Cinco consejos para cuidar el pecho lactante

No todas las mujeres se deciden a dar el pecho. Algunas no pueden, pero otras, sencillamente no quieren, en parte por los efectos que puede tener en sus senos.

La semana del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna para informar sobre las ventajas que este tipo de alimentación puede tener en el bebé y la madre. No todas las mujeres se deciden a dar el pecho. Algunas no pueden, pero otras, sencillamente ...

La semana del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna para informar sobre las ventajas que este tipo de alimentación puede tener en el bebé y la madre.

No todas las mujeres se deciden a dar el pecho. Algunas no pueden, pero otras, sencillamente no quieren, en parte por los efectos que puede tener en sus senos. Es común tener cierto dolor o sensibilidad en los pezones al principio de lactancia, pero esto debería mejorar según pasan los primeros días.

Un dolor o sensibilidad normal suele ocurrir aproximadamente durante el primer minuto, cuando el bebé se prende al seno, si se siente dolor durante la toma puede ser síntoma de un problema.

Weleda ofrece 5 consejos para que la lactancia sea lo más cómoda posible, tanto para el bebé como para la madre:

  1. Asegurar el agarre

La principal causa de grietas es un agarre inadecuado al pezón. Es necesario asegurar que el pezón y parte de la areola del seno están dentro de la boca del bebé ya que éste extrae la leche mediante los movimientos de la mandíbula y la lengua, no chupando del pezón.

  1. Succionar solo durante la lactancia

Es muy importante retirar al bebé del seno al acabar de amamantar. Si se duerme succionando o utiliza el pezón a modo de chupete, es mucho más probable que la madre sufra irritación o grietas en la zona.

  1. Retirar suavemente

Retirar el pecho de la boca del bebé sin que éste haya terminado de succionar, puede causar pequeñas lesiones en la piel del pezón de la madre. Para evitarlas, se puede introducir el dedo meñique en la boca del bebé para separarlo del pezón y, solo entonces, separar el pecho.

  1. Cambia los discos absorbentes con frecuencia

Los discos absorbentes crean un ambiente húmedo y caliente en el pecho que puede favorecer la aparición de hongos. Cambiar los discos con frecuencia, manteniendo la piel seca, reduce considerablemente este riesgo.

  1. Aplicar el bálsamo para pezones de Weleda

La gama de embarazo y lactancia de Weleda se ha desarrollado de la mano de matronas y farmacéuticos y es apta para todo tipo de pieles.

El bálsamo para pezones de Weleda, es suave y sin perfume para una aplicación frecuente después de cada toma, cuida los pezones agrietados y protege la zona de las rozaduras.

Para hidratar y proteger el área, aplicar una pequeña cantidad en el pezón y la areola sobre la piel seca después de cada toma. Se aconseja limpiar con una gasa antes de dar el pecho para evitar los sabores extraños al bebé.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts