El sector farmacéutico, ante la respuesta al Covid-19


01-05-2020

Hablamos con diferentes representantes del sector farmacéutico sobre la respuesta que se ha dado frente al coronavirus en estas siete semanas.

El 14 de marzo, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, anunció el inicio del estado de alarma para luchar contra el Covid-19. Hemos pedido a diferentes representantes del sector farmacéutico que nos trasladen sus preocupaciones y que nos valoren el establecimiento del precio máximo de venta al público de las mascarillas ...

El 14 de marzo, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, anunció el inicio del estado de alarma para luchar contra el

Covid-19. Hemos pedido a diferentes representantes del sector farmacéutico que nos trasladen sus preocupaciones y que nos valoren el establecimiento del precio máximo de venta al público de las mascarillas y de los geles y soluciones hidroalcohólicas. Les hemos preguntado si el Gobierno debería tener más en cuenta a las Oficinas de Farmacia. Igualmente, hemos conversado con ellos acerca del reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables o la dispensación de medicamentos hospitalarios como medidas excepcionales. Y nos han ofrecido sus previsiones para los días venideros.

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

Consejo General de Farmacéuticos

La principal preocupación que cita Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, es conseguir que entre todos logremos frenar esta pandemia. Acto seguido, como representante de los farmacéuticos españoles, precisa que es la de "seguir haciendo lo que estamos haciendo, que es poner sobre la mesa soluciones a las Autoridades sanitarias y a su vez reclamar la protección necesaria para los farmacéuticos y para el personal de las farmacias, que están en primera línea de asistencia realizando una labor esencial y ejemplar para el conjunto de la ciudadanía".

Confirma que "la farmacia ya está jugando un papel esencial en esta crisis tanto en España como en el resto del mundo desde el inicio". La prioridad de su institución, desde el inicio, fue trasladar a todas las Autoridades sanitarias el rol esencial que el farmacéutico y la farmacia comunitaria tendrían en esta crisis, "como se está demostrando cada día". Públicamente, ha reiterado que la red de farmacias está a disposición de las Autoridades sanitarias para actuar y hacer todo lo que sea posible para frenar juntos al Covid-19.

"Los farmacéuticos fuimos los que desde el primer momento pedimos que se regulase el precio de estos productos esenciales en toda la cadena, desde la producción, y que se reduzca o elimine el IVA de estos productos que es del 21%", dice Aguilar sobre la fijación del precio de las mascarillas quirúrgicas y de los geles y soluciones hidroalcohólicas. "Es una medida que se tenía que haber tomado antes, pero esperamos que ponga ya fin de una vez por todas a los abusos que hemos sufrido los farmacéuticos, como hemos estado denunciado reiteradamente en las últimas semanas", manifiesta. Cuenta que, "tras recomendarse por el Gobierno el uso generalizado de mascarillas a toda la población y tras anunciar, sin contrastar con el sector, que las farmacias tendrían mascarillas de forma inminente, se ha producido un efecto llamada que ha tenido como consecuencia un aumento de la presión asistencial sobre la red de farmacias".

Esta situación hizo que algunos farmacéuticos, ante la presión ciudadana y la tardanza en tomarse medidas sobre la regulación, adquiriesen mascarillas al precio de mercado que existía entonces y que era claramente superior al ahora fijado por el Ejecutivo. Lamenta que la medida, que valora positivamente, "no haya reconocido el esfuerzo que había realizado la farmacia para abastecerse a los precios de mercado vigentes en ese momento y que finalmente se haya ocasionado un perjuicio para algunos farmacéuticos movidos por dar el servicio a nuestros ciudadanos".

Respecto al reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables o la dispensación de medicamentos hospitalarios; señala que "éstas han sido dos propuestas del Consejo General desde el mismo día 13 de marzo, porque nuestra máxima obsesión ha sido que ningún ciudadano se quede sin su medicamento, en especial los más vulnerables, conscientes de que una situación excepcional requería medidas excepcionales para frenar el impacto social y sanitario". Desde el inicio, pusieron en marcha un protocolo de atención domiciliaria, para evitar que los pacientes de mayor riesgo salgan de sus hogares, y se apoyaron en Cruz Roja y en Caritas para llegar a donde los farmacéuticos no pudiesen.

En esta fase de comienzo de desescalada, Aguilar cree que es muy importante que toda la sociedad sea consciente de seguir las medidas higiénicas y de seguridad para evitar un repunte del virus, y para saber protegerse adecuadamente. "Es muy importante que las Autoridades sanitarias aprovechen el potencial sanitario de la red de farmacias para la estrategia de desescalada", atestigua. Desde el Consejo General, han comenzado una ronda de reuniones ya con las organizaciones de pacientes, la primera de ellas con la Plataforma de Pacientes, para ir de la mano y trabajar juntos para que las personas con enfermedades crónicas de mayor riesgo dispongan de toda la información necesaria en esta nueva etapa de progresivo desconfinamiento.

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

FEFE

Luis de Palacio, presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), avisa de que la medida del establecimiento del precio máximo de venta al público de las mascarillas y de los geles y soluciones hidroalcohólicas, tal y como la han establecido, "genera inseguridad en los fabricantes y distribuidores, y por tanto mayor riesgo de desabastecimiento". Además, "ahora genera confusión entre usuarios, que pretenden encontrar cualquier mascarilla, sea de un tipo u otro, como máximo a ese precio, exigiéndolo en las farmacias". "Cualquier limitación a productos de muy alta demanda tienden a dejarlos desabastecidos. Aunque se vaya revisando semanalmente, se regulen o no el resto de los productos, la situación genera inseguridad a los operadores, y se aplican primas de riesgo en la manera de plantearse el abastecimiento. Como esas primas no se pueden realizar en un aumento de precio, lo hacen decantando decisiones de esperar o no actuar, y por tanto puede aumentar el desabastecimiento", notifica. Asevera que lo que se debería aplicar son incentivos al abastecimiento de estos productos, por ejemplo, rebajando el IVA, incentivando la competencia, y, sobre todo, aumentando la oferta, generando abundancia de producto, porque eso regula precios a la baja, con la garantía de que no falte.

Su principal preocupación, en estos momentos, es que la gente pueda protegerse adecuadamente para no enfermar y reanudar la actividad lo antes posible. ¿Qué le pide al Gobierno? "Que cumpla las leyes de las profesiones sanitarias y que nos trate como lo que somos, en vez de dejarnos fuera. Que nos permita acceder a la misma protección y pruebas de test que el resto de los sanitarios que deben seguir trabajando", contesta. Certifica que "es una obligación del Gobierno proteger a los sanitarios en primer lugar, y esa obligación también debe alcanzar al ámbito privado sanitario cuya actividad se mantenga como esencial y obligatoria, como las Oficinas de Farmacia". Del mismo modo, reclama que se incluya a las Oficinas de Farmacia en los planes estratégicos de Salud pública para Atención Primaria. "Somos antesala de casi cualquier interacción entre Sanidad y usuarios", enuncia. Exige concretamente que se pueda realizar test rápidos a nivel nacional en las farmacias, y poder comunicar y agregar esos resultados a las Administraciones sanitarias.

El reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables y la dispensación de medicamentos hospitalarios los valora muy positivamente. "Lo que no comprendería bien es que se dejara de hacer una vez pase la alarma. Sencillamente porque bajo una emergencia como la vivida, se han tomado decisiones al margen de los intereses de grupos profesionales y sus conflictos entre sí. Ha sido mirando por la necesidad de la población. Y estamos respondiendo de forma excelente, poniendo nuestra vida por delante, incluso. Por tanto, en la vuelta a la normalidad, deberíamos evitar volver a las desconfianzas y cuitas entre profesionales (hospital contra farmacia, o público contra privado), y mantener las decisiones objetivas que benefician a la población", defiende. Teme la pandemia económica que habrá que afrontar desde ya, por el sufrimiento socioeconómico que supone para la sociedad. Y en el sector farmacéutico, está "el temor a lo ya vivido durante la anterior crisis, que es el impago de las Administraciones de las recetas a las farmacias". Se suma a la propuesta de articular reconocimientos económicos para todos los sanitarios por su dedicación contra el SARS-CoV-2, incluido el personal de las farmacias.

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

Sefac

Jesús Gómez, presidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac), piensa que era importante el establecimiento de un precio regulado que garantizara el abastecimiento de las farmacias y la población y acabara con las especulaciones. "No obstante, no se nos ha tenido en cuenta ni a la hora de ponerla en marcha ni cómo efectuarla. Estamos convencidos de que, con más antelación y coordinación e informando mejor a los profesionales, hubiera sido mucho más efectiva para todos. No olvidemos que los farmacéuticos hemos tenido que buscar la forma de abastecernos de estos productos ante la falta de respuesta de la Administración y no hemos podido dar servicio a los pacientes, salvo a precios que muchos no hemos querido trasladar a la población. Con los geles ha pasado algo parecido, se podía haber facilitado la formulación a los farmacéuticos con modificaciones en la normativa, pero esto no se ha producido, aunque el problema ha sido menor que con las mascarillas, ya que la limpieza de manos frecuente con agua y jabón permite combatir la transmisión del virus con eficacia", lamenta.

Su preocupación principal, "compartida por todos los españoles", a nivel personal, es que la crisis se pueda solucionar cuanto antes, acabar con los fallecimientos y tratar de volver a una normalidad con las menores secuelas de salud, económicas y sociales posible originadas por esta pandemia, aunque vaya a traernos cambios y no sea como antes. Está convencido de que saldremos adelante y podremos recuperar nuestra vida. A nivel profesional, su preocupación es que "esta crisis sirva para que se valore en su justa medida y en todos los aspectos a todos los profesionales sanitarios, por parte de la Administración, y particularmente la labor imprescindible de los farmacéuticos comunitarios, incluyéndonos más en las estrategias sanitarias, en especial en todas aquellas que tienen que ver con la mejora de la Atención Primaria, la Salud pública y el uso adecuado de los medicamentos".

¿El Gobierno debería tener más en cuenta a la Farmacia? Su contestación es afirmativa: "Los farmacéuticos comunitarios podemos hacer mucho por contribuir a resolver esta crisis. Lo primero es que de verdad se nos considere profesionales sanitarios y con derecho a contar con medios de protección y material de seguridad, algo que no se ha producido. Además, podemos participar y así lo hemos hecho en la dispensación de medicamentos de diagnóstico hospitalario como estamos demostrando y en la prestación de servicios de atención farmacéutica domiciliaria para que los pacientes más vulnerables puedan evitar riesgos y permanezcan en sus domicilios. De este modo, facilitamos su acceso a los medicamentos y Sefac ha publicado propuestas concretas al respecto. Otro aspecto en el que también hemos manifestado nuestra voluntad de colaboración es en la realización de test de cribado para determinar el grado de propagación de la infección en la población. La red de farmacias es extensa y sus profesionales estamos cualificados para esta labor, pues ya hacemos otros análisis similares. De hecho, Sefac dispone de un plan formativo sobre test serológicos en coronavirus SARS-CoV-2. Además de todo esto, hemos seguido dando el mejor servicio posible a la población en consultas de indicación farmacéutica, educación sanitaria, desmentido de bulos, etcétera, y sobre todo estando al lado de la población y los pacientes sin abandonarles en ningún momento como ya hicimos en la crisis económica del 2008".

Repasa que la población está "legislando" con sus demandas sobre algo que las Autoridades no se habían atrevido a hacer hasta ahora y que es inevitable, cuando aborda el tema del reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables o la dispensación de medicamentos hospitalarias como medidas excepcionales. En esta pandemia, "se ha puesto de manifiesto la importancia de hacer más accesibles los tratamientos a todos aquellos pacientes que lo necesitan, bien sean medicamentos de diagnóstico hospitalario y que podrían ser dispensados perfectamente en las farmacias o bien en la dispensación de medicamentos, que el farmacéutico asegura y luego con la entrega en los domicilios de personas especialmente vulnerables y a las que no se puede dejar de lado". Para Sefac, es una gran noticia que esto se empiece a reconocer.

Gómez confía en que las medidas de confinamiento que se han ido tomando, el trabajo de los profesionales sanitarios, la disciplina y responsabilidad de la mayoría de los ciudadanos permitan que pronto podamos retomar cierta normalidad y controlar el virus hasta que tengamos disponible nuevos tratamientos y una vacuna. Las cifras de nuevos contagios y fallecimientos indican que "vamos por la línea correcta en las últimas semanas". Su mayor temor es que caigamos de nuevo en un exceso de confianza y que el esfuerzo realizado hasta ahora no se viera reflejado en los resultados. Recomienda no bajar la guardia todavía y aprender que actuar de forma rápida, consensuada y efectiva entre todos es fundamental.

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

Fedifar

"Que, en una situación tan complicada como la actual, las empresas de distribución continúen prestando un servicio esencial y puedan suministrar, como lo vienen haciendo, todos los medicamentos y productos sanitarios, en condiciones de equidad, seguridad y calidad, a todas las Oficinas de Farmacia del país para que éstas los pongan a disposición de todos los ciudadanos", describe como su principal preocupación Eladio González Miñor, presidente de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar). Más allá de la crisis sanitaria creada por esta pandemia, "muchos pacientes necesitan disponer de sus tratamientos en las farmacias". Remarca que los mayoristas farmacéuticos deben seguir realizando su trabajo para que así sea.

Desde Fedifar, siempre han mantenido que los distintos gobiernos deben tener en cuenta a todos los agentes de la cadena de suministro de medicamentos para disponer de la mayor información para la toma de decisiones. "Cuánto mayor y más amplia sea la información que dispongan las Autoridades, mejores y más acertadas decisiones podrán adoptar", juzga.

Respecto al establecimiento del precio máximo de venta al público de las mascarillas y de los geles y soluciones hidroalcohólicas; González Miñor interpreta que es una decisión que adoptó el Ministerio de Sanidad en un momento en el que se recuperaba una cierta normalidad respecto a la oferta, toda vez que las distribuidoras farmacéuticas pudieron acudir a los mercados para adquirir estos productos. "Respecto al precio de las mascarillas, se puede considerar bastante ajustado pero razonable para acudir, a día de hoy, a los mercados. Como es un mercado muy fluctuante e inestable, no sabemos lo que pasará en el futuro. De todos modos, creemos que hubiese sido razonable haber dejado un margen de tiempo para que las farmacias y los almacenes mayoristas pudiesen rotar el stock", admite. Recuerda que "hay farmacias y almacenes mayoristas que compraron a precio superior y que tendrán pérdidas".

El reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables y la dispensación de medicamentos hospitalarias le parecen dos medidas acertadas. El caso de la dispensación de medicamentos hospitalarios en Oficinas de Farmacia fue una propuesta que Fedifar, junto con el Consejo General de Colegios oficiales de Farmacéuticos, ofreció a las Autoridades sanitarias como una solución para reducir el riesgo de contagio del Covid-19 entre los pacientes más vulnerables. Creyeron conveniente que, "gracias a la logística de la distribución y a la planificación de las farmacias, miles de pacientes que se ven obligados a recoger estos medicamentos de los hospitales podrían hacerlo de su farmacia más cercana, reduciendo así el riesgo de contagio".

Sostiene que cualquier previsión que se hiciese en estos momentos sería "muy aventurada". Lo que espera es que "no se produzca un repunte en el número de infectados y que el número de víctimas mortales sea cada vez menor".

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

anefp

Desde el inicio de la pandemia del Covid-19, la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp) puso de manifiesto su apoyo al Gobierno en todas las medidas que considerara necesarias aplicar para superar esta emergencia sanitaria. Además, ofreció toda la colaboración del sector en todo lo que fuera necesario con el fin de que se restablezca la normalidad lo antes posible.

En relación con los precios de mascarillas y geles; Jaume Pey, su director general, señala que anefp se muestra a favor de frenar cualquier especulación que se pudiera registrar, al mismo tiempo que considera preciso también tener en cuenta el precio en origen. Recuerda que, debido a la demanda internacional, ha hecho aumentar su precio en muchas ocasiones.

Respecto a las compañías asociadas a anefp que disponen de estos productos, pone en valor que son empresas que operan tradicionalmente en el canal farmacéutico, en el que cuentan con una larga trayectoria, y que, desde el inicio de la pandemia, se han mantenido en contacto con las Autoridades sanitarias para contribuir al abastecimiento del mercado de todos los productos necesarios, brindando información sobre su fabricación y suministro y realizando asimismo donaciones en este ámbito, tanto para la protección de los profesionales sanitarios como de los ciudadanos.

"La mayor preocupación, no sólo del sector de autocuidado, sino de todo el país, es conseguir controlar y superar esta pandemia, afrontando desde la responsabilidad las diferentes fases de la desescalada y llegar al fin del confinamiento y a la vuelta, poco a poco, a la normalidad, con las mayores garantías de salud para todos los ciudadanos", declara Pey. En este sentido, y al igual que ha hecho desde el inicio de la pandemia, durante las fases de desescalada, la industria de autocuidado, desde su compromiso con la salud de las personas, seguirá trabajando para garantizar la producción y el suministro de todos los medicamentos y productos de autocuidado esenciales para combatir esta crisis sanitaria, así como para otras sintomatologías, en colaboración permanente con el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

Las compañías asociadas a anefp están recibiendo puntualmente toda la información que las Autoridades sanitarias, tanto a nivel nacional como internacional, les remiten para asegurar el abastecimiento de todos los productos del ámbito de su sector necesarios para el tratamiento del Covid-19. Pey hace hincapié en que, gracias al esfuerzo de estas empresas, los medicamentos de autocuidado han estado disponibles para el ciudadano con normalidad.

¿El Gobierno debería tener más en cuenta a la Farmacia? Responde que "el sector de autocuidado considera que la farmacia y sus profesionales han tenido, tienen y seguirán teniendo un papel esencial en la lucha contra la pandemia por Covid-19". A su juicio, "los profesionales farmacéuticos han estado desde el primer momento en primera línea, respondiendo a las necesidades de los ciudadanos, proponiendo y desarrollando iniciativas para los colectivos más vulnerables, como la entrega de medicamentos a domicilio o la iniciativa Mascarilla19, por nombrar sólo algunas de ellas". Traslada un sincero reconocimiento y gratitud desde anefp por la labor que están desarrollando y por su "rol esencial" en esta crisis sanitaria, así como su colaboración con estos profesionales sanitarios.

Pey valora muy positivamente el reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables o la dispensación de medicamentos hospitalarias como medidas excepcionales que se han aprobado durante el estado de alarma. "Permiten la ayuda a los colectivos más vulnerables y, en muchas ocasiones, con un mayor riesgo frente a este virus. Como sociedad debemos agradecer el ofrecimiento de la farmacia a realizar estos servicios y la aceptación por parte de las autoridades sanitarias a que se estén llevando a cabo", reflexiona.

Sostiene que el de autocuidado, seguirá siendo, en esta nueva fase, como en la etapa anterior, un sector esencial en esta vuelta a la normalidad, garantizando la fabricación y el suministro de los medicamentos y productos de autocuidado esenciales en esta nueva fase y difundiendo a través de sus canales digitales, consejos de prevención, protección y, en definitiva, de autocuidado.

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

Fefac

Antoni Torres, presidente de la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (Fefac), cree que la medida de marcar un precio máximo de las mascarillas y de los geles y soluciones hidroalcohólicas permite controlar el incremento de precios hasta puntos que se pueden considerar de abusivos, llevada a cabo de una forma adecuada. "Es positiva y ha sido bien acogida por el sector, puesto que con ella se evita la especulación por parte de empresas que tienen como único objetivo el máximo lucro, y no el de colaborar en la mejora de la situación de emergencia sanitaria que vivimos actualmente", reflexiona. ¿Cree que se debería aplicar a toda la producción y no solo a los fabricantes autorizados por la Aemps? Diserta que este punto de los geles "ha generado una gran confusión en la población debido a que no fue bien comunicado por el Ministerio y la posterior corrección tampoco fue suficientemente aclaratoria y colocó a las farmacias ante una presión del ciudadano exigiendo un precio fijado cuando no lo era y obligando a la farmacia a dar muchas explicaciones innecesarias y complicadas de entender por la población". "Respecto si a todas las marcas o no, lo realmente importante, y que no tengo constancia de que se haya realizado, es el diálogo con la farmacia para acordar un mecanismo que sin renunciar al objetivo de regulación del precio fuese consensuado por todos", certifica.

Como presidente de la empresarial de farmacias de Cataluña, sus principales preocupaciones están en dos ámbitos. Las operativas: "El hoy, hacer frente al impacto económico, laboral, de seguridad en el trabajo, organizativo y de protocolos de trabajo, adelantándonos para dar respuesta a las situaciones, problemas y necesidades que las farmacias nos trasladan a diario". Desde la declaración del estado de alarma, el pasado 14 de marzo, desde Fefac han hecho un gran esfuerzo por analizar, interpretar y sintetizar la multitud de información laboral, normativa sanitaria, riesgos laborales, económica y de ayudas para facilitar la gestión y el día a día de sus asociados. Paralelamente, y para asegurar el servicio farmacéutico, en la medida de lo posible, se han dirigido a crear y promover una bolsa de trabajo de emergencia que permitiese cubrir las posibles bajas por infección en los equipos.

La segunda preocupación se encuentra en el ámbito estratégico: "El mañana, como farmacias, nuestra principal preocupación no ha variado, garantizar la salud de la población, facilitar el acceso de medicamentos y material sanitario, así como informar y orientar a la población en este caso acerca del Covid-19 y poniendo en valor el enorme esfuerzo que se ha hecho y en el que ha quedado evidente el papel de establecimiento sanitario de la farmacia, la importancia de su capilaridad y accesibilidad y como primer punto de contacto con el Sistema Sanitario". Esto ha facilitado el descongestionar tanto a las Urgencias de hospitales y centros de Salud como a los servicios telefónicos de emergencia, protegiendo de esa forma a la población que no acudió a los mismos.

Al ser cuestionado por si el Gobierno debería tener más en cuenta a la Farmacia; Torres alaba que Alba Vergés, consejera de Sanidad de Cataluña, publicara en un determinado momento un tuit agradeciendo la labor de las farmacias catalanas, y que Meritxell Budó, consejera de Presidencia, hiciera declaraciones explícitas agradeciendo el papel de las farmacias. "En el extremo contrario; tenemos las polémicas declaraciones de Fernando Simón, al asegurar que los profesionales farmacéuticos no tienen un riesgo superior en relación con el Covid-19 respecto a otros profesionales, declaraciones que hemos criticado duramente desde el sector farmacéutico", amonesta. "Independientemente de declaraciones, aunque ilustrativas, sí se han encontrado formas diferentes de considerar la farmacia, unas escuchando y colaborando, aunque en ocasiones no se compartan las decisiones y otras menos o incluso nada dialogantes. Unas considerando al profesional farmacéutico y a sus equipos como colaboradores valiosos y otras menos", falla. Al Gobierno le pide dos cosas. Una el entorno de las personas, sensibilidad y reconocimiento en lo que respecta a la implicación y papel sanitario desempeñado por las farmacias y sus equipos. La segunda petición es en el entorno profesional; presencia y participación en igualdad de condiciones que el resto de profesionales sanitarios para replantear conjunta y consensuadamente la atención primaria al ciudadano, "puesto que toda ella en su conjunto se ha revelado como punto crítico del Sistema y todos los profesionales tenemos un papel relevante a desempeñar para ser mucho más eficientes".

Para él, el reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables o la dispensación de medicamentos hospitalarias son dos medidas excepcionales muy positivas. Demuestran que "la farmacia, y el farmacéutico, es un agente sanitario imprescindible en la cadena sanitaria y que su actuación puede aliviar la carga asistencial de los hospitales y otros centros de salud y que es perfectamente coordinable con la farmacia de hospital". Para el ciudadano, "es más que evidente, pues recibe el medicamento en la farmacia de su elección, sin desplazamientos ni pérdidas de tiempo ni esperas ni a días y horas determinadas". Para el Sistema de Salud, "garantiza la calidad y trazabilidad del servicio al ser realizado por la cadena del medicamento, laboratorio, distribución mayorista y farmacia, cuyas características de seguridad, rapidez y control están muy por encima de cualquier otro sistema de distribución".

Por último, anima a los compañeros farmacéuticos, "profesionalmente en un momento crucial", a ser fuertes y a seguir trabajando como lo han hecho hasta ahora. "Lo que más temo es que se caiga de nuevo en el error de los proteccionismos, los corporativismos o la dirección sin consenso con los profesionales. Socialmente nos esperan a todos momentos muy complicados, en los que el papel de vertebrador social y factor de equidad de la farmacia será imprescindible", determina.

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

Aeseg

La pandemia ha sido una circunstancia sobrevenida con un efecto devastador que nadie preveía. El objetivo de la Asociación Española de Medicamentos Genéricos (Aeseg) ha sido, desde el primer momento, el de colaborar y asegurar el suministro de los medicamentos en general y el de los genéricos en particular. Igualmente, y muy importante, asegurar la seguridad de los trabajadores de todas las compañías asociadas a la patronal. Para ello, han fomentado la comunicación constante con las Administraciones sanitarias, con el Ministerio de Sanidad, con la Aemps, con el Ministerio de Industria y con la Dirección General de Aduanas, entre otros.

Raúl Díaz-Varela, presidente de AESEG, declara que en esta primera fase han conseguido "controlar y asegurar el suministro". Alrededor del 70% de los medicamentos declarados esenciales por la Aemps para el tratamiento del Covid-19 tiene versión genérica. Indica que la industria ha incrementado su producción con este fin. Por ejemplo, de productos críticos, de utilización en las UCIs, como puede ser el caso del Atracurio, han multiplicado la producción por diez.

"Hemos demostrado que el medicamento genérico es una red de seguridad para el Sistema Nacional de Salud (SNS), que garantiza el acceso al tratamiento de manera costo-eficiente. Para cualquier tipo de medicamento, tanto hospitalario como de la red de farmacias", expone Díaz-Varela.

El crecimiento de los genéricos en la Oficina de Farmacia, debido a la pandemia, en el mes de marzo se multiplicó por cinco. Pasó de un aumento del 3% que tenían en el pasado mes de febrero a crecer un 15% en el de marzo. Matiza que "esto ha significado un incremento en la producción de unidades de productos crónicos de un 18%". Comunica que han producido en un mes ocho millones de unidades más. El 50% de esos ocho millones se corresponde a productos que son esenciales como el Paracetamol o el Omeprazol. Le recordamos que el Paracetamol estuvo en riesgo de desabastecimiento. El presidente de Aeseg responde que, gracias al esfuerzo realizado desde la industria farmacéutica de genéricos, han logrado que ese riesgo se haya disminuido y han asegurado su suministro. De acuerdo con sus palabras, eso se ha conseguido por "la agilidad" que han demostrado, "gracias a la colaboración en la fabricación de estos productos", y también porque tenían "stocks de seguridad".

Sobre cómo valoran el reparto de medicamentos a domicilio a personas vulnerables o la dispensación de medicamentos hospitalarias como medidas excepcionales que se han aprobado durante el estado de alarma; Díaz-Varela opina que, "en momentos excepcionales, hay que tomar medidas excepcionales, donde se pongan en valor la seguridad del paciente, del ciudadano". Otra iniciativa que cita es la de ampliar la capacidad de dispensación con la receta electrónica de hasta tres unidades de un medicamento al mes para evitar que el paciente fuera al centro de Salud. Incide en que han trabajado unidos con la farmacia y con la distribución. Agradece el que la sociedad lo haya entendido y haya retirado sus productos de uno en uno, para no comprometer el abastecimiento. "Éste es un ejemplo de la fuerza que tiene la farmacia a la hora de interlocución con el paciente para transmitir medidas", manifiesta. En general, concluye que "estas medidas se han revelado como muy útiles y prácticas".

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19

Farmaindustria

El pasado 29 de abril, Martín Sellés, presidente de Farmaindustria, analizó junto a Humberto Arnés, director general de la Asociación, en videoconferencia con una treintena de medios de comunicación la crisis por el coronavirus. "Ya hay más de 80 proyectos de desarrollo de vacunas frente al coronavirus, y por el conocimiento acumulado y la capacidad de fabricación a gran escala de varias de nuestras compañías farmacéuticas hay muchas probabilidades de que alguna o varias de ellas tengan éxito. Además, la industria farmacéutica se ha comprometido a que no habrá ánimo de lucro y la vacuna llegará a todo el mundo a un coste asequible. La confianza volverá y el miedo desaparecerá de nuestras vidas cuando tengamos esa vacuna eficaz y segura para poder administrar a cientos de millones de personas". Con estas palabras, Sellés quiso transmitir un mensaje de esperanza sobre la crisis sanitaria desatada por el coronavirus.

Sellés aseguró que el esfuerzo que están realizando las compañías farmacéuticas en la investigación de posibles tratamientos y vacunas frente a este virus es el mayor que se recuerda en el sector. Afirmó que, "nunca antes, se ha visto un esfuerzo mayor en el ámbito de la investigación clínica". Vaticinó que, en los próximos meses, vamos a tener noticias positivas con alguna de las vacunas en investigación, de forma que pueda estar disponible a comienzos del año próximo.

El reto para las compañías farmacéuticas está siendo doble. Por un lado, desarrollar una vacuna eficaz y, por otro, tener capacidad de producción a gran escala para producir miles de millones de dosis lo antes posible. "Hay una serie de compañías que tienen ambas capacidades, porque llevan decenas de años trabajando en vacunas sobre enfermedades infecciosas, como la meningitis, la neumonía, el zika o el ébola", dijo. Ahora, esas mismas compañías han anunciado su disposición incluso a fabricar miles de dosis de potenciales vacunas antes de su aprobación, es decir, con riesgo de tener que desecharlas. "Si vamos por el camino tradicional de producir una vez que tenemos resultados solidos no llegaríamos al paciente hasta varios meses después. Por eso, distintas compañías han anunciado el comienzo de la fabricación de miles de dosis de vacunas a riesgo de no ser eficaces, pero es la única forma de poder llegar a tener una vacuna disponible para todo el mundo en el primer trimestre de 2021", comentó. Hay que recordar que el desarrollo de una vacuna normalmente necesita un mínimo de entre siete y ocho años, y el reto esta vez es hacer todo ese proceso en sólo unos meses.

En cuanto a la investigación en medicamentos, el presidente de Farmaindustria destacó el papel protagonista que está teniendo España en este aspecto: "Estamos haciendo múltiples ensayos clínicos con distintos medicamentos para ver cuáles son los más eficaces y, sobre todo, saber cuál es el momento más adecuado para aplicar cada uno de ellos. En este ámbito, los hospitales españoles, tanto públicos como privados, están siendo muy protagonistas. Ahora mismo en España hay hasta 53 ensayos clínicos en marcha y otros 55 estudios observacionales para comprobar la eficacia de estos medicamentos, lo que convierte a España en uno de los países del mundo con un mayor número de ensayos clínicos en marcha frente al coronavirus".

El suministro del resto de medicamentos a las farmacias y los hospitales desde que empezó la crisis sanitaria está siendo el otro gran caballo de batalla de las compañías farmacéuticas durante esta pandemia. "Hasta 25 millones de españoles necesitan tomar al menos un medicamento cada día. Y hoy podemos decir que el reto que teníamos para que ni uno de esos medicamentos faltara en el domicilio de cada uno de ellos lo hemos superado", suscribió Sellés. Las 82 plantas de producción de medicamentos que tenemos en España activaron sus planes de contingencia desde el comienzo de la pandemia y han podido funcionar a pleno rendimiento, en muchos casos doblando turnos.

"Creemos que esta crisis ha puesto de manifiesto la importancia que tiene contar con sectores radicados en nuestro país con capacidad productiva para poder reaccionar ante una emergencia sanitaria. El sector farmacéutico es de esos sectores claves que deben ser protegidos y potenciados en el futuro para tener garantizada una producción local de bienes con los que tener una capacidad de reacción ante cualquier crisis", concluyó Sellés. Según Arnés, los sectores vinculados a la transición ecológica, a la digitalización y a la investigación biomédica van a protagonizar en los próximos años el proceso de reconstrucción de nuestro país. Con todo, la industria farmacéutica se ha comprometido a que la vacuna y los tratamientos del Covid-19 estén a un coste asumible, para que lleguen a toda la población.

el-sector-farmaceutico-ante-la-respuesta-al-covid19




,