¿Cuál es la estrategia más efectiva para la vacunación?

Se ha planteado una distribución diferente de las vacunas por franjas de edad enfocada en una desescalada con un riesgo menor de rebrote.

Un proyecto de final de grado en Ingeniería Matemática en Ciencia de Datos de la Escuela de Ingeniería de la UPF ha aprovechado el acceso a los datos con el avance de la digitalización para hacer un estudio del impacto de la pandemia en Barcelona y establecer pautas de vacunación ...

Un proyecto de final de grado en Ingeniería Matemática en Ciencia de Datos de la Escuela de Ingeniería de la UPF ha aprovechado el acceso a los datos con el avance de la digitalización para hacer un estudio del impacto de la pandemia en Barcelona y establecer pautas de vacunación adecuadas a las condiciones existentes.

Genona Torruella, autora de la investigación, manifiesta "hemos trabajado con los datos accesibles desde el portal de datos abiertos de la Generalitat de Catalunya para hacer una evaluación del impacto de la pandemia sobre la población catalana según su origen socioeconómico y para diseñar diferentes estrategias de vacunación". Las conclusiones obtenidas ponen en evidencia que en zonas con una mayor renta media anual se detectaron casi la mitad de casos que, en zonas más desfavorecidas, concretamente en el área metropolitana de Barcelona y teniendo en cuenta las dos primeras olas de la pandemia. El trabajo ha sido dirigido por Miguel Ángel Cordobés, docente e investigador del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF.

Predicción del número de contactos de los barceloneses

Para testear diferentes estrategias de vacunación, se ha utilizado un modelo de red para reflejar los patrones de contacto social de la población de la ciudad de Barcelona. "Entrenamos el modelo con los datos de la encuesta POLYMOD, que recoge el número de contactos de personas europeas considerando la ocupación, el nivel educativo, el género y la edad. Este modelo se ha aplicado a los datos demográficos que nos facilita el Ayuntamiento de Barcelona desde su portal de datos abiertos para hacer una predicción del número de contactos de los barceloneses", explica Torruella.

Finalmente, se ha aplicado a esta red un modelo epidemiológico para testear diferentes estrategias de vacunación priorizando por franjas de edad, parametrizando el modelo con las características de la variante alfa de la covid-19 y asumiendo que con la vacunación podemos detener la transmisión del virus.

Tres estrategias de vacunación

  • Estrategia I: vacunamos los grupos de edad: 15-24 y +65
    • Generalmente, la gente joven tiene una vida social más activa que la gente mayor, y esto implica que sean los causantes de buena parte de los contagios. La vacunación de los jóvenes tiene un fuerte impacto en el número de personas contagiadas, pero no tan significativo en la tasa de mortalidad. Contrariamente, vacunando la gente de edad más avanzada reduce de manera rápida la mortalidad, pero no tiene efecto en la contención de los contagios.

  • Estrategia II: vacunamos la población entre 25-39 / 40-64
    • Estos grupos de edad contienen la mayor parte de la población, por lo tanto, el número de personas contagiadas decrece de manera rápida cuando inmunizamos estos grupos. Con las simulaciones llevadas a cabo, los autores han obtenido los mismos resultados en cuanto a contagios y mortalidad cuando:

      • Vacunamos el 80% del grupo de edad 25-39 y el 40% de la población entre 40-64.

      • Vacunamos el 40% de ambas franjas de edad.

  • Estrategia III: propuesta de vacunación igualitaria para los mayores de 25.
    • En la simulación en la que no hay ninguna persona inmunizada, obtenemos que pasados 150 días un 2.4% de la población sería contagiada y un 0.74% de los positivos resultaría en fallecimiento. En el escenario donde vacunamos sólo el 80% de la población de más de 65 años, al cabo de los 150 días el modelo prevé un 2.3% de la población contagiada y una tasa de mortalidad de 0.46%. Claramente hemos reducido la mortalidad, pero vemos que el número de contagios se mantiene.

    • En cambio, en el supuesto de vacunar al 20% de la población de cada franja de edad superior a los 25 años, obtenemos una ratio de contagiados del 1.1% y una mortalidad del 0.32%, reduciendo a la mitad tanto los contagiados como la mortalidad.

La autora concluye que, en la estrategia de vacunación que se ha llevado a cabo en Cataluña se han priorizado los colectivos de riesgo y no se han tenido en cuenta los patrones sociales a la hora de diseñar la desescalada: se han reducido las restricciones sin que el colectivo responsable de la mayor parte de contagios haya sido inmunizado debido a la necesidad de dar aire a ciertos sectores económicos. Lejos de la culpabilización de los jóvenes para esta quinta ola, este proyecto se plantea que una distribución diferente de las vacunas por franjas de edad habría permitido desescalar con un riesgo menor de rebrote.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts