Tratar las manchas, cuidar los contornos

La aparición de manchas en la piel es uno de los problemas estéticos que más preocupan, así como las pequeñas arrugas que se forman en la delicada piel que rodea los ojos y los labios.

Las mascarillas han cambiado nuestras vidas y también han dejado huella en nuestra piel. Lo explica así la Dra. Marta Hermosín, especialista en dermocosmética y nutrición, del Instituto de Dermatología Integral: "Podemos apreciar algunos cambios en el estado de la parte superior y la parte inferior de la cara debido ...

Las mascarillas han cambiado nuestras vidas y también han dejado huella en nuestra piel. Lo explica así la Dra. Marta Hermosín, especialista en dermocosmética y nutrición, del Instituto de Dermatología Integral: "Podemos apreciar algunos cambios en el estado de la parte superior y la parte inferior de la cara debido a su uso". La utilización de diferentes medios de diagnóstico (lámpara de Wood y dermatoscopio digital) consiguen visualizar los cambios que se van produciendo y, por tanto, actuar de manera totalmente diferenciada.

Zona superior del rostro

Es la zona que abarca la frente y la zona periorbitaria (alrededor de los ojos). "Una novedad respecto a otros años puede estar en las arrugas, ya que el uso de la mascarilla puede obligar a algunos a gesticular con el tercio superior en vez de con los labios para conseguir un mayor entendimiento", matiza la Dra. Hermosín.

Arrugas

Tenemos dos tipos de arrugas. Las dinámicas, que son aquellas asociadas a la gesticulación, se acentúan en personas más expresivas y se corrigen con neuromoduladores, como son la toxina botulínica o el ácido hialurónico. Por el contrario, las arrugas estáticas no varían con la expresión y se deben, sobre todo, al envejecimiento y al efecto prolongado de la luz ultravioleta (el llamado fotoenvejecimiento).

Estas arrugas estáticas necesitan un abordaje más complejo, combinando láseres y otras tecnologías junto a materiales de relleno. Las arrugas horizontales de la frente, el ceño y las patas de gallo, pueden aumentar en aquellas personas que fuercen su gestualidad. "El tratamiento indicado en este caso actúa sobre la musculatura encargada de la gesticulación, haciendo que se contraiga con menos fuerza, lo que contribuye a disminuir o, incluso, eliminar estas arrugas, consiguiendo un aspecto más relajado y rejuvenecido. Se aplica en cabina y sus efectos son visibles a partir de tercer o cuarto día", dice la especialista de IDEI.

Para leer el artículo completo haz clic en la imagen principal o en el PDF adjunto

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts