La OMS da instrucciones para proteger a los niños de jarabes contaminados

En varios países se ha detectado la distribución de jarabes infantiles para la tos con altos niveles de contaminantes, pudiendo estar asociada su administración con el fallecimiento de más de 300 niños.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho un llamamiento urgente a todas las partes involucradas en la cadena de suministro médico ante los incidentes acaecidos en los últimos meses relativos a la distribución de jarabes, fabricados en India e Indonesia, de venta libre destinados a calmar la tos ...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho un llamamiento urgente a todas las partes involucradas en la cadena de suministro médico ante los incidentes acaecidos en los últimos meses relativos a la distribución de jarabes, fabricados en India e Indonesia, de venta libre destinados a calmar la tos en niños. En estos productos, según ha argumentado la OMS, han sido confirmada una contaminación con altos niveles de dietilenglicol (DEG) y etilenglicol (EG). Estos contaminantes son sustancias químicas tóxicas que se utilizan como disolventes industriales y agentes anticongelantes que pueden ser mortales incluso en pequeñas cantidades y nunca deben encontrarse en los medicamentos.

Los casos se han observado en, al menos, siete países de África y Asia, asociados con más de 300 muertes registradas en tres de ellos: Gambia, Indonesia y Uzbekistán. Filipinas, Senegal y Camboya, también podrían registrar casos. La mayoría de los afectados son niños menores de cinco años.

Dado que estos no son incidentes aislados, la OMS ha instado a las partes involucradas en que tomen medidas inmediatas y coordinadas.

Medidas coordinadas

Así, a los reguladores y gobiernos ha indicado la necesidad de detectar y retirar de la circulación en sus respectivos mercados cualquier producto médico de calidad inferior que haya sido identificado en las alertas médicas de la OMS mencionadas anteriormente como posibles causas de muerte y enfermedad;

Asimismo, a asegurarse de que todos los productos médicos en sus respectivos mercados estén aprobados para la venta por las autoridades competentes y puedan obtenerse de proveedores autorizados/licenciados.

Es importante, según la Agencia de la ONU, asignar recursos apropiados para mejorar y aumentar las inspecciones basadas en riesgos de los sitios de fabricación dentro de su jurisdicción de acuerdo con las normas y estándares internacionales.

En este contexto es preciso incrementar la vigilancia del mercado, incluidas las pruebas específicas basadas en el riesgo para productos médicos lanzados en sus respectivos mercados, incluidos los mercados informales. Además, el cumplimiento, en este caso, de leyes y otras medidas legales pertinentes resulta fundamental, a su juicio.

En cuanto a los fabricantes de medicamentos las medidas emitidas por la OMS pasan por comprar excipientes farmacéuticos de proveedores acreditados; realizar pruebas exhaustivas al recibir los suministros y antes de su uso en la fabricación de productos terminados; proporcionar garantía de la calidad del producto, incluso a través de certificados de análisis basados ​​en resultados de pruebas apropiados; y mantener registros precisos, completos y adecuados de compra de materiales, pruebas, fabricación y distribución para facilitar la trazabilidad durante las investigaciones en caso de incidentes.

También se ha dirigido a proovedores y distribuidores de productos médicos, indicando, en este caso, la importancia de: verificar siempre signos de falsificación y estado físico de los medicamentos y otros productos de salud que distribuyen y/o venden; distribuir y/o vender únicamente medicamentos autorizados y de fuentes aprobadas por las autoridades competentes; mantener registros precisos, completos y adecuados relacionados con los medicamentos y su distribución y/o venta; y contratar personal competente para manipular medicamentos y asesorar al público sobre el uso adecuado de los medicamentos.

Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.