La salud muscular, ósea, cardiovascular y sistema inmunitario mejoran fruto de la actividad física y el deporte


11-11-2013

Son algunos aspectos valorados en el marco del I Simposio de Actividad física, hidratación y salud organizado por el CSIC en Sevilla.

La vinculación entre la actividad física y el deporte con la salud y los beneficios para nuestro organismo es cada vez objeto de mayor interés no solo por parte de los expertos, sino de la población general interesada en mejorar su calidad de vida. Junto a ello, las pautas ofrecidas ...

La vinculación entre la actividad física y el deporte con la salud y los beneficios para nuestro organismo es cada vez objeto de mayor interés no solo por parte de los expertos, s

ino de la población general interesada en mejorar su calidad de vida. Junto a ello, las pautas ofrecidas por los expertos sobre cómo mantener unos correctos niveles de hidratación en nuestro organismo, especialmente durante la práctica deportiva, resultan determinantes para lograr un mayor rendimiento físico y preservar el bienestar del deportista. Estos son algunos de los aspectos a abordar en el transcurso del primer simposio de ‘Actividad física, hidratación y salud’ organizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con la colaboración de Coca-Cola, que ha tenido lugar en el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla.

Según la Dra. Nieves Palacios, Jefe de Servicio de Medicina, Endocrinología y Nutrición del Centro de Medicina del Deporte del Consejo Superior de Deportes y participante en el Simposio, “existen numerosas evidencias científicas que reconocen el ejercicio físico como una importante medida terapéutica, ya que mejora el control de la tensión arterial, el perfil lipídico, la glucosa en sangre, potencia la masa muscular y aumenta el contenido mineral óseo, entre otros efectos, con la consiguiente mejora de la salud ósea, muscular y cardiovascular”.

A este respecto otro de los ponentes en el simposio, el Dr. Pedro Manonelles, Presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte, apunta que “los beneficios que se obtienen con la actividad física en todos los grupos de edad son muchísimos, porque tiene efectos sobre prácticamente todos los sistemas orgánicos, desde el cardiovascular, osteomuscular, las funciones cognitivas, prevención de algunas enfermedades…”.

Además de la práctica habitual de deporte, mantener una alimentación equilibrada es crucial para una vida sana. Aproximadamente el 70%  del peso de nuestros músculos es agua,  y ésta se considera  como un elemento esencial para la mayoría de los procesos fisiológicos. Asimismo, nuestro organismo no almacena el agua, por lo que la cantidad que perdemos diariamente debe restituirse mediante la ingesta de agua y otros líquidos, y alimentos con un alto contenido en agua, de forma periódica y rutinaria. Por eso, mantener una correcta hidratación es especialmente relevante cuando se realiza actividad física o deporte.  



,