El teletrabajo y la distancia social promueven el uso de pantallas y aumenta el riesgo de malas posturas


09-10-2020
Al margen del teletrabajo, la nueva normalidad también favorece la dependencia de los dispositivos telemáticos en otros ámbitos ya que, para evitar el contacto físico, son más frecuentes las videollamadas, el e-learning y las compras on-line.
 
La irrupción de la pandemia ha cambiado nuestras vidas modificando hábitos y costumbres. En el ámbito laboral se ha dado un gran impulso al teletrabajo, una fórmula que se puso en práctica durante el confinamiento y que muchas empresas han mantenido como estrategia productiva. Ante la nueva situación, el Ministerio ...