"No es ningún secreto que la farmacia comunitaria se enfrenta a una era de transformación"


12-07-2021

Lars-Åke Söderlund, Presidente de la Sección de Farmacia Comunitaria de la FIP, nos relata como ha afectado la pandemia del coronavirus al sector farmacéutico.

__Más que nunca, la pandemia del coronavirus (Covid-19) ha colocado a los farmacéuticos en la primera ...

__Más que nunca, la pandemia del coronavirus (Covid-19) ha colocado a los farmacéuticos en la primera línea de la Atención Primaria. Durante esta crisis de salud, desencadenada por el Covid-19, la participación de la farmacia ha sido crucial en sus diferentes campos y competencias, tanto en la labor investigadora como en la atención de los pacientes que acudían a las farmacias comunitarias en busca de asesoramiento sanitario profesional.

No es ningún secreto que la farmacia comunitaria se enfrenta a una era de transformación mientras se enfrenta con muchos desafíos nuevos en medio de la pandemia. A medida que la lucha contra el Covid-19 continúa en 2021, las farmacias se están convirtiendo en un destino de atención sanitaria centralizado, preparadas para desempeñar un papel aún más importante en las pruebas rápidas, la vacunación de los pacientes y el apoyo a la salud a largo plazo de nuestra población, por ejemplo, con la prevención, cribados de enfermedades, tratamiento de dolencias y la lucha contra las enfermedades no transmisibles. Y al mismo tiempo, trabajamos incansablemente para adelantarnos a las necesidades cambiantes de los pacientes y la Atención Primaria, y para adaptarnos e implementar nuevos avances tecnológicos.

He hablado muy a menudo de la importancia de utilizar todo tipo de tecnología digital como facilitador para proporcionar mejores y nuevos servicios y satisfacer las necesidades y expectativas de los pacientes. Pero nada reemplazará la importancia de las interacciones cara a cara entre los farmacéuticos y sus pacientes, brindando asesoramiento y apoyo confiables en el corazón de nuestras comunidades.

Ya es hora de reforzar el papel de la

oficina de Farmacia en el Sistema Nacional de Salud e integrar la red de farmacias comunitarias en la Estrategia de Salud, con objetivos y metas claros: nuestros sistemas de salud lo necesitan, nuestros pacientes lo exigen. Cuatro áreas de gran importancia para la farmacia son la prevención y la inmunización, detección de enfermedades, dolencias menores y enfermedades no transmisibles. Todos estos factores son extremadamente importantes en la nueva normalidad: para cada nación, para cada administración de atención sanitaria, para cada paciente.

La farmacia comunitaria está lista y preparada para enfrentar estos desafíos. No hay Atención Primaria sin la farmacia comunitaria. Como tal, ahora enviamos una oferta abierta a cada Departamento de Salud, para co-crear un futuro modelo de Atención Primaria de la salud: cercano, accesible, de alta calidad, más eficiente, con práctica colaborativa, con mejores resultados, servicios físicos y digitales, un nuevo modelo sostenible durante muchos años. ¡Llámenos!, nuestros pacientes comunes lo exigen. Lo sé porque he hablado con ellos y me han expresado sus necesidades. Volver a la normalidad no es una opción. Y no hacer nada, tampoco es una opción.

Para leer el artículo completo descarga el pdf adjunto.




,