Llega la revolución en la dermofarmacia con los aceites ozonizados


21-07-2021

Sus múltiples propiedades regenerantes e hidratantes actúan en el cuidado de alteraciones o afecciones cutáneas.

La belleza está en constante evolución, tratando de incrementar la calidad de sus productos para encontrar soluciones e incorporando nuevos principios y componentes para una mayor eficacia. Este es el caso de los aceites ozonizados que, por sus múltiples beneficios, han llegado para quedarse. El ozono no era algo ajeno al ...

La belleza está en constante evolución, tratando de incrementar la calidad de sus productos para encontrar soluciones e incorporando nuevos principios y componentes para una mayor eficacia. Este es el caso de los aceites ozonizados que, por sus múltiples beneficios, han llegado para quedarse.

El ozono no era algo ajeno al mundo de la belleza, ya se llevaba utilizando durante años en tratamientos de medicina estética, a partir de la ozonoterapia. Ahora sus propiedades antiinflamatorias, germicidas, regenerantes, cicatrizantes, calmantes, hidratantes, antioxidantes y reparadoras, lo han convertido en un aliado importante en la cosmética. Todas sus propiedades convierten al ozono en una solución ideal para cuidar las pieles más frágiles y sensibles. Así las pieles atópicas o reactivas verán rápidamente su beneficio, así como los pacientes oncológicos o personas que sufren algún tipo de alteraciones cutáneas como dermatitis, rosácea o psoriasis.

Además, son recomendables para todos aquellos que necesiten de una hidratación más profunda de la habitual. Donde mejor se conservan las propiedades del ozono es en los aceites vegetales que pueden ser sometidos a un proceso de ozonización. El resultado de esta acción es la base sobre la que se fundamenta la cosmética de ozono, una formulación sencilla a la que luego se van añadiendo los principios activos necesarios que se precisen para conseguir el resultado deseado del producto.

El aceite ozonizado tiene una gran capacidad germicida lo que hace que actúe de manera muy eficaz contra bacterias, virus y hongos. Por ello es muy recomendable para tratar problemas como el cuero cabelludo sensible o irritado, la caspa, alergias o la aparición de hongos. Además, destaca su acción regeneradora consiguiendo reparar la piel dañada de una manera muy rápida. Esta propiedad hace que estos cosméticos funcionen de maravilla para tratar cicatrices, dermatitis atópica, quemaduras solares o manchas de hiperpigmentación.

Es importante también su efecto antiinflamatorio que suaviza los picores y que pueden tener resultados efectivos en tratamientos de psoriasis, rosácea o eczemas, así como su función súper hidratante que consigue prevenir la aparición de estrías o reparar las pieles más secas.

Los laboratorios Ozoaqua son los pioneros en nuestro país, en una cosmética que en otros países europeos es ya muy popular, y han lanzado su primera firma de dermocosmética con una línea de productos para el cuidado de la piel de toda la familia.




,