La revolución genómica, con la digital, permite investigar más rápido


14-09-2021

La industria farmacéutica ha demostrado lo que aporta a la salud. Los costes de los medicamentos podrían bajar si se saca partido de las herramientas nuevas para el desarrollo digital de los fármacos y se trabaja más en conexión con las autoridades para acortar los tiempos de acceso al mercado. Si se acortan los tiempos de desarrollo de los productos y de acceso al mercado, habrá más espacio para trabajar de una manera más eficiente.

En la segunda jornada del Simposio del Observatorio de la Sanidad, Las Lecciones de la Covid-19; tuvo lugar una mesa redonda sobre los nuevos retos de la biomedicina y la industria farmacéutica, en un entorno en el que la sostenibilidad y la política de precios tienen gran importancia. David Beas, government ...

En la segunda jornada del Simposio del Observatorio de la Sanidad, Las Lecciones de la Covid-19; tuvo lugar una mesa redonda sobre los nuevos retos de la biomedicina y la industria farmacéutica, en un entorno en el que la sostenibilidad y la política de precios tienen gran importancia.

David Beas, government affairs & market access director en Janssen, señaló que la biomedicina es un área de investigación presente en nuestra vida cotidiana, por el rol clave que tiene en el desarrollo de determinados medicamentos. "Se ha avanzado mucho en la línea de profundizar en mecanismos moleculares, celulares, genéticos, que han permitido identificar las bases causales de estas enfermedades. En ese sentido, tenemos grandes ejemplos como la terapia celular avanzada, CAR-T, terapias dirigidas, medicamentos en enfermedades infecciosas potencialmente mortales, como ha sido en el contexto de la Hepatitis C o el VIH", declaró. Para él, sería interesante profundizar en el conocimiento de la investigación básica. Igualmente, crear el marco en cuanto a la incentivación de políticas que permitan el desarrollo de la I+D. No hay que olvidar que, de cada 10.000 moléculas, sólo una llega a comercializarse. Con un coste cercano a los 2.000 millones de euros. Una vez que se ha generado la innovación, es importante facilitar el acceso. Es primordial la digitalización y el compartir datos. La aproximación más social es poner al paciente en el centro de todo esto.

Federico Plaza, director de Government Affairs de Roche Farma en España, comentó que la posibilidad de financiar nuevos productos con nuevas indicaciones de acuerdo con los resultados en salud, con los beneficios en la vida real para los pacientes, es una tendencia que estamos arrancando en nuestro país. "Esto necesita la confluencia de elementos que han

llegado para quedarse y que tienen que crecer, y desarrollarse más. Por ejemplo, todo lo relacionado con la Salud digital. En este momento, podemos manejar datos a través de herramientas de Inteligencia Artificial de una manera que es incapaz la mente humana de hacerlo. A esto, hay que unir la revolución genómica. Muchos de los medicamentos, en oncología o enfermedades raras, vienen de la mano de la secuenciación completa que se ha conseguido del genoma humano. La revolución genómica con la revolución digital permite trabajar con datos para investigar mejor, investigar más rápido, conseguir que los medicamentos lleguen antes, reducir el tiempo entre la básica y la clínica. Muchos medicamentos nuevos se desarrollan en fase temprana a través de herramientas de Inteligencia Artificial", dijo. Mejora la calidad de la investigación, reducen los riesgos de la investigación, tanto para los pacientes como para la inversión. Acorta los tiempos. Algo que se ha aprendido en la pandemia es que "trabajando en equipo, con las autoridades reguladoras, podemos acortar los tiempos y conseguir que fármacos que tardaban doce años en venir lleguen en año y medio o dos años". Al final, esto ayuda a la sostenibilidad del sistema. Hay que buscar sistemas que garanticen a la Administración que está invirtiendo, no gastando. Lo que se pretende es mejorar la esperanza de vida. El precio justo de un medicamento es el precio del resultado, del valor que tiene.

Nati Calvente, corporate affairs head en Novartis Farmacéutica, compartió que su compañía trabaja por la sostenibilidad del sistema. "Tenemos una línea de trabajo muy importante en nuestra parte de nuestros genéricos y biosimilares para que la innovación llegue en tiempo y forma a los pacientes", sostuvo. Cada vez, "vamos a nichos de pacientes más concretos porque buscamos el beneficio concreto de pacientes".

Por su parte, Marta Moreno, directora de Corporate Affairs y Market Access para AstraZeneca en España, describió que en el último año y medio ha habido muchos aprendizajes. "La industria farmacéutica ha demostrado lo que aporta a la salud", aseveró. "No sé si existe alguna industria como la farmacéutica que tenga la valentía, como en este caso ha hecho AstraZeneca, de poner una vacuna sin ánimo de lucro, gratuita hasta la perpetuidad para los países más desfavorecidos y luego también dejarla para el resto de los países para que fuera un acceso lo más accesible posible. Y en tiempo récord", afirmó. Hizo hincapié en su compromiso con la sociedad para erradicar la pandemia. La suya "es la vacuna que ha llegado a más países del mundo, a 170 y se han administrado ya a día de hoy 121 millones de vacunas". Es la más suministrada en la India. Las compañías farmacéuticas "trabajan sin descanso" para seguir investigando, sacando nuevas moléculas. AstraZeneca dispone ya, para esos pacientes que se han visto inmunodeprimidos, con enfermedades autoinmunes, los oncológicos, que no generan los suficientes anticuerpos para estar protegidos, de un anticuerpo monoclonal disponible con un perfil de seguridad tremendo, con una duración de doce meses.

En la tarde del día anterior; Antonio Pérez Ostos, presidente de Bidafarma, contó cómo la cooperativa se está encargando de almacenar y distribuir las vacunas contra el coronavirus de manera altruista: "Para afrontar la crisis, todos los sectores tenían que poner su granito de arena y nosotros decidimos prestar nuestro apoyo con la distribución de más de 12 millones de dosis de vacuna". En cuanto a los retos que ha supuesto esta gestión de las vacunas, explicó que "fue necesario hacer inversiones para cumplir con las condiciones de bajas temperaturas que precisaba la vacuna de Pfizer". El presidente de la cooperativa hizo referencia a la creación de Sensafarma, plataforma de venta online de productos de parafarmacia, como una de las consecuencias positivas y la colaboración público-privada y entre distribuidoras que ha fomentado la crisis. A su parecer, "una cosa muy importante que hemos visto es que antes vivíamos más individualmente, y ahora hemos visto la necesidad de hacer cosas conjuntas".




,