"El futuro de la farmacia pasa por una adaptación en la que deben primar los servicios a los pacientes"


09-10-2020

¿Cómo ha evolucionado el papel del farmacéutico? ­Hacia dónde se dirige la farmacia como espacio de salud? En a pie de calle, siempre en contacto directo con los profesionales del sector, buscamos respuestas a estas y otras preguntas clave.

Ricardo Folgado es el farmacéutico titular de una oficina de farmacia en la valenciana localidad de Sollana. Su infancia está estrechamente ligada a la farmacia. "Mi padre era farmacéutico de oficina de farmacia, y yo pasé gran parte de mi adolescencia ayudándole a envasar bicarbonato y magnesia efervescente; embotellar alcohol ...

Ricardo Folgado es el farmacéutico titular de una oficina de farmacia en la valenciana localidad de Sollana. Su infancia está estrechamente ligada a la farmacia. "Mi padre era farmacéutico de oficina de farmacia, y yo pasé gran parte de mi adolescencia ayudándole a envasar bicarbonato y magnesia efervescente; embotellar alcohol (ya que lo traían en garrafas de 25 litros a granel); colocar pedidos, etc.; hasta que en 1985 abrí mi propia botica". En total 35 años de dedicación y entrega a la profesión. "Lo que más me gusta es la resolución de los problemas de mis pacientes a los que les aporto mayor calidad de vida".

Gran conocedor de la farmacia tanto rural como urbana donde ha ejercido, afirma que no existen grandes diferencias entre ambas. "Por mi experiencia, la farmacia de ámbito urbano a pesar de que era muy cercana a uno de los mayores Hospitales de la Comunidad Valenciana, no dejaba de ser una farmacia de barrio, y los vecinos tenían una relación igual a la que se tiene en un ámbito rural, de más cercanía y familiaridad".

Mucho ha cambiado la botica desde que Ricardo empezó. "La rutina de la farmacia ha ido cambiando paulatinamente en estos últimos años en líneas generales, y muy rápida y drásticamente en lo referente a la aplicación de nuevas tecnologías. Las farmacias van a la cabeza de todos los establecimientos en cuanto a implementación informática, renovándose constantemente en todas las nuevas tecnologías".

Gran capacidad de adaptación del sistema de farmacias que siempre debe estar orientado hacia los clientes. "El futuro de la farmacia pasa por una adaptación en la que deben primar los servicios a los pacientes, y dejar de un lado el mercantilismo que se da en demasiadas ocasiones, y que no solo no

beneficia, sino que amenaza con hacer desaparecer esta preciosa profesión".

Una buena gestión del medicamento y separar el gasto farmacéutico del hospitalario están entre las prioridades de futuro. Por supuesto, evitar la rebaja de márgenes, año tras año, "pues hace que algunos medicamentos sean prácticamente infabricables".

Por tanto, una profesión con grandes cambios, pero también con profesionales cualificados. "Es un sector en el que imperan las transformaciones constantes –sobre todo en las aplicaciones sanitarias de nueva medicación–, por lo que debemos estar en continua formación para poder aplicar en nuestra práctica diaria esas novedades".

Un futuro que Ricardo observa con cierta preocupación. "He visto en estos 35 años de profesión una deriva mercantilista que se aleja de lo que debe ser la farmacia". Ante esta situación ¿qué hacer? "Centrarnos más en adquirir las competencias para una buena dispensación del medicamento, y olvidarnos un poco más del paramedicamento, cuyo crecimiento desmedido ha hecho que se vaya perdiendo la razón última de la farmacia, que no es otra que curar y aliviar a nuestros convecinos".



,