El déficit de vitamina D se relaciona con el mal pronóstico del covid-19 y con un mayor riesgo de mortalidad


20-05-2021

Farmacia, Atención Primaria y Medicina Interna ahondan, en el III congreso SEMERGEN-SEFAC, en las últimas novedades en vitamina D y covid-19

El III congreso SEMERGEN-SEFAC afronta este jueves su última jornada, una sesión en la que el covid-19 ha vuelto a tener su cuota de protagonismo. Farmacia, Atención Primaria y Medicina Interna han abordado, ...

El III congreso SEMERGEN-SEFAC afronta este jueves su última jornada, una sesión en la que el covid-19 ha vuelto a tener su cuota de protagonismo. Farmacia, Atención Primaria y Medicina Interna han abordado, en la primera mesa redonda de al tarde, las últimas novedades en vitamina D y su relación con la infección por SARS-CoV2.

A este respecto, Pablo García Vivanco, farmacéutico, dietista, nutricionista y miembro del Grupo de Trabajo de Nutrición de SEFAC, expone que "la pandemia de covid-19 ha tenido unas dimensiones descomunales, impactando gravemente sobre la formas habituales de vida y colapsando los sistemas sanitarios a nivel global". Es, además, como todos sabemos, "de una enorme contagiosidad y morbimortalidad, y adquiere altas letalidades en pacientes mayores de 60 años con comorbilidadades".

En relación con la vitamina D, cuenta que estudios observaciones han comprobado que pacientes con covid-19 presentaron déficit generalizado de vitamina D por diversas causas. Asimismo, "la gravedad de la hipovitaminosis D parece relacionarse con el mal pronóstico de covid-19 y con un mayor riesgo de mortalidad" y "los adultos con hipovitaminodis D tenían un mayor riesgo de infectarse con SARS-CoV2".

Existen, añade el experto, evidencias científicas "esperanzadoras", pero débiles (faltan ensayos clínicos) sobre los beneficios de tener concentraciones plasmáticas óptimas de vitamina D (30-60 ng/dl), para conseguir disminuir la contagiosidad del coronavirus, tener mejor evolución y evitar la UCI, disminuir la mortalidad e iniciar una pronta recuperación de los pacientes. En este sentido, "las formas orales de colecalciferol en concentraciones elevadas es una opción terapéutica eficaz y segura para conseguir niveles elevados de vitamina D, según recomendaciones de diferentes organismos nacionales e internacionales"

Con lo cual, a falta de un

tratamiento viricida eficaz, "la vacunación masiva, así como la sinergia entre todo el sistema sanitario (médicos de familia, farmacia comunitaria y medicina hospitalaria) son clave para vencer esta pandemia".

Por su parte, Lisardo García Matarín, médico de familia en la UGC El Parador, Roquetas de Mar (Almería) y miembro de los Grupos de Trabajo de Hipertensión Arterial y Enfermedad Cardiovascular, de Gestión Sanitaria, Calidad y Seguridad del Paciente y de Respiratorio de Semergen, ahonda en la relación entre al falta de vitamina D y los factores de riesgo del coronavirus, una evidencia para la que hay estudios de todo tipo. Primeramente menciona uno italiano con 61 pacientes que analiza el grado de presión parcial de oxígeno a nivel arterial y los de vitamina D, "observando que en los que tienen una APO2 inferior a 60 los niveles de vitamina D son claramente más bajos a los que mantienen una APO2 teniendo el covid-19 por encima o igual a 60 milímetros de mercurio".

Estudios más amplios y análisis geológicos muestran resultados parecidos .Por ejemplo, explica García, "en uno de 46 países se observa cómo la deficiencia de vitamina D se asocia de forma significativa y clara con la posibilidad de tener mortalidad por covid-19".

Y lo mismo con los metananálisis. Es el caso de uno que analiza 39 estudios y observa que el riesgo de tener infección por covid-19 es más alto en quienes tienen déficit de vitamina D, "pero no solo eso, pues la mortalidad y la gravedad de los sujetos que tienen déficit de vitamina D mantienen unas probabilidades superiores a 2,5 para ambas", señala.

En cuanto a las evidencias sobre el tratamiento con vitamina D cuando ya se ha desarrollado la enfermedad, agrega, "el estudio más relevante analizaba el tratamiento agudo con vitamina D en pacientes hospitalizados por covid-19. No se observaron, sin embargo, diferencias estadísticamente significativas entre vitamina D en esta dosificación dada y el placebo".

En cambio, otro estudio realizado en el Hospital del Mar con 930 pacientes ingresados por covid-19, "detecta de forma clara y significativa que haber recibido hidroxivitamina D al ingreso conllevaba mucho mejor pronóstico tanto para evitar el ingreso en UCI como para disminuir el riesgo de mortalidad".

Para concluir, Javier Sobrino Martínez, jefe del Servicio de Medicina Interna del FHES (Fundació Hospital de l´Esperit Sant) de Barcelona y presidente de laSocietat Catalana d´Hipertensió Arterial i Risc Vascula aporta algunos consejos a tener en cuenta desde la farmacia comunitaria en tiempos de covid-19. Debido al aumento de la prevalencia del déficit de vitamina D en España, manifiesta, "es importante tomar medidas desde la oficina de farmacia que ayuden a la resolución de este problema".

A su juicio, el primer paso que debe dar el farmacéutico es "adquirir conocimientos sobre las interacciones de la vitamina D y la biodisponibilidad de los fármacos para generar sinergias entre el médico y el farmacéutico en pro del éxito del tratamiento", es decir, "valorar a la hora de tomar medicamentos y acompañarlos con la alimentación".

Es importante, remarca, "informar a los pacientes que acudan a la farmacia comunitaria para que lleven a cabo unas adecuadas prácticas que faciliten unos niveles serios adecuados, así como determinar los niveles, buena alimentación, interacción fármaco-nutriente, exposición al sol, etc".




,