"Hemos echado de menos que no se utilizaran las redes de reparto farmacéutico para repartir mascarillas, geles, etc."


07-10-2021

¿Cómo ha evolucionado el papel del farmacéutico? ¿Hacia dónde se dirige la farmacia como espacio de salud? En a pie de calle, siempre en contacto directo con los profesionales del sector, buscamos respuestas a estas y otras preguntas clave.

Christina Rubio (La Rioja) Nos trasladamos a La Rioja Baja para conocer a nuestra siguiente entrevistada. En la comarca de Arnedo y a los pies del monte Isasa se encuentra Préjano, de apenas 60 vecinos. "En este contexto tan específico la farmacia es crucial. Acuden a nosotros sobre todo personas ...

Christina Rubio (La Rioja)

Nos trasladamos a La Rioja Baja para conocer a nuestra siguiente entrevistada. En la comarca de Arnedo y a los pies del monte Isasa se encuentra Préjano, de apenas 60 vecinos. "En este contexto tan específico la farmacia es crucial. Acuden a nosotros sobre todo personas adultas, pues los niños y adolescentes son atendidos en otro municipio".

Y es que sin la botica rural no se entendería la farmacia de hoy en día: "Hemos desarrollado un papel de gran relevancia, en especial desde la pandemia". Si bien la atención al público es connatural a la farmacia con un trato próximo e individualizado, ésta se ha visto incrementada durante el Covid-19: "Hemos tenido que atender a domicilio, por teléfono resolviendo dudas y hemos incrementado la relación farmacéutico-médico-enfermero".

Tanto es así que en momentos críticos de la aparición del brote ha sido de vital importancia la cercanía y el contacto entre los profesionales sanitarios. "Nos permitía difundir información de prevención adaptada a las necesidades del paciente y proporcionar medicación de manera más rápida". Todo lo cual en una población amplia hubiera sido difícil. Pero también ha habido carencias, que en el mundo rural se acrecientan: "Hemos echado de menos que no se utilizaran las redes de reparto farmacéutico para repartir mascarillas, geles, etc., y que no aceptaran nuestra disposición para hacer test y cribados, lo cual hubiera facilitado mucho que llegaran a tiempo".

La situación de la farmacia rural es compleja: "En los pequeños municipios la farmacia está sufriendo mucho, nos encontramos aislados, padecemos las bajadas de precio de medicamentos, el aumento de competencia al pasarse muchos productos de parafarmacia a otros canales comerciales, la disminución de población por envejecimiento y otras causas propias del entorno, todo lo cual

merma nuestra viabilidad", asegura Christina, y añade: "Pido a la Administración una forma legal que permita conservar el servicio en los pueblos y nuestro desarrollo profesional de forma más completa".

Unas circunstancias no exentas de dificultades, pues muchas de ellas son farmacias VEC: "No vemos un futuro en el pueblo en los próximos años". Esto impide, además, el desarrollo de otros servicios: "En mi farmacia vendo mayoritariamente medicamentos, ya que la parafarmacia representa 10%. Con estos márgenes tan bajos no tengo suficiente público para que sea rentable la incorporación de otros servicios". La botica rural es decisiva dentro de la red de oficinas de farmacias, y es que muchas localidades quedarían aisladas y desatendidas sin esta asistencia: "Es responsabilidad de todos defender y luchar por un modelo que garantiza el acceso de toda la población a los servicios sanitarios".



,