Protección solar más allá de la playa y del verano

La protección de la piel frente a los efectos negativos del sol, se ha personalizado y ha pasado de ser estacional a convertirse en una necesidad durante todo el año.

Una exposición solar diaria de ocho a quince minutos es su­ ciente para generar la vitamina D que el cuerpo necesita Estudios recientes avalan que el 66% del conjunto de la población ya utiliza fotoprotección todo el año. Es una buena noticia que recoge el `Informe Heliocare: buenos hábitos al sol´ ...

Una exposición solar diaria de ocho a quince minutos es su­ ciente para generar la vitamina D que el cuerpo necesita

Estudios recientes avalan que el 66% del conjunto de la población ya utiliza fotoprotección todo el año. Es una buena noticia que recoge el `Informe Heliocare: buenos hábitos al sol´ que realiza anualmente el laboratorio Cantabria Labs y en el que se abordan los últimos descubrimientos y estudios cientí‑ cos en materia de fotoprotección.

Después de seis años realizando la encuesta, se observan mejoras importantes en cuanto a estos hábitos para la salud de la piel. "El 66% de la población reconoce utilizar fotoprotección todo el año y, además, en 2021 ya son un 83% los que aseguran utilizar un SPF50 o más, un dato muy bueno que significa un 12% más que en 2020, un 25% más que en 2019 y un 30% más que en 2018", indican las conclusiones del estudio.

Protección a medida

"Más de la mitad de los encuestados ya relacionan el bronceado con daño cutáneo y saben que la luz visible también daña la piel", explica la Dra. María Vitale, directora médica de Cantabria Labs, quien además destaca la importancia de la fotoprotección específica y profesionalizada para abordar y tratar, al mismo tiempo, los diferentes problemas de la piel con rojeces, manchas, arrugas, piel grasa o deshidratada.

Repensar nuestra visión del sol

Desde los Laboratorios Avène nos hablan de la importancia de reflexionar sobre cómo vivimos bajo el sol. Porque, "el sol no está sólo en verano en la playa, sino que el 80% de la exposición a la radiación solar se produce en la vida cotidiana, y la cara sigue siendo la zona más expuesta. El peligro no está solo en los rayos UV: el 25% del daño celular está causado por la luz azul. Su radiación acelera el envejecimiento de la piel día a día, favoreciendo la aparición de arrugas y manchas. La luz azul potencia los efectos dañinos de los UVA".

Protegerse del sol es, además, la mejor prevención contra el fotoenvejecimiento vinculado cada vez más a la exposición de la piel a la luz azul.

Para leer el artículo completo haz clic en la imagen principal o en el PDF adjunto

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.