Un futuro mejor para los pacientes gracias a la evaluación en perspectiva

El Congreso Mundial de Farmacia aborda el potencial de las evaluaciones prospectivas de riesgos para abordar la escasez de medicamentos.

Durante la pandemia, las farmacias se enfrentaron a desafíos en cuanto al suministro de medicamentos y vacunas. Las intervenciones clave de los farmacéuticos hospitalarios y comunitarios como respuesta aliviaron la situación en muchos casos. Las estrategias para abordar las desigualdades en el suministro farmacéutico ayudaron a ampliar el acceso y ...

Durante la pandemia, las farmacias se enfrentaron a desafíos en cuanto al suministro de medicamentos y vacunas. Las intervenciones clave de los farmacéuticos hospitalarios y comunitarios como respuesta aliviaron la situación en muchos casos. Las estrategias para abordar las desigualdades en el suministro farmacéutico ayudaron a ampliar el acceso y la equidad de los servicios de atención farmacéutica. La fuerza laboral tenía como objetivo optimizar el acceso a medicamentos, dispositivos médicos y atención farmacéutica eficaces e innovadores como un medio para lograr una mejor salud para todos. De esto se trató en el 80 Congreso Mundial de Farmacia en la conferencia Acceso, equidad y disponibilidad: ¿gestión de las faltas de disponibilidad y de la alta demanda?

un-futuro-mejor-para-los-pacientes-gracias-a-la-evaluacion-en-perspec

Nenad Miljković, Asociación Europea de Farmacéuticos Hospitalarios (EAHP), Serbia, expuso acerca del potencial de las evaluaciones prospectivas de riesgos para abordar la escasez de medicamentos. Recordó que, en la mayoría de los problemas de seguridad, hay que hacer análisis que consumen mucho tiempo por cada falla de carga en un hospital. En su caso, tuvieron que sustituir antibióticos. Decidieron hacer códigos de color, así que codificaron por colores los procesos. Las farmacias de otros hospitales se enfocaron primero en los datos antes de acercarse al equipo, antes de comenzar la evaluación y antes de aplicar la sustitución. La FDA tiene millones de gráficos y a él le gustaba más la codificación por colores porque "es más fácil de seguir". Dividieron los procesos que descubrieron en seis hospitales y generalmente fue el mismo acceso a los datos, verificar la idoneidad de los medicamentos, validar los registros de los pacientes, transferir la información correctamente y supervisar al paciente. Encontraron problemas en sus entornos de atención médica, como la falta común de acceso a los datos, la falta de protocolos o la falta de responsabilidad profesional.

Ellos fueron los que decidían sobre la sustitución. "Es un problema de comunicación profesional entre enfermeras, médicos y farmacéuticos", señaló. Consideró que es inmensamente importante la infraestructura, "probablemente una de las partes más importantes en la etapa final de la investigación fue la reducción de las puntuaciones de peligrosidad, si se implementan las medidas y si la reducción oscila entre el 30% y el 80%". Lo que promete un futuro mejor para los pacientes, y una mejor preparación, es la evaluación en perspectiva. Defendió que introducir prospectivamente sistemas para monitorear los riesgos, que se traduciría en estar mejor preparados para una escasez.

"Sólo quería que se llevaran un mensaje a sus países de origen. Nos enfrentamos a la falta de legislación, o a una tardía, y a la falta de estructura en cada país cuando se trata de la aplicación de la evaluación de la eficacia. Hay algunos países donde hay modelos en las agencias nacionales de adquisiciones. Hacen evaluación de riesgos, pero en algunos países no están preparados. Ellos no entienden el concepto. Hay grandes posibilidades para reducir los riesgos para la salud. Cuando empiezas a aplicar cualquier método que quieras, sólo necesitas evaluarlo", explicó. Muchos problemas como el acceso a la información, el intercambio de los resultados de cada evaluación. "Haces tu evaluación en tu hospital y luego te quedas con la información", lamentó. En el grupo de trabajo hay mayoristas, farmacéuticos de hospital, farmacéuticos comunitarios, abogados, legisladores, personas del Ministerio de Sanidad y de la Agencia Nacional. Ésa es la forma en la que evita el bloqueo de compartir información o, en otras palabras, en cómo compartir información. Entonces, "definitivamente, tenemos falta de participación de los profesionales de la salud" en esta evaluación, porque no entienden los conceptos.

Nadia Al Mazrouei, Sección de Información sobre Salud y Medicamentos de la FIP, EAU, se encargó de la respuesta de los farmacéuticos a la escasez de medicamentos en medio de la Covid-19.


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts