La EMA evalúa los problemas de de suministro de antibióticos en Europa

“La escasez de medicamentos ha sido un problema de salud pública constante y la situación en la UE se ha visto agravada por acontecimientos o tendencias geopolíticas como la guerra de Ucrania, la crisis energética y las altas tasas de inflación”.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), la Comisión Europea y los Jefes de las Agencias de Medicamentos, a través del Grupo Directivo Ejecutivo sobre Escasez y Seguridad de los Medicamentos (MSSG, por sus siglas en inglés), ha reconocido que se está produciendo una "escasez" de ...

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), la Comisión Europea y los Jefes de las Agencias de Medicamentos, a través del Grupo Directivo Ejecutivo sobre Escasez y Seguridad de los Medicamentos (MSSG, por sus siglas en inglés), ha reconocido que se está produciendo una "escasez" de antibióticos en la Unión Europea.

"La escasez de medicamentos ha sido un problema de salud pública constante y la situación en la UE se ha visto agravada por acontecimientos o tendencias geopolíticas como la guerra de Ucrania, la crisis energética y las altas tasas de inflación", ha señalado el MSSG a través de un comunicado.

Estas instituciones apuntan que el reciente aumento de las infecciones respiratorias ha provocado un "incremento de la demanda de antibióticos como la amoxicilina (sola y en combinación con ácido clavulánico), especialmente en fórmulas pediátricas".

"Además, los retrasos en la fabricación y los problemas de capacidad de producción han provocado problemas de suministro que afectan a la mayoría de los Estados miembros", han añadido al respecto. En cualquier caso, han puntualizado que estos problemas de suministro también "afectan a países de fuera de la UE".

Basándose en la información de las empresas farmacéuticas y otros actores del sector, la EMA espera que la situación "mejore en los próximos meses".

En su comunicado, informan de que se han aplicado diversas medidas en los Estados miembros para garantizar que los pacientes puedan recibir el tratamiento adecuado. En concreto, se han obtenido compromisos con los principales actores de la cadena de suministro de amoxicilina para "acordar posibles medidas paliativas, como el aumento de la capacidad de fabricación".

Las autoridades nacionales, entre ellas la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), están permitiendo el suministro excepcional de determinados medicamentos o presentaciones que pueden no estar autorizados en un Estado miembro concreto o concediendo exenciones totales o parciales a determinados requisitos de etiquetado y envasado para garantizar que los pacientes puedan recibir el tratamiento adecuado.

La AEMPS ha informado de que habilitó en noviembre la posibilidad de sustitución directa de las soluciones pediátricas de amoxicilina por parte del farmacéutico, ante la falta de suministro de estas presentaciones.

"Esta decisión se tomó porque en el ámbito español siempre ha habido disponibilidad de otras presentaciones en otras formas farmacéuticas con el mismo principio activo y, con esta sustitución, se consigue evitar desplazamientos innecesarios a los pacientes y reducir las consultas médicas en Atención Primaria", han justificado.

En paralelo a esto, la AEMPS asegura que "está en comunicación continua" con los laboratorios controlando sus ´stock´ y los consumos para "garantizar el suministro y poder tomar medidas adicionales si fuera necesario".

Por último, la EMA ha instado a que los antibióticos "se utilicen con prudencia para mantener su eficacia y evitar la resistencia a los antimicrobianos". "Los antibióticos, incluida la amoxicilina, solo deben recetarse para tratar infecciones bacterianas. No son adecuados para tratar infecciones víricas como el resfriado y la gripe, donde no son eficaces", han remachado.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.