Este invierno apunta una temporada de gripes y resfriados más larga de lo normal


10-01-2022

Más de un tercio (34%) de los españoles y sus familias ya se han visto afectados por la propagación retardada de los virus invernales.

Ahora que se acercan las fechas más familiares del año no hay que bajar la guardia. Los estornudos, la mucosidad, la congestión nasal, el lagrimeo en los ojos, la tos seca, la irritación, ...

Ahora que se acercan las fechas más familiares del año no hay que bajar la guardia. Los estornudos, la mucosidad, la congestión nasal, el lagrimeo en los ojos, la tos seca, la irritación, el picor nasal, y / o la fiebre leve… Son algunos de los síntomas que nos alertan de que, sin duda, la gripe y los resfriados están de vuelta. Tras casi dos años sin recibir muchas noticias sobre ellos, varios estudios prevén que esta temporada de virus puede ser más larga y dura de lo normal. Por su parte, la pandemia de Covid-19 vuelve a entrar en un periodo de avance con las nuevas cepas, el escenario actual es de incertidumbre, pudiendo darse brotes antes que otros años, durar más y afectar a muchas más personas. Según una encuesta realizada por Johnson & Johnson Consumer Health EMEA, el 34% de los españoles, más de un tercio, ya se han visto afectados por la propagación tardía de los virus invernales.

Dejando a un lado la importancia de la llegada de la época más fría del

año, hace meses que retomamos una vuelta más normal de colegio y oficina, y con ello el inevitable incremento de relaciones y contacto sociales que ello conlleva. Esta dinámica, como era de esperar, ha propiciado un aumento de contagios. También, la pérdida de inmunidad provocada por el tiempo de resguardo y las medidas anti Covid-19, como el uso de mascarillas o distanciamiento social, pueden provocar una mayor susceptibilidad ante el virus de la gripe y el resfriado. Además, la inmunidad ante las cepas de la gripe varía cada año. El 50% de la población pierde, al cabo de 1 año, la inmunidad específica frente a la cepa con la que se vacunó el año anterior.

Con todo ello, habrá que esperar para saber si estas suposiciones acaban por cumplirse. Sin embargo, lo que parece evidente es que la gripe y los resfriados han vuelto y que el Covid-19 y sus diferentes variantes continúan de forma incesante entre nosotros. Por eso, con ellos, surge la necesidad de tratar los virus de una forma correcta. Por costumbre, creemos conocer a nuestro cuerpo y reconocer los síntomas que notamos cuando nos vemos afectados por alguno de estos virus, pero, ahora que a viejos conocidos como la gripe o los resfriados se ha sumado el que ha sido el protagonista de nuestros últimos dos años, cada vez surgen más dudas sobre cómo actuar frente a ellos. Por eso es fundamental conocer y diferenciar los síntomas de cada uno, para, así, saber desde un primer momento cuál será la mejor opción de tratamiento para cada caso específico.

Cómo hacer frente a la gripe y los resfriados

Aunque muchas veces los confundamos, los virus de la gripe y el resfriado tienen ciertas diferencias en lo que sintomatología se refiere. El virus de la gripe actúa de una manera más abrupta y se centra especialmente en la sensación de sequedad e irritación de garganta alertan de que el virus de la gripe ha invadido el cuerpo. Una retahíla de síntomas le siguen. Desde la tos seca o improductiva, hasta el dolor de cabeza y muscular. Pasando por la fiebre, hasta llegar a padecer, aunque rara vez, estornudos, secreción nasal y lagrimeo.

Por otro lado, los síntomas de los resfriados son, principalmente, nasales, como estornudos, congestión y secreción nasal. Además, otros posibles signos pueden ser la tos, la garganta irritada o los ojos llorosos. Los síntomas que señalan un posible constipado pueden aparecer, de forma paulatina, hasta tres días después de que hayamos contraído el virus.

Esta amplitud de síntomas supone que, en ambos casos, se ofrezca necesariamente un tratamiento específico para cada uno de ellos. El correcto tratamiento se enfoca en paliar los síntomas mientras la enfermedad sigue su curso y las defensas del organismo eliminan los virus. Por eso, debemos seleccionar aquellos medicamentos que mejor se adapten en cada caso a los síntomas que presentamos y queremos aliviar.

Entre ellos podemos encontrar analgésicos y antipiréticos, antitusivos, descongestivos, mucolíticos, expectorantes ... solos, o en combinación en forma de antigripales. En el caso de estos últimos contienen diferentes principios activos que alivian los principales síntomas de la gripe o el resfriado. Estos principios activos que forman parte de algunos antigripales serían:

  • El Paracetamol cuenta con propiedades analgésicas y antipiréticas que ayudan a aliviar el dolor de cabeza, muscular y la fiebre
  • El Dextrometorfano suprime la tos gracias a su efecto antitusígeno.
  • La Clorfenamina es un principio activo antihistamínico eficaz en el alivio de la secreción nasal y de los estornudos.
  • La Pseudoefedrina es un descongestivo que actúa reduciendo la inflamación de las mucosas nasales, mejorando la capacidad de respirar.
  • La Guaifenisina se trata de un principio activo expectorante que ayuda a eliminar el exceso de mucosidad asociado a las formas productivas de tos.
  • La Cafeína actúa de estimulante del sistema nervioso y reduce el decaimiento además de la sensación de sueño.
  • La Vitamina C es una vitamina hidrosoluble que interviene en la formación de colágeno y en la reparación de los tejidos

Dudas e incertidumbre sobre la sintomatología de las infecciones respiratorias

A pesar de llevar más de un año y medio conviviendo con la Covid-19, los ciudadanos siguen mostrando dudas a la hora de identificar y diferenciar los síntomas de las diferentes infecciones respiratorias. Además, esta incertidumbre se acentúa con la aparición de las últimas variantes como la Delta o más recientemente Ómicron. Sobre esta última y aunque aún es pronto para determinar la virulencia y su gravedad, la evidencia preliminar sugiere que tiene una capacidad "sustancial" de causar reinfección en personas que previamente han tenido Covid-19, al multiplicarse 70 veces más rápido que las otras variantes. Además, los síntomas causados por esta nueva variante son similares a los relacionados con otras variantes del coronavirus como podemos ver en la tabla inferior. Por ello es fundamental diferenciar estos síntomas y llegar a tener un correcto diagnóstico para posteriormente conseguir el tratamiento que más se adecue a la correspondiente sintomatología.

Gripe

Resfriado

Covid – 19 y Variantes

Covid - 19

Delta

Ómicron

Duración de los síntomas

7/25 días

>14 días

7/14 días

Tos

Frecuente (Normalmente

seca)

Frecuente (Leve)

Frecuente (Normalmente seca)

Falta de aire

A veces

No

No

A veces

Dolor/presión

en el pecho

A veces

No

No

No

No

Respiración rápida

A veces

No

No

Estornudos

No

Frecuente

No

Congestión o goteo nasal

Raro

Frecuente

A veces

Frecuente

A veces

Dolor de

garganta

A veces

Frecuente

A veces

Frecuente

Fiebre

Frecuente

Corto período de fiebre

Frecuente

Fatiga o debilidad

A veces

A veces

Frecuente

Dolor de

cabeza

A veces

Raro

Frecuente

Dolor corporal

A veces

Frecuente

Frecuente

Diarrea, náuseas y

vómitos

A veces

Raro

A veces

Escalofríos

A veces

No

A veces

Pérdida del sentido del

gusto u olfato

A veces

Raro

A veces

Raro

Aun a pesar de la importancia de un correcto diagnóstico, el 40% de los españoles declara que les preocupa no saber diferenciar de forma correcta los síntomas de cada una. Y el 51% de los ciudadanos se siente reacio a mostrar en público síntomas de la gripe o el resfriado por miedo a que se pueda confundir con SARS-CoV-2. Por eso es importante estar correctamente informados para saber diferenciarlos y tratarlos correctamente.




,