El Consejo General y #SaludsinBulos luchan contra el "a mí me ha ido bien" de los influencer

El farmacéutico es el influencer de los medicamentos. El Consejo General de Colegios Farmacéuticos y el Instituto #SaludsinBulos presentan un decálogo de recomendaciones para distinguir la información veraz de la que no lo es en medicamentos.

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos y el Instituto #SaludsinBulos presentaron este lunes una campaña contra la desinformación de medicamentos en redes sociales, con un decálogo de recomendaciones para distinguir la información veraz en medicamentos, con la que se pretende evitar que influencers sin formación sanitaria divulguen consejos erróneos de ...

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos y el Instituto #SaludsinBulos presentaron este lunes una campaña contra la desinformación de medicamentos en redes sociales, con un decálogo de recomendaciones para distinguir la información veraz en medicamentos, con la que se pretende evitar que influencers sin formación sanitaria divulguen consejos erróneos de salud.

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, recordó que, "en materia de medicamentos, el influencer es el farmacéutico". El objetivo de la campaña es formar a la población para distinguir una información veraz de una no veraz. Explicó que recientemente llamó a Salvador Illa, ministro de Sanidad, para ofrecerle la colaboración de las farmacias en la crisis del coronavirus y transmitir tranquilidad a la sociedad. "Los medicamentos no son libros ni ropa. Son un bien que afectan directamente a nuestra salud. Por esta razón, están muy regulados en España y en Europa", expresó después. Hizo hincapié en que consultar con el farmacéutico es una garantía de uso responsable. Lamentó que la publicidad en Internet puede aparecer disfrazada y criticó que incluso se están aconsejando medicamentos que requieren receta para su dispensación. "La proliferación de los conocidos como influencers que recomiendan medicamentos es una preocupación para los farmacéuticos", ya que hay que velar por la seguridad en el uso de los medicamentos.

el-consejo-general-y-saludsinbulos-luchan-contra-el-a-mi-me-ha-ido

Jesús Aguilar.

A continuación; Carlos Mateos, coordinador del Instituto #SaludsinBulos, subrayó que a veces los influencers te hablan de un cosmético como de un medicamento y que eso puede tener "consecuencias". Contó que hay vídeos en los que se propone machacar aspirinas y aplicárselas en la piel. Los destinatarios de estos vídeos son, en muchas ocasiones, jóvenes que no van a informarse a las farmacias. "Es importante actuar, porque hay otro tipo de influencers que son los divulgadores sanitarios", dijo. A su juicio, hay que poner un freno a "recomendaciones de todo tipo sin ningún rigor científico". Por eso, han elaborado un decálogo para saber reconocer información veraz de la que no lo es.

"Nosotros tenemos una profesión. Somos divulgadores y somos farmacéuticos", comenzó Marian García, autora del Blog Boticaria García y farmacéutica divulgadora. Describió cómo es el decálogo. Uno de los puntos deja claro que la evidencia científica es la única prueba de la eficacia y seguridad de un medicamento, nunca el "a mí me ha ido bien". "Por parte de todos los divulgadores en salud y farmacia, la idea de este decálogo es construir para que estos influencers que desconocen las reglas del juego tengan más información", sostuvo. La meta es que cada vez haya más gente que incluya en su día a día a divulgadores científicos como influencers en salud. Es positivo que se tenga como referencia a un farmacéutico como influencer. Esta iniciativa asimismo ayudará a "reducir el estigma de que las redes sociales son lugares banales".

el-consejo-general-y-saludsinbulos-luchan-contra-el-a-mi-me-ha-ido

Marian García.

En el turno de preguntas, Aguilar destacó que hay que cumplir la ley. García consideró que estas personas puedan tener algún aviso antes de que sean multadas, puesto que muchas veces lo hacen por desconocimiento. El Consejo General de Farmacéuticos está alerta ante estas situaciones. "Aquí lo que estamos intentando es que toda esta información, que es precisa y seria de medicamentos, que afectan a la salud de los ciudadanos, tengan detrás al experto del medicamento que es el farmacéutico", aseveró. Muchos bulos, como que el coronavirus se puede transmitir tras recibir un paquete de AliExpress, se pueden encontrar en YouTube.

Los tres estuvieron acompañados de Guillermo Martín, de @farmaenfurecida; de Virtudes Roig, @elblogdepills; de Maria José Cachafeiro, de @laboticadetete; de Gema Herrerias, @gemaherrerias; de Paula Fernández, @Farmaadicta; de Abián Mesa, de @farmacanario; de Cristina Carrillo, de @cris_carrillo, y de Pablo García, @medicadoo. En los últimos meses las redes sociales se han llenado de vídeos sobre medicamentos, algunos de ellos de prescripción, para indicaciones no autorizadas. Por ello, el Consejo General y #SaludsinBulos promoverán junto a estos farmacéuticos activos en internet una acción conjunta alertando sobre las consecuencias de recomendar medicamentos en la Red por influencers y recordando la legislación vigente sobre promoción de fármacos.

Decálogo de Información de Medicamentos en Redes Sociales

Comprueba y chequea en la información:

1.- ¿Conoces quién la promueve? La fuente de información es fundamental a la hora de identificar contenidos de calidad y rigurosos. Fíjate en las informaciones de las fuentes oficiales e institucionales, así como de los profesionales sanitarios.

2.- ¿Se prometen resultados y efectos increíbles? Desconfía de las recomendaciones que anuncian la solución de todos los males. Estate alerta ante los mensajes que "lo curan todo".

3.- ¿Cuenta con evidencia? La evidencia científica es la única prueba de la eficacia y seguridad de un medicamento, nunca el "a mí me ha ido bien".

4.- ¿Crees que puede ser un bulo? Una de cada tres noticias falsas publicadas en la Red está relacionada con la salud. Sé crítico ante los titulares llamativos y engañosos. Y, ante la duda, no la compartas en tus redes. No contribuyas a la desinformación.

5.- ¿Es un medicamento que necesita receta? Cuidado. Los medicamentos de prescripción, por ley, no pueden publicitarse a la población general. Un uso racional y responsable de los medicamentos ayuda a salvar vidas. (ejemplo: antibióticos).

6.- ¿Es información o publicidad? La publicidad sobre medicamentos debe estar identificada como tal y separada de la información. Si el contenido alaba las bondades de un tratamiento sin estar identificado como un anuncio podemos estar ante publicidad encubierta.

7.- ¿Te ofrece comprar el medicamento online? Recela. Más de la mitad de los fármacos que se venden por la Red son falsos. Busca siempre el logotipo oficial de farmacia autorizada para la dispensación de medicamentos sin receta en Internet.

8.- ¿Estás ante una actividad ilegal? Ante la duda, no lo dejes pasar y ponlo en conocimiento de las autoridades sanitarias. Contribuirás a evitar que siga creciendo el fraude y la comunidad te lo agradecerá.

9.- ¿Hay motivo de alarma? Las alertas sanitarias sobre los medicamentos deben proceder de la Agencia Española del Medicamento y no siempre suponen un motivo de alarma. Sigue siempre las indicaciones de los profesionales sanitarios.

10.- ¿Tienes alguna duda sobre el medicamento? Acude siempre a tu farmacia de confianza y consulta al farmacéutico, el profesional sanitario experto en el medicamento.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.