Madres lactantes afectadas o vacunadas por la viruela del mono, ¿cómo deben actuar?

Una de las principales recomendaciones por parte de expertos es que las mujeres afectadas no amamanten a sus bebés debido al riesgo de transmitir el virus al niño a través del contacto directo.

Hasta ahora, no se han estudiado a fondo ninguno de los agentes preventivos o terapéuticos utilizados en la viruela símica para madres lactantes a pesar del interés y de las precauciones que es preciso adoptar en este tipo de situaciones. Desde la Universidad de California, San Diego, se han difundido una ...

Hasta ahora, no se han estudiado a fondo ninguno de los agentes preventivos o terapéuticos utilizados en la viruela símica para madres lactantes a pesar del interés y de las precauciones que es preciso adoptar en este tipo de situaciones.

Desde la Universidad de California, San Diego, se han difundido una serie de recomendaciones prácticas para el tratamiento y la prevención de este tipo de viruela durante la lactancia, publicadas en la revista ´Breastfeeding Medicine´.

El responsable, Dr. Anderson, basa sus recomendaciones en las pautas establecidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), el etiquetado del producto y en principios actualizados de farmacología y enfermedades infecciosas con respecto a los posibles riesgos para el lactante y su alimentación a través de la leche materna.

"El Dr. Anderson brinda un conjunto muy necesario de pautas prácticas actualizadas para el manejo de la viruela del simio en madre e hijo", según asegura el Dr. Arthur I. Eidelman, editor jefe de Breastfeeding Medicine, "en particular para madres que deseen alimentar a su bebé con leche materna".

Riesgo de transmitir el virus

Precisamente, una de las principales recomendaciones, por precaución, es que las mujeres con viruela del mono no amamanten a sus bebés debido al riesgo de transmitir el virus al niño a través del contacto directo. Lo que es más viable, según el experto, es proporcionar leche extraída al bebé si no hay lesiones cerca del seno y se toman precauciones sanitarias.

Asimismo, para las madres que han recibido la vacuna contra la viruela también están contraindicadas tanto la lactancia materna como la alimentación con leche extraída hasta que la costra generada por la vacunación se haya desprendido.

Para el tratamiento de la viruela del mono, según Anderson, el antiviral de elección es el tecovirimat, que, según indica, "también es probable que sea de bajo riesgo para los lactantes".


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts