¿Cómo tratar la enfermedad venosa crónica que afecta al 48,5% de la población española?

En España, la prevalencia de la EVC alcanza el 48,5% de la población (58,5% son mujeres) y, de este segmento de población, hasta un 99% sigue algún tipo de tratamiento.

La enfermedad venosa crónica (EVC) constituye una de las enfermedades más prevalentes en los humanos y es el principal motivo de consulta por patología vascular en asistencia primaria. En el estado español, las enfermedades vasculares representan un 3,4% de las consultas, de las cuales el 69% corresponden a enfermedad venosa ...

La enfermedad venosa crónica (EVC) constituye una de las enfermedades más prevalentes en los humanos y es el principal motivo de consulta por patología vascular en asistencia primaria. En el estado español, las enfermedades vasculares representan un 3,4% de las consultas, de las cuales el 69% corresponden a enfermedad venosa crónica.

Datos españoles recogidos en Atención Primaria (Estudio DETECT 2006) indican que el 71% de la población mayor de 16 años presenta algún síntoma o signo de enfermedad venosa crónica, de los que un 49% los cali­fican como importante y/o grave; resultados que coinciden con el estudio Vein Consult. Estas cifras con­firman una enfermedad de alta prevalencia en la población, mayor de la esperada por las publicaciones epidemiológicas extrapolables a nuestro país.

Como muchos ya conocemos, la EVC es la incapacidad que tienen las venas de las extremidades inferiores para empujar la sangre desde éstas hasta el corazón para volver a oxigenarla.

En condiciones normales, las válvulas de las venas permiten que la sangre fluya en una sola dirección, manteniendo el correcto flujo de la sangre. Cuando se presenta insuficiencia venosa, las paredes de las venas pueden estar debilitadas y/o las válvulas pueden estar dañadas. Esto provoca la acumulación de la sangre en las extremidades inferiores debido a la incapacidad de retorno del flujo sanguíneo, especialmente al estar mucho tiempo de pie o sentados.

Causas y factores de riesgo de la EVC:

Los principales factores de riesgo que pueden agravar la insu­ficiencia venosa crónica son:

1. La edad: A medida que pasa el tiempo, las venas no desempeñan con e­ ciencia el retorno venoso, por lo que se recomienda aplicar medidas preventivas incluso antes de que el paciente presente los síntomas.

2. Sexo femenino: Esta patología afecta en su mayor medida al sexo femenino, siendo hasta cinco veces más frecuente que en el sexo masculino. Si la mujer está embarazada o toma anticonceptivos orales, la afección se agrava.

3. Estatura: Mientras más altura se tenga, mayor es el esfuerzo contra la gravedad que tienen que hacer las venas para devolver la sangre desde las extremidades hasta el corazón.

4. Factores genéticos: Hay personas que tienen antecedentes familiares con esta afección y solo cabría recomendar la aplicación de medidas preventivas.

Para leer el artículo completo haz clic en la imagen principal o en el PDF adjunto

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts