Digitalización, sostenibilidad y colaboración

El Consejo de Colegios Farmacéuticos de Catalunya (CCFC) ha firmado un convenio de colaboración para poner en marcha el proyecto ‘Oficina de farmacia libre de papeles’. Gracias a esta iniciativa, las farmacias catalanas darán un paso adelante más en la transformación digital, ya que podrán gestionar electrónicamente el libro recetario, el libro de contabilidad de estupefacientes y los vales de estupefacientes

Entre las múltiples iniciativas llevadas a cabo por las farmacias catalanas, el Departamento de Salud y el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Catalunya (CCFC) han firmado un convenio de colaboración con el objetivo de poner en marcha la prueba piloto del proyecto `Oficina de farmacia libre de papeles´. Gracias a ...

Entre las múltiples iniciativas llevadas a cabo por las farmacias catalanas, el Departamento de Salud y el Consejo de Colegios Farmacéuticos de Catalunya (CCFC) han firmado un convenio de colaboración con el objetivo de poner en marcha la prueba piloto del proyecto `Oficina de farmacia libre de papeles´. Gracias a este proyecto, las farmacias catalanas darán un paso adelante más en la transformación digital, ya que podrán gestionar electrónicamente el libro recetario, el libro de contabilidad de estupefacientes y los vales de estupefacientes. La prueba piloto comenzó el 4 de julio, con 16 farmacias participantes distribuidas en toda Cataluña y cuatro almacenes mayoristas de distribución de medicamentos, y tendrá una duración de 15 meses.

En el transcurso del piloto, se irán incorporando progresivamente más farmacias, puesto que el proyecto prevé la obligatoriedad de la gestión electrónica para las más de 3.200 farmacias de Cataluña a partir de enero de 2024. Todas las gestiones electrónicas se llevarán a cabo mediante la plataforma del CCFC llamada SIFADATA. La plataforma ha sido auditada por una entidad externa, que ha acreditado que es un sistema seguro e íntegro atendiendo a la tipología de datos que debe contener y las funcionalidades para las que ha sido creada, que cumple los requisitos técnicos y de seguridad exigibles por la normativa.

Dispensación colaborativa

Cerca de 9.600 pacientes crónicos se han beneficiado del nuevo proceso de dispensación de la medicación hospitalaria ambulatoria (MHDA), que desde hace casi dos años está a disposición de pacientes específicos. El proyecto, diseñado en marzo de 2020, justo al inicio del estallido de la pandemia de la Covid-19, se puso en marcha conjuntamente con el Hospital del Mar, el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), el Departamento de Salud y la Gerencia del Medicamento del CatSalut, con la colaboración de Fedefarma, siendo pionero en todo el Estado español. En estos momentos, la iniciativa se ha extendido a todo en el territorio. Participan 38 hospitales y 2.484 farmacias comunitarias de toda Cataluña.

El Departamento de Salud y el CatSalut establecen el marco legal, las buenas prácticas y el seguimiento de su implementación. El objetivo es facilitar a los enfermos el acceso en proximidad de la medicación, con una supervisión de profesionales de los servicios de Farmacia hospitalarios, así como implicar a los farmacéuticos y farmacéuticas comunitarias en su entrega. Además, este servicio permite realizar un seguimiento de la adherencia de forma conjunta entre los dos ámbitos. Los medicamentos entregados en esta modalidad son aquellos que solo pueden dispensarse en los centros hospitalarios (MHDA –medicación hospitalaria de dispensación ambulatoria). Esta entrega en proximidad supone un progreso en la gestión de la prestación farmacéutica con efectos positivos sobre la población. Promueve la reducción de desplazamientos y esperas en los hospitales, sobre todo teniendo en cuenta el riesgo que corren estas personas, muchas con enfermedades crónicas, en caso de contagio de Covid-19. La mayoría de pacientes participantes recogen la medicación en una farmacia comunitaria perteneciente a un municipio o provincia diferente a su hospital de referencia.

Jordi Casas, presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Catalunya (CCFC) y del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB), apunta que el modelo "mantiene en todo momento la cadena del medicamento, puesto que la custodia del fármaco siempre la realiza un farmacéutico de hospital, de la distribución farmacéutica o de la farmacia comunitaria".

Para acceder al contenido completo, consultar el PDF


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts