Los suplementos de aceite de pescado y vitamina D durante el embarazo reducen el riesgo de crup en los bebés

El crup es una infección viral del pecho que afecta a los niños pequeños y que provoca una tos de "ladrido" característica, voz ronca y dificultad para respirar.

Los suplementos de aceite de pescado y vitamina D durante el embarazo reducen el riesgo de laringotraqueobronquitis, también conocida como crup, en los bebés, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca). Se trata una infección viral del pecho que afecta ...

Los suplementos de aceite de pescado y vitamina D durante el embarazo reducen el riesgo de laringotraqueobronquitis, también conocida como crup, en los bebés, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores del Hospital Universitario de Copenhague (Dinamarca).

Se trata una infección viral del pecho que afecta a los niños pequeños y que provoca una tos de "ladrido" característica, voz ronca y dificultad para respirar. Es común y generalmente leve, pero algunos niños necesitarán tratamiento hospitalario y apoyo respiratorio.

"Actualmente no existe una vacuna contra el patógeno que causa esta enfermedad, por lo que se necesitan otras estrategias preventivas y, en este contexto, las medidas iniciadas durante el embarazo pueden ser importantes, ya que el crup ocurre en bebés y niños pequeños. Para tal fin, existe evidencia de que tanto la vitamina D como el aceite de pescado podrían tener influencia en el sistema inmunológico", han dicho los expertos.

El estudio incluyó a 736 mujeres embarazadas atendidas desde 2010 y quienes se dividieron en cuatro grupos. Un grupo recibió un suplemento de vitamina D en dosis altas (2.800 unidades internacionales por día) y aceite de pescado que contenía ácidos grasos poliinsaturados n-3 de cadena larga (2,4 gramos); el segundo grupo recibió vitamina D en dosis altas y aceite de oliva; el tercer grupo recibió dosis estándar de vitamina D (400 unidades internacionales por día) y aceite de pescado; y el último grupo recibió dosis estándar de vitamina D y aceite de oliva.

Todas las mujeres tomaron los suplementos diariamente desde la semana 24 de embarazo hasta una semana después del nacimiento de sus bebés. Ni las mujeres ni los investigadores sabían qué suplementos estaban tomando hasta el final del estudio.

Los investigadores monitorearon a los niños hasta que cumplieron los tres años y cualquier sospechosa de padecer crup fue diagnosticada por un médico o a través de sus registros médicos. Hubo un total de 97 casos de crup entre los niños.

En general, los niños cuyas madres tomaron aceite de pescado tenían un 11 por ciento de riesgo de crup, en comparación con el 17 por ciento de los niños cuyas madres tomaron aceite de oliva (una disminución del 38%). Los niños cuyas madres tomaron altas dosis de vitamina D tenían un 11 por ciento de riesgo de crup, en comparación con un 18 por ciento de riesgo en aquellos cuyas madres tomaron la dosis estándar de vitamina D (una disminución del 40%).

"Nuestros hallazgos sugieren que la vitamina D y el aceite de pescado podrían ser beneficiosos contra el crup infantil en dosis suficientemente altas. Estos son suplementos relativamente baratos, lo que significa que este podría ser un enfoque muy rentable para mejorar la salud de los niños pequeños", han zanjado los investigadores.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.