Las lecciones aprendidas desde las oficinas de farmacia en 2022

Desde el departamento de Consultoría de Asefarma hacen balance del año con el objetivo de buscar un nuevo replanteamiento para la actual oficina de farmacia, con nuevas estrategias, sinergias con proveedores y planes de acción impactantes.

El 2022 ha sido un año de cambios y de vuelta a la normalidad en la farmacia. Tras una pandemia en la que la farmacia jugó un papel primordial, durante este último ejercicio, se retiraron las mascarillas de la vida diaria y se eliminaron por completo las barreras que le ...

El 2022 ha sido un año de cambios y de vuelta a la normalidad en la farmacia. Tras una pandemia en la que la farmacia jugó un papel primordial, durante este último ejercicio, se retiraron las mascarillas de la vida diaria y se eliminaron por completo las barreras que le separaban al equipo de la farmacia de sus clientes. Partiendo de ese posicionamiento del farmacéutico como profesional de la salud, desde el departamento de Consultoría de Asefarma hacen balance del año con el objetivo de buscar un nuevo replanteamiento para la actual oficina de farmacia, con nuevas estrategias, sinergias con proveedores y planes de acción impactantes. Planes con los que potenciar el crecimiento en facturación y la rentabilidad, así como encontrar su diferenciación bajo una misma premisa: la especialización a través del conocimiento y la implantación de servicios, valor añadido al consejo profesional del farmacéutico.

La concepción de la farmacia como empresa

Como todos los años, el equipo del departamento de Consultoría de Asefarma ha continuado realizando visitas a las farmacias para conocer de primera mano qué aspectos deben mejorar, reforzar o cambiar para sacarle el máximo partido a sus espacios de salud. Y si algo se ha podido comprobar en las mismas es que "cada vez más, los farmacéuticos están más concienciados y ven la importancia que tiene gestionar su farmacia como empresa: marcando una línea de trabajo propia a su equipo, estableciendo objetivos y midiendo resultados, pero, sobre todo buscando nuevas fórmulas con las que mejorar el ROI de la farmacia", afirman desde el departamento.

En 2022 el farmacéutico se ha encontrado "con un cliente cada vez más exigente y una competencia cada vez más agresiva comercialmente que le ha hecho empezar a potenciar beneficios emocionales". Es decir, para destacar notablemente frente al resto, ha antepuesto el consejo y el seguimiento del paciente en la farmacia frente a otros beneficios funcionales como es el precio.

Por otro lado, en lo referente a la oferta de servicios asistenciales se ha hecho todavía más visible la profesionalidad y el conocimiento que puede aportar el equipo de la farmacia: "el SPD, el control de parámetros de salud, la atención farmacéutica, etc. están ayudando, sin duda, a generar un vínculo y una confianza mayor de la que normalmente ofrece la farmacia al cliente por su cercanía y accesibilidad".

En las consultorías realizadas este año desde Asefarma han conseguido asesorar integralmente a cada titular "adaptando nuestras recomendaciones a sus preocupaciones". Entre las principales incertidumbres del farmacéutico se encuentran "el decrecimiento de la facturación, las caídas inesperadas en las ventas de determinadas categorías, la gestión de stock inadecuada, los problemas de comunicación con el personal o las dificultades a la hora de encontrar facultativos para determinados turnos…".

Categorías al alza este año y la evolución de los principales servicios

"La eliminación de las restricciones para viajar y la sensación de libertad postpandemia para salir de casa con más facilidad han sido factores que han influido en el incremento de la facturación de productos estacionales como son los solares". El mercado de esta categoría presentó en agosto un crecimiento en valores entorno al 23% con respecto al año anterior. Del mismo modo, también se ha observado un crecimiento de productos relacionados con viajes a países exóticos, como es el caso de los antimaláricos o de la vacuna de la fiebre tifoidea.

Asimismo, Eva Ruiz destaca que la relajación de las medidas sanitarias de protección contra la COVID-19 ha supuesto un aumento de la prevalencia de enfermedades víricas respiratorias. Debido a ello, "se ha observado un crecimiento en las ventas de medicamentos antigripales/antitusivos y de productos OTC relacionados con estas enfermedades, respecto al año anterior".

Finalmente, de acuerdo a los datos de IQVIA de septiembre de 2022 otras categorías como Nutrición y Dietética también han vuelto a crecer, "aunque de momento no se alcanzan niveles pre pandémicos, gracias sobre todo a la familia de nutrición deportiva". Desde Asefarma confian en que esta categoría en conjunto experimente un repunte en el año 2023, ya que, "con la nueva Ley de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Comunidad de Madrid", se levanta la mano, en cuanto al desarrollo de determinados servicios como es el caso de la implantación de un gabinete nutricional, que hasta ahora estaba obligatoriamente vinculada a la titulación pertinente por parte del titular. "Con el desarrollo de servicios de este tipo, aumentará el vínculo del paciente a nuestro establecimiento y esta familiaridad permitirá una escucha más continua y activa que permitirá al equipo aconsejar con más facilidad hábitos nutri-dietéticos adecuados e incluso recomendar al paciente la incorporación en su dieta de determinados productos con los que compensar ciertas carestías nutricionales".

El abordaje de los desabastecimientos

Por otro lado, uno de los temas que ha copado los titulares de la prensa del sector farmacéutico ha sido el de los desabastecimientos. Fruto del contacto directo de Asefarma con el farmacéutico, desde su Consultoría afirman que "desgraciadamente es un problema que aún no está resuelto". Las farmacias continúan viéndose afectadas en referencias de uso muy común, principalmente por problemas en el stock, producción o exportación. Sin embargo, tal y como subraya Eva Ruiz, "ante la adversidad hay que buscar la oportunidad que esto nos aporta y la falta de suministro supone una ocasión perfecta para poner en valor la labor del farmacéutico, que, en la manera de lo posible y siempre que pueda, buscará la mejor solución o alternativa al paciente". Esto implica, "encontrar una solución mediante la sustitución de dicho medicamento por otro que produzca el mismo efecto terapéutico, pudiendo de esta forma si fuera necesario solicitar una nueva prescripción al médico según la recomendación del profesional de la farmacia, lo que nos acercará más a la atención primaria".

La importancia de las campañas de marketing en 2022. ¿Alguna significativa que pueda haber calado?

Planificar de manera anual un plan de marketing es vital para definir la actividad cronológica de la farmacia en función de los objetivos buscados. Como insisten desde el departamento de Consultoría de Asefarma, "se trata de una herramienta imprescindible que garantiza el dinamismo en la farmacia, fideliza al paciente y atrae nuevos clientes". Es más, "la planificación de las campañas permite incluso reafirmar la imagen como farmacéutico y reforzar la alianza con los principales partners/laboratorios y/o establecimientos sanitarios afines, destacándonos frente a la competencia y dejando entrever nuestro posicionamiento".

Dentro de las campañas de marketing que desde Asefarma se han planificado durante el año 2022 para el farmacéutico, Eva Ruiz destaca la planteada bajo el claim "el que no previene accidentes tiene" con la de forma atractiva se ha favorecido a la comunicación de Servicios de Valor Añadido en la Oficina de Farmacia: "promulgamos con ello la labor preventiva que desde la farmacia como expertos en salud y bienestar se ofrece al paciente porque, con ello, se mejora sin duda su calidad de vida". Desde el consejo farmacéutico, "se pueden inculcar hábitos saludables con los que evitar enfermedades cuya consecuencia inmediata es obtener más salud y mejor calidad de vida para nuestro paciente/cliente".

Si hay algo a lo que se anima mucho al farmacéutico es a esto, a implantar un plan de campañas. Apoyado en ellas le resultará más fácil "marcar una línea de trabajo, así como establecer objetivos cualitativos y cualitativos de crecimiento en facturación en general o por categorías, TM, APO, rotación". Al final, "se trata de hacer de la farmacia una empresa sanitaria rentable en la que el equipo se sienta involucrado, a la vez que se busca cubrir y dar respuesta a las necesidades del cliente de manera satisfactoria y eficaz".

Consejos para afrontar el 2023

Predecir lo que ocurrirá en 2023 es complicado, pero desde la Consultoría de Asefarma se tiene claro: "El posicionamiento de la farmacia debe poner al paciente en el centro y debe seguir destacando como eslabón primordial en la cadena de salud". Para conseguirlo tiene que tener como objetivo principal la especialización y lo ha conseguir "con selección de surtido, campañas, formación e implantación de servicios; todo ello le aportará notoriedad y diferenciación frente al resto de farmacias y de otros establecimientos relacionados con la salud de la competencia".

Finalmente, el equipo de Consultoría de Asefarma considera que este año la farmacia ha de proponerse ser más cercana y más proactiva y buscar al paciente, sin esperar a que él venga. Hay que ofrecer una experiencia diferente en nuestro establecimiento sin barreras, con eventos atractivos que no dejen indiferente y que acerquen al ciudadano a la oficina de farmacia, para convertir al farmacéutico en referencia sanitaria que aborda no sólo el cuidado de la enfermedad, sino también la salud de forma integral. Esto se puede conseguir siendo si se asume ese papel de protagonista principal dentro de un plan de campañas sanitarias que generen expectación y que ayuden a convencer y proyectar la importancia del cuidado del valor más importante que debemos atesorar: LA SALUD y el BIENESTAR.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.