Así es el hombre que se cuida

Más allá de su edad, estatura o complexión, hay algo en común en los hombres a los que les gusta cuidarse: lo hacen por placer, se interesan por las novedades y están dispuestos a un cambio de hábitos y rutinas para mejorar su imagen.

Cuando hablamos de imagen y cuidado personal, en la lista masculina de objetivos a tratar siguen apareciendo en los primeros puestos el cabello, las ojeras y cómo mejorar la piel tras el afeitado, ya que éste es un gesto agresivo que en muchos casos puede comportar una irritación evidente. También, ...

Cuando hablamos de imagen y cuidado personal, en la lista masculina de objetivos a tratar siguen apareciendo en los primeros puestos el cabello, las ojeras y cómo mejorar la piel tras el afeitado, ya que éste es un gesto agresivo que en muchos casos puede comportar una irritación evidente. También, evidentemente, como mantener joven la piel del rostro (sin manchas ni arrugas), frenando su envejecimiento.

Si bien estas preocupaciones no han variado, sí es cierto que el hombre está dispuesto a escuchar y poner en práctica todo aquello que potencie la acción de los dermocosméticos que le recomienda el farmacéutico. Hablamos de buenos consejos que hay que tener en cuenta junto a la venta de los productos.

Afeitado y tratamiento

La evolución constante de las máquinas de afeitar, así como de los productos de afeitado, van haciendo que este gesto agresivo sea cada vez más sencillo y placentero. Sin embargo, para aportar bienestar a la piel y que ésta recupere su equilibrio natural, es imprescindible aplicar un cosmético adecuado: aftershave, crema o loción hidratante y calmante en las pieles más sensibles y, si es necesario, uno más específico: antimanchas, reafirmante, hidratante o nutritivo para las pieles más secas. Los productos masculinos se presentan con formatos prácticos y atractivos, con texturas ligeras (fluidos, geles, sprays) y sobre todo no grasas, que actúan con eficacia, pero no dejan brillos ni rastro sobre la piel. Al margen de su formulación y textura, es fundamental que se usen con constancia. Este sencillo gesto diario permite apreciar de forma inmediata sus resultados.

Tratar las bolsas y ojeras

Las ojeras son una hiperpigmentación que puede deberse a un aumento de la melanina, lo que le da un tono marrón, o a la dilatación de la trama de los vasos sanguíneos de debajo de los ojos, lo que resulta en un tono azulado que, en ambos casos, se vuelve visible a través de la piel, ya que la que tenemos en el contorno de los ojos es una de las más finas y sensibles.

Además, esta piel va adelgazando con la edad, y está sometida a los continuos movimientos de parpadeo y gesticulación, lo que facilita su distensión y su tendencia precoz a la flacidez. También tiene menos cantidad de glándulas sebáceas, lo que facilita su deshidratación y la convierte en una zona especialmente sensible.

Sea cual sea el motivo por el que aparecen las ojeras, hay diversos trucos o pautas que se pueden seguir para prevenirlas o mejorarlas, incluso en los casos en los que se deban a motivos genéticos. Estos consejos de Nivea son útiles para que no se acentúen: usar gafas de sol con filtro UV; dormir bien (imprescindible); llevar una dieta sana y equilibrada, e hidratarse correctamente para la correcta circulación de la sangre y el buen funcionamiento del organismo (beber agua antes de sentir sed, lo recomendable es dos litros al día, incluso en invierno).

Para leer el artículo completo haz clic en la imagen principal o en el PDF adjunto

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.