Los pacientes valoran positivamente la dispensación colaborativa de medicamentos DHDH


13-10-2021

Un estudio del Consejo General deja claro que no hay razón para que las experiencias de dispensación colaborativa de medicamentos de Diagnóstico hospitalario y Dispensación hospitalaria (DHDH) no continúen después de pasado lo peor de la pandemia.

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos presentó este miércoles el Estudio y valoración de experiencias de dispensación colaborativa de medicamentos de Diagnóstico hospitalario y Dispensación hospitalaria (DHDH) durante la COVID-19; que evalúa las experiencias de dispensación colaborativas impulsadas durante la pandemia en diversas CC AA así como la opinión al ...

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos presentó este miércoles el Estudio y valoración de experiencias de dispensación colaborativa de medicamentos de Diagnóstico hospitalario y Dispensación hospitalaria (DHDH) durante la COVID-19; que evalúa las experiencias de dispensación colaborativas impulsadas durante la pandemia en diversas CC AA así como la opinión al respecto de farmacéuticos comunitarios, hospitalarios, gestores y pacientes.

El informe, elaborado por la consultora Hiris, desvela que la coordinación en la dispensación de medicamentos hospitalarios en farmacias comunitarias contribuye a una mejor atención farmacéutica, una mayor sostenibilidad económica, social y ambiental, y genera un alto grado de satisfacción de los pacientes. Asimismo, que las experiencias impulsadas en la pandemia de dispensación colaborativa entre farmacéuticos hospitalarios y de farmacia comunitaria son valoradas muy positivamente por farmacéuticos, gestores y pacientes.

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos, destacó que las conclusiones del estudio son "lecciones de la pandemia que no debemos olvidar". A su juicio, se ha conseguido promover la proximidad en el acceso informado de estos tratamientos, siempre con "la custodia farmacéutica". Esto genera una "continuidad asistencial". Jordi de Dalmases, vicepresidente del Consejo General de Farmacéuticos, por su parte, informó de que el estudio consta de cuatro bloques: estudio de situación, modalidades de dispensación colaborativa de medicamentos DHDH con estudio comparativo de protocolo, estudio de opinión de pacientes y estudio de profesionales involucrados. El estudio es una fotografía de los meses en lo que estuvimos confinados. Insistió en que la custodia del fármaco ha permanecido en manos farmacéuticas en todo momento y en la importancia de la comodidad del paciente.

Ana Herranz, vocal nacional de Farmacia Hospitalaria, habló desde el punto de vista de la farmacia hospitalaria. "Todo inicia en la farmacia hospitalaria, en el momento del confinamiento más duro.

Aunque era una de las excepciones para poder salir a la calle, nos pusimos en marcha para buscar vías de acercar el medicamento al paciente para disminuir los riesgos", dijo. Fue un reto porque de a noche a la mañana se tuvieron que iniciar consultas de telefarmacia. En función de las características de los pacientes, de su situación clínica y laboral, el farmacéutico de hospital decidía enviar al domicilio la medicación o hacerlo a través de la dispensación colaborativa con las Oficinas de Farmacia. Hubo mucho trabajo de convencimiento de que había que seguir con los tratamientos. Se puso el foco en abrir canales de comunicación bidireccional con los pacientes y con los farmacéuticos de todos los niveles asistenciales.

Jesús Fernández, director general Hiris, detalló los resultados. Subrayó que hay en torno a un millón de personas que tienen que acudir periódicamente a los hospitales a recoger medicamento, llevárselos a sus domicilios y administrárselos ellos mismos. El coste económico de estos medicamentos está en torno al 50% de la factura de medicamentos. El perfil de los pacientes es sobre todo crónicos que llevan muchos años con sus medicamentos. Ese millón de personas realiza en torno a 10 visitas por año, lo que supone unos 16 millones de horas en desplazamientos. Se hizo para el estudio un estudio sistematizado de los protocolos desarrollados en las CC AA. En todos los casos se contaba con el consentimiento del paciente. En muchos casos, la elección de la farmacia comunitaria corría a cargo de los pacientes. En todos los casos, había trazabilidad de extremo a extremo del medicamento en cuestión. Una de las conclusiones es que los pacientes valoraron positivamente la experiencia y que debería tener continuidad. Entre los temas a mejorar; entre otros, la necesidad de digitalizar el sistema de trazabilidad, la de establecer mecanismos de compensación justa a los farmacéuticos comunitarios, la de optimizar los canales de comunicación entre profesionales.

Asimismo, se comprobó que los farmacéuticos comunitarios se consideran preparados para llevar esta tarea a cabo de dispensación colaborativa. Los COF están dispuestos a participar en la revisión de los circuitos de dispensación colaborativa. Determinó que "no hay razón para que dichas experiencias no continúen después de pasado lo peor de la pandemia". El Covid-19, en ese sentido, "nos ha enseñado que hay muchas cosas en Sanidad que podíamos hacer mejor que antes". También comunicó que las incidencias fueron pocas y menores.

La visión de los pacientes la trasladó Carina Escobar, presidenta de la Plataforma Española de Pacientes. Sostuvo que es un reto garantizar la continuidad asistencial. Recordó que las personas que viven solas, con menos recursos, se han cuidado peor, que hay que buscar fórmula para atraerles al sistema y que ésta, la de la dispensación colaborativa, es una buena manera de conseguirlo. Aguilar se congratuló de que ésta es una forma de colaboración entre dos patas de la profesión extraordinaria. Desde el punto de vista económico, "ni lo hemos pensado", aseveró, por la situación de emergencia que vivía el país. Puntualizó que, si es un sistema de éxito, ya se hablaría de otro tema. Lo importante para él era ahora presentar un proyecto de éxito con los datos de los tres meses de confinamiento duro.

los-pacientes-valoran-positivamente-la-dispensacion-colaborativa-de-m

Las conclusiones del estudio son:

-El Covid-19 ha puesto en marcha experiencias de colaboración entre la farmacia comunitaria y hospitalaria en la dispensación DHDH a pacientes externos. Los expertos participantes en los comités asesor y de pacientes consideran conveniente dar continuidad y extender, mejorando algunas condiciones del servicio.

-La gran mayoría de los pacientes a los que se les propuso la recogida de mu medicamento DHDH en farmacia comunitaria durante la pandemia aceptó dicha alternativa y muchos de los pacientes entrevistados han mostrado su satisfacción con la experiencia y su deseo de continuidad.

-La dispensación colaborativa de los medicamentos DHDH entre el servicio de farmacia hospitalaria y farmacia comunitaria es una buena opción para un grupo determinado de pacientes externos ya que aúna una atención farmacéutica más completa, centrada en el paciente.

-Los farmacéuticos comunitarios están plenamente dispuestos a asumir esta nueva función para lo cual están preparados y disponen de las condiciones para garantizar una atención de calidad, segura y confidencial, mejorando el seguimiento farmacoterapéutico del paciente crónico, y sin salida del medicamento DHDD del circuito farmacéutico.

-Los COF han mostrado su disposición y capacidad para colaborar con la Administración en la organización de estos circuitos en una situación de emergencia y se muestran dispuestos a colaborar en su continuidad y mejora, promoviendo la protocolización de estas prácticas y el refuerzo de la formación de los farmacéuticos comunitarios que pueda resultar necesaria.

-Es conveniente realizar una evaluación de las experiencias realizadas con el fin de aprender y mejorar las prácticas realizadas. Evaluación que debiera extenderse a las primeras fases de continuidad de la dispensación colaborativa.

-En la actualidad hay CC AA que han optado por continuar con la dispensación colaborativa establecida durante la pandemia, otras que han decidido volver atrás y otras que nunca la implementaron. La evaluación de las experiencias realizadas debería servir para extender la colaboración en la dispensación.

La dispensación colaborativa supone, en algunos casos, ahorros para los pacientes, y para la sociedad. Puede contribuir también a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) y permite la colaboración de la red de farmacia comunitaria. Algunos informes como el más reciente de la AIREF abogan por ello. La compra pública de medicamentos DHDH es plenamente compatible con la dispensación colaborativa y un régimen de remuneración a las farmacias comunitarias y distribuidores por su colaboración adecuado a su función.

Consulta el "Estudio y valoración de experiencias de dispensación colaborativa de medicamentos de Diagnóstico hospitalario y Dispensación hospitalaria (DHDH) durante la COVID-19".



,