La investigación farmacológica requiere de la perspectiva del paciente


29-09-2021

La voz del paciente es crítica para orientar el proceso de investigación de nuevos medicamentos, y su experiencia, vital para lograr tratamientos más eficaces y que garanticen los mejores resultados en salud.

En un contexto donde la medicina de precisión gana cada vez más peso en el campo de la investigación, es esencial "incorporar la experiencia del paciente a la investigación". Así lo afirmó Juan López-Belmonte, presidente de Farmaindustria, este miércoles durante la celebración del V Congreso de Organizaciones de Pacientes en ...

En un contexto donde la medicina de precisión gana cada vez más peso en el campo de la investigación, es esencial "incorporar la experiencia del paciente a la investigación". Así lo afirmó Juan López-Belmonte, presidente de Farmaindustria, este miércoles durante la celebración del V Congreso de Organizaciones de Pacientes en la capital española. "La razón de ser de la investigación biomédica y de la industria farmacéutica es intentar traer medicamentos para satisfacer condiciones médicas no cubiertas, ya sea para aliviarlas o curarlas. Nuestro fin último es el paciente. Por eso, tiene que estar involucrado desde el inicio de la investigación de cualquier fármaco".

La experiencia del paciente permite entender realmente cómo se convive con una enfermedad concreta, y esa información es inestimable para identificar necesidades no cubiertas o específicas de determinados perfiles de pacientes, para definir prioridades de investigación y para optimizar el diseño de los ensayos clínicos, añadió. Y en esta línea destacó la importancia de la digitalización del sistema sanitario para incorporar esa experiencia a la toma de decisiones, y en particular en la investigación de medicamentos.

En este camino, recordó López-Belmonte, "desde Farmaindustria hemos contribuido a acelerar la participación a través de diferentes acciones". Una de las más valiosas para este cometido es la guía de Recomendaciones para la articulación de la participación de los pacientes y las asociaciones de pacientes en el proceso de la I+D farmacéutica, presentada en mayo del año pasado y fruto del trabajo colaborativo entre organizaciones de pacientes y compañías farmacéuticas. En esta misma línea, anunció, Farmaindustria ha venido colaborando en este último año con representantes de pediatras, de investigadores y de pacientes en una nueva guía orientada en particular a la investigación en medicamentos pediátricos, y que se presentará en octubre.

Mejorar el

acceso a los nuevos medicamentos en España, preocupación compartida

Todo este trabajo en los últimos años ha contribuido a conseguir que España sea hoy una referencia internacional en ensayos clínicos de medicamentos, sobre la base de una colaboración estrecha en Administración sanitaria, hospitales, pacientes y compañías farmacéuticas.

No obstante, aún queda camino por recorrer y obstáculos que superar. Uno de los retos, explicó el presidente de Farmaindustria, es seguir trasladando a los pacientes y a la sociedad general la importancia de la investigación biomédica. Otro, consolidar a España como uno de los países líderes en ensayos clínicos a nivel mundial. "En Farmaindustria tenemos claro que España tiene una gran oportunidad en la investigación biomédica para atraer más inversiones internacionales, gracias a la ventaja competitiva que nos da nuestro liderazgo en ensayos clínicos". El objetivo, explicó, es trazar una estrategia de país que a medio plazo permita dar un gran paso adelante y aprovechar esta oportunidad, y tal estrategia pasa por implicar en la investigación a más hospitales en toda España y por facilitar al máximo la circulación de pacientes por el país para participar en ensayos.

Durante el coloquio se destacó como uno de los obstáculos el terreno perdido por España en los últimos años en materia de acceso a nuevos medicamentos. En este sentido, España sufre una desventaja clara con países de referencia como Francia, Italia y Alemania en los tiempos de acceso y disponibilidad de la innovación una vez aprobada por la Agencia Europea de Medicamentos. Esto tiene como consecuencia que los pacientes españoles tienen menos oportunidades que sus vecinos de otros países. Y, por otro lado, claramente debilita el mensaje hacia el exterior para llamar a la inversión de las compañías farmacéuticas y amenaza la calidad y la eficiencia del sistema sanitario, como viene explicando Farmaindustria. Asegurar el mejor acceso posible a los medicamentos, en términos similares al que se produce en los grandes países europeos, es una necesidad, y las compañías farmacéuticas insisten en hallar soluciones con la Administración.



,