Cistitis, una de las enfermedades infantiles más frecuentes en verano

Evitar la cistitis en los niños es posible siguiendo una serie de pautas esenciales para contribuir al bienestar de los más pequeños

La cistitis es una de las enfermedades más comunes en verano. Es frecuente tanto en adultos como en niños y ocurre cuando algunas bacterias patógenas, generalmente E. coli que se encuentra en nuestro intestino, coloniza la piel que rodea la uretra y a través de esta accede a la ...

La cistitis es una de las enfermedades más comunes en verano. Es frecuente tanto en adultos como en niños y ocurre cuando algunas bacterias patógenas, generalmente E. coli que se encuentra en nuestro intestino, coloniza la piel que rodea la uretra y a través de esta accede a la vejiga urinaria e incluso a los riñones. Los síntomas pueden ir desde dolor y sensación de escozor o quemazón al orinar, necesidad urgente de ir al baño y micciones escasas y frecuentes, hasta fiebre y dolor punzante en la vejiga.

La doctora Ana Ortiz, gerente del Área de Salud de Farmasierra, señala que "hasta un 30% de los niños que han sufrido un primer episodio de infección urinaria no complicada (tipo cistitis), volverán a presentar un nuevo episodio". Por esta razón, "la recurrencia, se torna así, en un problema de dimensiones epidemiológicas, sanitarias y sociales, que hará que niños y padres busquen asistencia en pediatras de forma frecuente y reiterada, además de verse expuestos a la administración de tratamientos antibióticos durante cada episodio de infección".

En este sentido, según recuerda Ortiz, "es muy importante intentar prevenir la recurrencia de las ITUs, especialmente en verano, cuando es muy habitual que se produzcan estas infecciones". Para ello, la doctora Ortiz ofrece una serie de consejos para prevenir la cistitis recurrente:

  • Beber abundante líquido. Es necesario animar a los niños a beber mucha agua para promover la propia actividad del sistema urinario. Mantener una adecuada ingesta de agua asegura un buen volumen de orina y ayuda a la eliminación de gérmenes.
  • No "aguantarse las ganas de ir al baño". Es frecuente que los niños se aguanten el pis y retrasen la hora de hacer sus necesidades. Por ello es esencial motivarles y habituarles a ir cada vez que tengan ganas ya que retener la orina en la vejiga más tiempo del necesario ofrece a las bacterias una excelente oportunidad para desarrollarse. Preferentemente cada 3-4 horas.
  • Enseñar a los niños a lavarse y a limpiarse correctamente después de ir al baño (siempre de adelante hacia atrás) es de gran importancia para impedir contagios de microorganismos perjudiciales para el organismo. El 80% de las bacterias que producen infecciones urinarias provienen de las heces.
  • Usar ropa interior de algodón en lugar de fibras sintéticas como el nailon ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias.
  • Evitar baños frecuentes con espuma y jabones perfumados, que contienen productos que pueden irritar los genitales y la uretra.
  • Cambiar de bañador para no estar mucho tiempo con prendas mojadas porque la humedad facilita la proliferación de bacterias, como la Escherichia coli, responsable más frecuente de la cistitis.
  • Consumir arándanos rojos americanos es determinante para prevenir la cistitis recurrente en niños. Además, tienen un alto contenido en vitamina C, potasio y antioxidantes, entre otros.

Los arándanos rojos americanos son una opción eficaz para disminuir y prevenir la cistitis recurrente en niños y han demostrado ser una opción eficaz a la hora de disminuir el número de recurrencias en niñ@s con ITUs de repetición.

Asimismo, es una alternativa saludable que reduce significativamente el número de días totales con antibiótico al año en los menores. Además, el alto contenido en potasio del arándano rojo americano ayuda a los niños a mantenerse hidratados y a rescatar los electrolitos que pierden al sudar. Como también es rico en antioxidantes, resulta ser una fruta ideal que les protege de los Rayos UV. Así, Ana Ortiz también explica que, "pese a que el arándano rojo americano no tiene poder bactericida ni bacteriostático, es capaz de evitar la adhesión de bacterias al epitelio de las vías urinarias (poder antiadherente), impidiendo la proliferación de gérmenes en el tracto urinario", de ahí que los complementos alimenticios derivados del este fruto sean una opción muy recomendable para prevenir este tipo de infecciones.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts