Por qué pasar del pastillero convencional al SPD

Con el SPD, las farmacias preparan un blíster que contiene la medicación para una semana y este está sellado, organizado por días y por franjas horarias.

Aunque es cierto que tanto el Servicio Personalizado de Dosificación (SPD) como los pastilleros son una posible solución a los olvidos en la medicación, el SPD es la herramienta más adecuada para garantizar la continuidad del tratamiento. Con el SPD, las farmacias preparan un blíster que contiene la medicación para una ...

Aunque es cierto que tanto el Servicio Personalizado de Dosificación (SPD) como los pastilleros son una posible solución a los olvidos en la medicación, el SPD es la herramienta más adecuada para garantizar la continuidad del tratamiento.

Con el SPD, las farmacias preparan un blíster que contiene la medicación para una semana y este está sellado, organizado por días y por franjas horarias. De esta manera evitamos errores y, además, el paciente solamente debe abrir cada vasito en el momento de la toma, sin tener que preocuparse por qué medicación tiene que tomarse en cada momento.

Es evidente que, para garantizar la eficacia del tratamiento, el paciente debe tomar la medicación en la dosis adecuada y en los momentos pautados. En esta línea, el elemento diferenciador del SPD frente al pastillero es que el farmacéutico puede realizar un seguimiento de que el tratamiento se está cumpliendo correctamente. En cambio, el pastillero no permite el control de la medicación por parte del profesional ya que se puede abrir y cerrar las veces que se quiera.

En Sistemas de Dosificación de Medicamentos (SDM) cuentan con numerosas soluciones que se adaptan a las necesidades de cada farmacia y residencia. Con su uso, es mucho más fácil realizar el seguimiento de la medicación y, por lo tanto, asegurar el cumplimiento del tratamiento y mejorar la salud del paciente.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.