La remuneración por los servicios farmacéuticos en Australia, Escocia, Francia o Portugal, ejemplos a seguir en España

Profesionales de estos países se han reunido en una mesa redonda durante el X Congreso de SEFAC para analizar las particularidades del trabajo en la parte asistencial de la farmacia.

¿Cómo se compensan los servicios profesionales farmacéuticos asistenciales fuera de España? Esa pregunta se ha contestado este jueves durante una mesa redonda del X Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios y III Reunión Internacional de Farmacéuticos Comunitarios, organizado por la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC). Titulad `Experiencias internacionales ...

¿Cómo se compensan los servicios profesionales farmacéuticos asistenciales fuera de España? Esa pregunta se ha contestado este jueves durante una mesa redonda del X Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios y III Reunión Internacional de Farmacéuticos Comunitarios, organizado por la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC).

Titulad `Experiencias internacionales en servicios profesionales farmacéuticos asistenciales´, este coloquio (con la colaboración de TEVA) moderado por Ana Molinero Crespo, doctora en Farmacia, farmacéutica comunitaria en Fuenlabrada (Madrid) y vicepresidenta 1ª DE SEFAC ha mostrado las realidades de los profesionales en Australia, Escocia, Francia o Portugal.

En lo que atañe al país australiano, María Victoria García Cárdenas, doctora en Farmacia, farmacéutica comunitaria en Murcia, y Senior Lecturer en la Universidad Tecnológica de Sydney (Australia) ha desgranado los servicios remunerados, que se dividen en cuatro vertientes.

Están los `Community Pharmacy Agreements´ (CPA), financiados por el Gobierno y que se caracterizan por tener protocolos estandarizados "que todo farmacéutico debe seguir para prestar este servicio en la farmacia comunitaria". De hecho, el ejecutivo australiano participa activamente en el sector farmacéutico, mediante portales desarrollados en exclusiva para los profesionales donde pueden comprobar la remuneración que van a recibir según el servicio prestado en su establecimiento.

García ha destacado que al farmacéutico "solo se le remunera por su servicio profesional" por parte del Gobierno. También están los `Pharmacy Trial Programs´ (PTP), en los que la financiación que va destinada a investigar nuevos servicios que pueden ser implantables y remunerados en el futuro.

La industria y los propios pacientes también participan económicamente en el desarrollo o la prestación de más servicios farmacéuticos. Es la farmacia la que decide qué servicios presta, reforzando así "la idea de diferenciación y prestadores de salud que está teniendo mucho éxito".

Portugal: en lucha desde los años 80

Carlos Mauricio Barbosa, doctor en Farmacia, profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Oporto (Portugal). Ex Bastonário da Ordem dos Farmacêuticos de Portugal, ha hecho un recorrido por el avance en la lucha de los derechos para la prestación de servicios farmacéuticos asistenciales en el país luso.

"Nosotros hemos prestado servicios desde los años 80, antes incluso de que la ley nos lo permita. Los servicios farmacéuticos en farmacia llegan en 2007, pero se llevaban prestando servicios 20 años antes. Fue una demostración al Gobierno que la farmacia es más que un punto de prescripción de medicamentos, era un punto de prestación de servicios", ha desarrollado.

Actualmente, gracias a la normativa aprobada en 2017, las farmacias portuguesas abarcan multitud de servicios: desde las vacunaciones de Covid, por ejemplo, a la distribución de kits para personas con VIH y VHC, que han ayudado a reducir los casos derivados al sistema de salud en Portugal y que el Gobierno de ese país remunera a cada farmacéutico con 2,40 euros por kit repartido.

Este hito fue fruto de un estudio elaborado por los farmacéuticos portugueses que visibilizó el ahorro que suponían esos servicios asistenciales en la sanidad lusa. Además de los mencionados, las farmacias también prestan consultas de nutrición y dietética desde 2018; desarrollan programas de adherencia a la terapia; pueden hacer una preparación individualizada de medicamentos o bien ofrecen servicios esenciales de enfermería.

Escocia: la farmacia como canal de sensibilización

Catriona Sinclair, RPS Scottish Pharmacy Board Member at Royal Pharmaceutical Society, ha descrito cómo el National Health System (NHS) británico contempla en Escocia una regulación a varias escalas: desde la principal (core), hasta la nacional (Escocia) o las locales, con cierta independencia para ajustar la normativa a cada caso.

Por ejemplo, el NHS es muy activo en convertir las farmacias en lugares donde, más allá de la asistencia, se pueda concienciar o sensibilizar dependiendo de la campaña que se quiera impulsar. Según Sinclair, se dispone de un servicio "garantista en el que el médico permite al paciente elegir los alimentos, incluyendo también a esta población".

Ha destacado también la remuneración que reciben los farmacéuticos escoceses por parte del NHS por dar "consejos sobre ciertas patologías". Logros que van "desde una prescripción o una medicación sin receta en la farmacia o revisiones del tracto urinario…", ha ejemplificado.

Además, el colectivo en ese país se unen bajo "una sola voz" para trasladas sus peticiones al Gobierno. "Todos vamos en el mismo camino para resolver los mismos problemas. Que el contrato sea sostenible, que se centre en los pacientes pero que suponga ingresos para nosotros, o simplemente para mantener una farmacia viable, un acto de equilibrio para que la farmacia sea sostenible", ha concluido.

Francia: servicios de acompañamiento de pacientes

Eric Garnier, vice-président de la Fédération des Syndicats Pharmaceutiques de France, ha participado de manera telemática para exponer la situación de la farmacia comunitaria en Francia. Si bien la titularidad de los farmacéuticos es idéntica que en Australia, en la que la totalidad del colectivo son propietarios, en el caso del país galo hace una década comenzó la transición para conseguir una desconexión "del precio de los medicamentos" instaurando "una parte de honorarios y un margen para la distribución".

La remuneración varía, pero se recibe por ejemplo por la vacunación antigripal o por cada test rápido de diagnóstico de anginas que se practica. Si bien hoy, ha destacado Garnier, el colectivo se centra "en servicios de acompañamiento de pacientes" de diversos tipos.

Recientemente, ha comentado, se renegoció el convenio con el Gobierno, en el que se aumentaron los servicios que pueden ofrecer los profesionales de la farmacia comunitaria pero no hubo una evolución favorable "en cuanto a los honorarios".

En resumen, ha finalizado Garnier, un balance "bastante positivo" para las farmacias, mientras que para 2023 se prevé una mejora de la remuneración general de los farmacéuticos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts