Más de cincuenta farmacias asturianas diagnostican COVID-19 mediante test


11-01-2022

La Consejería de Salud autorizó recientemente a las farmacias a comunicar los positivos por coronavirus de los test de antígenos realizados en los establecimientos que se adhieran.

Más de cincuenta farmacias asturianas ya participan en el procedimiento puesto en marcha entre la Consejería de Salud del Gobierno del Principado de Asturias y el Colegio de Farmacéuticos de Asturias por el que la Consejería autoriza a las farmacias a comunicar a la Administración los positivos por COVID-19 de ...

Más de cincuenta farmacias asturianas ya participan en el procedimiento puesto en marcha entre la Consejería de Salud del Gobierno del Principado de Asturias y el Colegio de Farmacéuticos de Asturias por el que la Consejería autoriza a las farmacias a comunicar a la Administración los positivos por COVID-19 de los autotest de antígenos supervisados en las oficinas de farmacias que voluntariamente se adhieran a este programa.

Según cifras aportadas por el Colegio de Farmacéuticos a Europa Press, eran 56 las farmacias asturianas que ya se habían adherido este lunes. Pero la cifra no es la definitiva, dado que puede variar en las próximas horas y días y aumentar, ya que las farmacias pueden adherirse cuando lo deseen, sin fecha determinada.

La Consejería de Salud autorizó recientemente a las farmacias a comunicar los positivos por coronavirus de los test de antígenos realizados en los establecimientos que se adhieran.

Los profesionales de las oficinas de farmacia notificarán los casos positivos que validen tras el período de tiempo establecido para la lectura de resultados, siempre que el test se haya dispensado en la misma oficina y se haya realizado la prueba en el establecimiento o en su exterior bajo supervisión del profesional farmacéutico.

Las pruebas que, aun habiendo sido dispensadas en la farmacia, se hayan realizado en un domicilio no se podrán comunicar por no tener una adecuada trazabilidad al carecer de una constancia sobre la identificación de la persona con el resultado positivo.

Los profesionales comunicarán las pruebas positivas una vez al día mediante un procedimiento habilitado para ello. Tras su revisión, los datos de las personas que hayan dado positivo se integrarán en la comunicación que la Dirección General de Salud Pública realiza al Ministerio de Sanidad.

De este modo, se considerarán casos confirmados atendiendo a los

criterios fijados en la estrategia de vigilancia existente en cada momento. Además, el Servicio de Vigilancia de Contactos Estrechos se pondrá en contacto con todas las personas para explicarles las medidas sanitarias a establecer.

Según el procedimiento establecido, las farmacias no tendrán que comunicar los resultados negativos de los atest salvo, si fuera posible, el número total de autotest realizados en el día anterior al objeto de calcular la tasa de positividad. La comunicación se realiza a través de un documento Excel, incluyendo los datos del caso positivo, como su número de teléfono o la fecha del inicio de síntomas.

Asimismo, las oficinas de farmacia informarán a las personas con el test positivo que deben aislarse en su domicilio y que recibirán la llamada del Servicio de Vigilancia de Contactos Estrechos. Además, explicarán que, con carácter general, no es preciso acudir a un centro de salud para la realización de pruebas ulteriores.

Por otro lado, indicarán a las personas con una prueba negativa que ese resultado no significa una ausencia de infección, especialmente cuando existen síntomas (caso sospechoso). Así, se informará de que podría ser necesaria la realización de más pruebas.

Salud Pública enviará periódicamente información al Colegio Oficial de Farmacéuticos con los resultados agregados obtenidos mediante este sistema para el seguimiento de las actividades realizadas dentro del acuerdo de cooperación entre las dos instituciones.




,