"La investigación es el motor de la medicina y es la que favorece la asistencia"


16-09-2021

El 22 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria alberga en su segunda jornada la mesa `Innovación e investigación en el sistema sanitario´

Como motores del sistema sanitario, la innovación y la investigación están teniendo un rol protagonista en el 22º Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, pero la segunda jornada dedica, además, una sesión expresamente a ellas. Primeramente, José Castillo, director Científico del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago argumenta sobre ...

Como motores del sistema sanitario, la innovación y la investigación están teniendo un rol protagonista en el 22º Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, pero la segunda jornada dedica, además, una sesión expresamente a ellas. Primeramente, José Castillo, director Científico del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago argumenta sobre la faceta de marcador asistencial de la investigación biomédica. Comenta que se justifica por dos ejes. "Por un lado, por la demanda social de que la atención sanitaria sea de calidad. Por otro lado, el propio ejercicio de la medicina genera incertidumbre. Y esto nos obliga a todos a cuestionarnos si lo que hacemos está bien hecho o podemos hacerlo mejor".

Así pues, entre las prioridades de la investigación biomédica, Castillo destaca varias claves. "Lógicamente el primer objetivo es satisfacer las necesidades de salud de la población, así como el impulso de la innovación asistencial, la modernización de la estrategia I+D+i biomédica, la transferencia de los resultados de investigación, la consideración de los resultados científicos en la toma de decisiones, la mejora de la calidad en la gestión de la asistencia e investigación y la generación de empleo".

Pese a todo, es relevante, según el experto que "estamos continuamente cuestionando si el hospital debe aplicar parte de sus capacidades en hacer investigación o no, olvidando que la investigación es el motor de la medicina y es la que favorece la asistencia. Sirve incluso como un control de calidad del hospital. Y no lo digo yo, así lo demuestran multitud de estudios que relacionan investigación y calidad asistencial en los hospitales".

Aunque si algo ha servido la pandemia es para que en los últimos meses se haya realizado muchísima investigación, y para que haya "cambiado radicalmente nuestra forma de ver y

solucionar los problemas en muy poco tiempo". Solo hacen falta, destaca el experto, "entusiasmo y medios".

De cómo hemos evolucionado con la covid-19 se encarga de hablar Isaac Túñez, secretario General de Investigación, Desarrollo e Innovación en Salud de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. No sin antes dejar claro que investigación e innovación son el mismo concepto: uno significa generar conocimiento, y otro, aplicar ese conocimiento. "En Andalucía, para poder desarrollar las lineas que nos puedan llevar a cubrir esa investigación e innovación, hemos diseñado una estrategia para la que hemos contado con un nutrido grupo de expertos, desde la AP, a especialistas, pasando por enfermeros, y representantes de la sanidad pública y privada. Todas las visiones nos interesan y tenemos que apostar por esa línea".

"Apostar por investigación es invertir", remarca. De esta manera, "a través de esta estrategia que hemos diseñamos, y de la mano de esta situación que estamos teniendo, hemos tenido que reinventarnos. Se han generado 672 iniciativas de I+D+i en covid-19, pero también hemos tenido que hacer un gran esfuerzo para no desatender el resto de patologías". "El covid ha venido a tomar un papel relevante, a tensionar el sistema y invitarnos a reflexionar. Tenemos que hacer un gran acopio de convencimiento de la necesidad de invertir en innovación. Valorando los resultados, sí, pero para eso primero hay que tener proyectos".

En esta línea, concluye, "hemos creado algo muy importante: las redes. Hemos prestado especial atención a la potenciación y establecimiento de redes colaborativas entre centros, niveles asistenciales, áreas temáticas y a la colaboración público privada. También hemos venido trabajando y viendo que era necesario colaborar en redes para sumar sinergias y capacidades para el desarrollo de nuevas terapias y hacerlas más accesibles a nuestra población".

Por su parte, Fernando Barturen, jefe de Servicio de Anestesiología y Reanimación del H.U. de Son Espases de Palma de Mallorca, cuenta su experiencia en la integración de Sistemas de Información Asistenciales en Baleares, en concreto, el Proyecto BDAC, que viene a suplir algunos inconvenientes del anterior sistema. Se trata de "una herramienta de historia clínica estructurada y no documental que tiene que estar basada en arquetipos y catálogos únicos y normalizada según estándares. Además, está centrada en el paciente, es colaborativa y única e incluye herramientas de comunicación HL7, herramientas avanzadas de representación de información, indicadores de calidad de información y actividad, orientada a la aplicación de inteligencia artificial y telemedicina y con capacidad para almacenar y servir catálogos y para generar registros".

El germen de BDAC es que "la complejidad de los sistemas de información ha aumentado, pero paralelamente hay un incremento en la madurez en comunicaciones y estandarización". Por tanto, agrega Barturen, "la solución no pasa por una plataforma única como solución por la convivencia de múltiples sistemas y la constante aparición de nuevos departamentales y por la necesidad de comunicación con otros sistemas de salud".

La solución, insiste, "pasa por la normalización de los orígenes, con arquetipos y catálogos únicos", así como por una herramienta centralizada "que haga de HUB de comunicaciones, que permita una consulta inteligente de la historia clínica, sirva información a petición, asuma la gestión de catálogos y genere indicadores de calidad de uso".

Otra iniciativa autonómica es el proyecto GENESIS, impulsado en la Comunidad de Madrid. Como explica Mª Luz de los Mártires Almingol, directora General de Sistemas de Información y Equipamientos Sanitarios de la Consejería de Sanidad, la iniciativa(Generación del Sistema de Información Sanitaria concentra la estrategia de transformación digital del Servicio Madrileño de Salud "para su posicionamiento como referente en los modelos de innovación y disrupción en los ecosistemas de salud digital de los sistemas públicos sanitarios" y está basada en la medicina basada en el valor.

Recuerda que la medicina del futuro va a estar marcada por las 4P, y apoyada, del mismo modo, sobre un mayor uso de los datos, "que son fiables, útiles y accesibles". Pero esta transformación plantea una serie de desafíos, "profundos cambios organizativos en la forma de trabajar y de pensar de gestores y profesionales, rompiendo con la inercia); evitar "el ruido y el vacío digital", trabajando en un entorno altamente heterogéneo y muy dinámico que obligue a ser eficaz y eficiente; e interoperabilidad, es decir, la colaboración y la coordinación real entre unidades y la desaparición de los silos, facilitando el flujo de información".

Pero el impacto de la medicina basada en el valor es, al final, el camino a seguir, pues será la forma de "maximizar la calidad asistencial y entender los resultados en salud, que es el valor percibido por el paciente e integra los indicadores PROS y PREMS; medir la variabilidad y realizar benchmark para reducirla; potenciar el trabajo en equipo, el trabajo en red y el abordaje multidisciplinar, con el apoyo de la tecnología, para que los datos sirvan de apoyo a las decisiones cínicas y de gestión; mejorar el acceso a la innovación; y aumentar la sostenibilidad aplicando eficiencias en el uso de fármacos y técnicas.

En cualquier caso, continúa, "la pandemia ha impulsado de gran manera la digitalización del proceso asistencial. El covid-19 ha supuesto una oportunidad en ese sentido, obligando a la adaptación a una sanidad más digitalizada y centrada en el paciente Así, durante el alto 2020 se ha avanzado mucho en procesos de telemedicina".



,