"Muchas veces no le damos importancia al tratamiento coadyuvante y es muy importante"

“Hay ocasiones en las que hay que mandar a los pacientes al médico, porque nosotros no estamos para diagnosticar patologías”.

Tomás Muret, vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Farmacéuticos Muret nos recuerda que en el 21 Congreso Nacional Farmacéutico, celebrado en Burgos en 2018, presentaron un protocolo de actuación farmacéutica en problemas dermatológicos, de cómo se debería trabajar en la O­ficina de Farmacia. "Teníamos cada vez más consultas por ...

Tomás Muret, vocal nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Farmacéuticos

Muret nos recuerda que en el 21 Congreso Nacional Farmacéutico, celebrado en Burgos en 2018, presentaron un protocolo de actuación farmacéutica en problemas dermatológicos, de cómo se debería trabajar en la O­ficina de Farmacia. "Teníamos cada vez más consultas por parte de los usuarios a las farmacias y cada vez más consultas por parte de los farmacéuticos a los COF o a los centros de información del medicamento. A partir de 2015, empezamos a trabajar en protocolos de actuación", señala. Explica que estos protocolos de actuación que realizan desde el Consejo General son "básicos" para que cualquier farmacéutico, tanto el que es experto en dermofarmacia como el que no, tuviera una guía. El lema era "22.000 farmacias, el mismo consejo".

En estos protocolos se hace una descripción de la patología y una etiología de la misma, para saber a quién afecta más, qué tipos poblacionales la sufren. Igualmente, se incluyen unos consejos. "Ese consejo farmacéutico que debemos dar, que muchas veces va desde temas de alimentación, de qué tipo de ropa tienen que utilizar, de cómo se tienen que limpiar la cara o cómo se tienen que secar el cuerpo, ya no es sólo sobre el producto en sí, sino sobre hábitos de vida", aclara. Se protocoliza la parte de cosmética, todos aquellos tratamientos, tanto cosméticos como coadyuvantes al tratamiento prescrito. También se detalla la parte del tratamiento que normalmente se recibe del médico y los criterios de derivación que debe tener el farmacéutico hacia el médico. "Una cosa que tenemos muy clara es que somos farmacéuticos, no médicos y, aunque en la pandemia hemos tenido que hacer de todo, hay ocasiones en las que hay que mandar a los pacientes al médico, al especialista en la piel, que es el dermatólogo, porque nosotros no estamos para diagnosticar patologías", alega. Tienen protocolos hechos de dermatitis atópica, acné, foto protección, psoriasis, rosácea, pediculosis y alopecia. Es decir, de lo más común. Y ahora hay tres o cuatro más en marcha. "Esto es como la base de donde creemos que debemos empezar y que tiene que comenzar a trabajar el farmacéutico. A partir de aquí, ya podemos especializarnos e ir subiendo", comenta.

Con­firma que los farmacéuticos juegan un papel muy importante en lo que es la información de este tipo de patologías dermatológicas. "Tenemos en España un nivel de dermatología top, de los mejores del mundo, con unos dermatólogos reconocidos a nivel mundial. Pero, hay pocos dermatólogos o demasiadas consultas a dermatólogos, con lo cual lo que nos ocurre es que muchas veces éstos terminan viendo al paciente una vez cada equis meses. Mucha gente no tiene ese acceso rápido de ´me ha salido esto´, ´esta crema me ha producido este efecto´ o ´el dermatólogo me dijo que usase algún champú, pero no me lo apunté y no sé exactamente qué tipo de champú o qué tipo de gel me tenía que aplicar´. Por eso, nosotros tenemos mucha consulta y un papel importante", asevera.

Primero, en la parte de ayudar al paciente a ser adherente a su tratamiento, en la del medicamento, de ayudarle cuando hay efectos secundarios, cuando un paciente no sabe exactamente cómo lo tiene que tomar, etcétera, y en otra parte, en todos los tratamientos coadyuvantes que serían de dermofarmacia, que serían pues una crema hidratante, qué gel utilizar para limpiar esa piel. "Muchas veces no le damos importancia al tratamiento coadyuvante y es muy importante. O sea, en un niño con una dermatitis atópica, si le estamos tratando con corticoides, a lo mejor con cremas hidratantes, pero luego lo lavamos con jabón lagarto, todo lo que arreglamos por un lado lo estamos fastidiando por el otro", avisó. Ese papel del farmacéutico es fundamental para esa buena adherencia al tratamiento y para ese buen seguimiento.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts