La inyección sin aguja evoluciona hacia una tecnología de alta precisión

Estos dispositivo se presentan como una alternativa a la jeringuilla con agujas hipodérmicas, como herramientas mínimamente invasivas y menos dolorosas para la administración de medicamentos.

La investigación dedicada a las inyecciones sin aguja, accionadas por energía láser, se ha incrementado en la última década con el fin de eliminar barreras para las personas que tienen miedo o, incluso fobia a las agujas hipodérmicas. Y es que cada vez se hacen más necesarios herramientas mínimamente invasivos ...

La investigación dedicada a las inyecciones sin aguja, accionadas por energía láser, se ha incrementado en la última década con el fin de eliminar barreras para las personas que tienen miedo o, incluso fobia a las agujas hipodérmicas. Y es que cada vez se hacen más necesarios herramientas mínimamente invasivos y menos dolorosas para la administración de medicamentos como vacunas.

Las inyecciones sin aguja como la que se está desarrollando en la Universidad de Twente (Países Bajos) se presentan como una alternativa a la jeringuilla con agujas hipodérmicas. Este nuevo dispositivo se activa mediante un chorro de líquido que se calienta y se "dispara" con un láser.

Los chorros de fluido impulsados ​​por láser ya fueron desarrollados, tiempo atrás, por el grupo de Física de Fluidos del profesor Detlef Lohse, físico alemán y profesor de mecánica de fluidos de la Universidad de Twente, utilizando el llamado láser pulsado. La tecnología que se está desarrollando ahora de la mano de David Fernández Rivas, profesor asociado de fluidodinámica en la Universidad de Twente, se acerca bastante a dicha investigación, aunque, en esta ocasión, se usa un láser continuo que aporta ventajas como el tamaño y el coste más asequible.

Una propiedad importante de la novedosa inyección es que el líquido que se administra por esta vía se puede controlar en gran medida, de tal manera, que se evita usar más producto del que realmente se necesita, y la dosis que se envía va directamente a las capas debajo de la superficie de la piel. "Cada vez hay más pruebas de las ventajas de administrar pequeñas dosis en las capas superficiales de la piel, es decir, la epidermis y la dermis. Ello se puede realizar a través de un alto nivel de control de los fluidos", explico Jelle Schoppink, uno de los investigadores de este tipo de tecnología, que ha sido explicada en la publicación ´Advanced Drug Delivery Reviews´.

Entre sus ventajas, también se encuentra que reduce la enorme cantidad de desechos en los hospitales, así como accidentes laborales entre los trabajadores de la salud que, con frecuencia sufren pinchazos con las agujas con graves consecuencias para su propia salud.

Aunque la técnica de inyección inducida por láser aún no se ha probado en humanos, las pruebas en geles que parecen piel humana y piel de cerdo parecen prometedoras, según sus creadore

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts