La competencia desleal entre las farmacias: la expresión máxima de la idiotez de la rebotica


08-11-2021

Los farmacéuticos y las farmacéuticas sois la razón de ser de IM Farmacias. Esta sección pretende convertirse en vuestro espacio, un lugar en el que hablar sin pelos en la lengua de los temas y las cuestiones que más os interesen. Estas páginas son vuestras. Estaremos encantados de ser vuestro altavoz.

Abián Mesa. Farmacéutico comunitario, integrador social y divulgador de salud. Cuando me piden mi opinión para hablar sobre cualquier tema de farmacia, mi cerebro entra en un estado de bloqueo y redirige mis neuronas para hablar de lo que más rabia me da de nuestro mundo profesional. Hablo de lo que ...

Abián Mesa. Farmacéutico comunitario, integrador social y divulgador de salud.

Cuando me piden mi opinión para hablar sobre cualquier tema de farmacia, mi cerebro entra en un estado de bloqueo y redirige mis neuronas para hablar de lo que más rabia me da de nuestro mundo profesional. Hablo de lo que nadie se atreve a hablar, hablo de lo que realmente todo el mundo sabe, pero dejamos de emitir para sonreír falsamente. Me re­ ero a la competitividad desleal entre las farmacias. Me re­ ero a la competición absurda y tóxica que tenemos entre nosotros.

Os pregunto: ¿Quién no sabe de una farmacia que ha copiado cosas de otra? ¿Quién no sabe de un farmacéutico que ha intentado tirar por tierra el trabajo de otro? ¿Nunca te ha llamado un representante de un laboratorio porque otra farmacia le ha llamado acusándote de poner más descuento en unos productos de parafarmacia? ¿No has oído nunca que la farmacia de la esquina de tu barrio es la peor del mundo? Estas preguntas que te formulo son la tónica toxica de nuestro día a día dentro de nuestras boticas. La estupidez farmacéutica en su máxima exposición que se muestra dentro de lo absurdo y que solo enseña a la sociedad un colectivo divido y que solo piensa en su porvenir personal.

Si razón tiene tu cuñado `el catedrático´ que sabe de todo, incluido el Covid-19, en decir que en la otra farmacia son más divertidos y le sonríen más. Si es que a título personal pienso que te levantas algo enfadado y quieres arruinar el día a otro compañero.

Las farmacias son el perfecto lugar para mejorar la salud de las personas. Y es que como ya sabemos, el farmacéutico es el mejor profesional

sanitario a pie de calle. ¡Que nos lo digan cuando la pandemia!

Debemos pararnos un momento y re‑ exionar. Además, yo quiero hacerlo contigo. ¿Qué pasaría si todas las farmacias emitiéramos el mismo consejo? ¿Qué pasaría si todos fuéramos un colectivo más unido que no se va bloqueando en Instagram cual niño celoso y con una perreta? ¿Qué pasaría si dejáramos trabajar a nuestros compañeros aceptando sus diferencias y la diversidad de las personas? ¡Ay, Mari Carmen, que te voy a apuntar en un curso de habilidades sociales!

Deberíamos comenzar a mirar de la puerta de nuestra farmacia hacia dentro y dejar de pensar que otros compañeros son nuestra competición cuando en realidad son nuestro bote salvavidas.

Si ya lo dicen mis padres, dos personas canarias de 70 años que hacen grandes cantidades de comida diaria y que intentan cebarme a toda costa: "Abián, si no crecen tus compañeros, no creces tú".

Somos el ejemplo del profesional que escucha, que entiende y que está siempre disponible. Las farmacias son establecimientos sanitarios pese a quien le pese y nuestro valor es tan incalculable que no hay números existentes para ponerle un precio. Lo hacemos bien, pero podemos hacerlo mejor.

El crecimiento de nuestra profesión es el crecimiento tuyo. Aprende que todos vamos en el mismo barco con la misma dirección y estamos metidos en el mismo saco: al ­ nal, mostrar a la sociedad que somos un colectivo unido, comprometido, útil, estructurado y fuerte es bene­ cioso para todos. ¡Te invito a creer mientras crecer con tus compañeros!



,