La rutina para pieles con tendencia acneica que funciona


26-11-2021

Keracnyl, de los laboratorios dermatológicos Ducray, es una gama de cuidados que actúa sobre los factores que provocan imperfecciones, en todas las etapas del acné: desde el exceso de sebo hasta el desequilibrio de poblaciones de la bacteria C. Acnes, contrarrestando la formación del biofilm que lo protege y actuando directamente sobre las células inmunes para reducir la aparición de rojeces.

Tener imperfecciones y una piel propensa al acné no es fácil a los ojos de los demás. Desde puntos negros hasta granos, la autoestima puede verse particularmente afectada. Especialistas en el tema, los Laboratorios Dermatológicos Ducray no solo se enfocan en mejorar la piel acneica, sino que presentan un enfoque ...

Tener imperfecciones y una piel propensa al acné no es fácil a los ojos de los demás. Desde puntos negros hasta granos, la autoestima puede verse particularmente afectada. Especialistas en el tema, los Laboratorios Dermatológicos Ducray no solo se enfocan en mejorar la piel acneica, sino que presentan un enfoque global teniendo en cuenta las necesidades del paciente. Por ello, han hablado con los adolescentes para entender sus inquietudes, sus necesidades y, en definitiva, comprender qué es lo que realmente les ayudaría a sentirse bien. De esta manera los han involucrado en el proceso de renovación de la gama Keracnyl, con el fin de ofrecer productos eficaces y que mejoren la calidad de vida de los pacientes.

Lo que ya sabíamos sobre el acné

El acné es una patología crónica y es una de las dermatosis inflamatorias más frecuentes. La piel sana inicialmente se convierte en acné sin signos notables en la piel, y los primeros cambios ocurren dentro del folículo pilosebáceo. Entonces un día aparece el comedón abierto, llamado punto negro, luego el comedón cerrado, punto blanco, y finalmente el grano, pápula o pústula. En el origen de todas estas disfunciones: una bacteria, Cutibacterium acnes (C. acnes), en la que los Laboratorios Dermatológicos Ducray trabajan desde 2012 en colaboración con la profesora Brigitte Dréno del Hospital Universitario de Nantes.

En 2012, los equipos de investigación descubrieron que la bacteria C. acnes está protegida por una capa de polisacáridos, llamada biofilm. Esta protección natural promueve la aparición de las primeras lesiones de acné y dificulta el funcionamiento de los tratamientos con antibióticos. En 2016, después de años de trabajar de la mano de la profesora Brigitte Dréno, se produjo un nuevo e importante descubrimiento: el acné no se debe a un

crecimiento excesivo de la bacteria, sino a un desequilibrio dentro de las poblaciones de C. acnes. La bacteria C. acnes no es en sí misma un enemigo. En realidad, se presenta en muchas formas, algunas inofensivas y otras pro-patógenas. El trabajo de la profesora Brigitte Dréno y su equipo muestra que, en los pacientes con acné, la hiperseborrea (la alta producción de sebo) favorece el predominio de la forma propatógena.

Un gran descubrimiento en la comprensión de la fisiopatología del acné

La investigación avanza gracias a la colaboración de los equipos de investigación de Pierre Fabre con el laboratorio INSERM Toulouse. Se ha demostrado la presencia de células inmunes (linfocitos), que producen una interleucina proinflamatoria, la interleucina IL-17, y esto desde las primeras etapas del acné, incluso en ausencia de lesiones visibles a simple vista. Es la bacteria pro-patógena C. acnes la que estimula estas células inmunes y toda la cascada inflamatoria que resulta de ellas. Y eso cambia mucho en términos de enfoque y cuidado.

Para leer el artículo completo, haz clic en el PDF adjunto



,