Hefame y Pfizer se unen para concienciar sobre la depresión y reivindicar la figura del farmacéutico en su abordaje


22-11-2021

Las empresas se unen para mostrar en qué consiste la enfermedad, cuáles son sus síntomas y la importancia de seguir adecuadamente la medicación.

Grupo Hefame y Pfizer quieren proteger la salud mental de los pacientes, impulsando una campaña para concienciar a la población sobre la importancia de la depresión y poner en valor la figura del farmacéutico en su detección. La iniciativa incluye la difusión de vídeos y publicaciones que incluyen información básica ...

Grupo Hefame y Pfizer quieren proteger la salud mental de los pacientes, impulsando una campaña para concienciar a la población sobre la importancia de la depresión y poner en valor la figura del farmacéutico en su detección. La iniciativa incluye la difusión de vídeos y publicaciones que incluyen información básica para detectar la enfermedad y datos sobre su impacto en la población.

A través de esta colaboración ambas compañías pretenden aprovechar su sinergia para dar la máxima visibilidad a esta afección, utilizando los altavoces que proporcionan sus canales de comunicación, dado que se trata de una enfermedad considerada `frecuente y grave´, cuya incidencia se ha incrementado durante la pandemia, y que afecta ya a más de 300 millones de personas en el mundo.

La campaña recoge a través de un vídeo de contenido didáctico, las claves de la enfermedad, sus síntomas, su impacto social y los objetivos de su tratamiento. Además, mediante imágenes sencillas, se pone en valor la figura del farmacéutico a la hora de lograr la detección de síntomas de la enfermedad que frecuentemente está asociada a otras como la obesidad o enfermedades cardiovasculares.

La iniciativa constituye una nueva vía para poner en valor el compromiso de los sanitarios en la lucha por la salud mental de la población y subrayar la importancia de que los pacientes sigan adecuadamente su tratamiento, dado que actualmente solo el 28 por ciento de los afectados lo completa. La falta de adherencia o el abandono del tratamiento puede tener consecuencias como el agravamiento de la depresión o el surgimiento de complicaciones indeseadas.



,