguir la ley al pie de la letra, puesto que la ley no siempre evoluciona al mismo ritmo que las cuestiones morales que se surgen con nuevos avances tecnológicos. Pero no hace falta desesperar, el marketing ético no es imposible.

La principal cuestión a tener en cuenta en la creación de cualquier campaña es la rigurosidad y veracidad de la información. El consumidor no puede ser un experto en todo, así que depende de los profesionales del sector para corroborar que la información que recibe es correcta. Por lo tanto, es la responsabilidad de la empresa proporcionar la información adecuada a los clientes, para que éstos puedan tomar decisiones informadas.

Beneficios del marketing farmacéutico ético

A largo plazo, incorporar la ética en las estrategias de marketing es una buena decisión empresarial. La mejor publicidad es la confianza. Si puedes ganar (y mantener) la confianza de alguien, lo puedes convertir en un cliente fiel, un cliente que además es muy probable que recomiende tu empresa a otros.

Por otro lado, los usuarios de internet son cada vez más escépticos y tienen menos paciencia para el tipo de contenido que busca claramente venderles algo por cualquier medio necesario. Probablemente esto sea una reacción evolutiva a la masificación de la información online. A la vez, estos usuarios tienen más opciones que nunca, porque la competencia en el mundo digital es cada vez más feroz. Por lo tanto, si un cliente se siente estafado, sencillamente cambiará de marca. ¿La solución? Conviértete en la marca a la que recurren cuando falla otra. Se tú quien transmite seguridad y tendrás una gran ventaja en el mercado.

Para saber más, haz clic aquí




,