¿Cómo repercute la alimentación en la piel?

Por Dra. Lorea Bagazgoitia, dermatóloga.

17/05/2023

La relación entre la alimentación y la piel es, cuando menos, intuitiva. La desnutrición se refleja claramente en la piel: aquellos que la padecen sufren una piel seca, cuarteada y apagada. La desnutrición afecta también a las uñas y el pelo. Por otra parte, en el contexto de personas sanas, ...

La relación entre la alimentación y la piel es, cuando menos, intuitiva. La desnutrición se refleja claramente en la piel: aquellos que la padecen sufren una piel seca, cuarteada y apagada. La desnutrición afecta también a las uñas y el pelo. Por otra parte, en el contexto de personas sanas, quien más quien menos se ha cuestionado alguna vez qué comida es la que le causó aquella roncha o erupción. La realidad, sin embargo, es que, desde un punto de vista dermatológico, si bien una piel sana es el reflejo de una persona globalmente sana, la relación causal directa entre una erupción más o menos aguda y algún alimento previo es infrecuente.

Las alergias alimentarias no suelen manifestarse frecuentemente como erupciones y, la mayoría de las veces que un paciente sospecha que es así, suele haber otra causa subyacente a esas manifestaciones cutáneas. En el presente artículo hablaremos sobre la repercusión de los alimentos en la piel en general, así como en casos concretos de ciertas enfermedades dermatológicas.

Alergia a alimentos

La mayoría de reacciones cutáneas que el paciente sospecha que son provocadas por un alimento, en realidad no lo son. De darse, las alergias a alimentos se presentan en la piel en forma de urticaria. La urticaria está caracterizada por ronchas, algo hinchadas, sobreelevadas, de superficie lisa y sin descamación. Típicamente, estas ronchas, llamadas habones, son evanescentes y no duran más de 24 horas, pero generan un picor muy grande. Ante la duda, siempre es interesante realizar una consulta con un alergólogo, que podrá definir la causalidad o no de un alimento en el brote de urticaria. Ante lesiones diferentes a estas descritas, es poco probable que la erupción sea debida a algún alimento en concreto, aunque siempre sea lo primero en lo que uno tiende a pensar.

Dieta sana para una piel sana

Sabemos que una piel bonita es sinónimo de una piel sana. Por otro lado, una piel sana se corresponde en profundidad con unos hábitos de vida saludables, entre los cuales se incluye indudablemente la dieta y cómo esta repercute en nuestra capacidad antioxidante, nuestra microbiota y la capacidad de glicación de nuestras proteínas.

Una alimentación rica en vegetales y antioxidantes contribuye a minimizar los efectos de los agentes externos que puedan influir en nuestra piel de una forma negativa. Los más típicos son el sol y la contaminación. Ambos ejercen gran parte de sus efectos dañinos provocando estrés oxidativo en la piel. Es razonable pensar que una piel cargada de mecanismos antioxidantes será más efectiva combatiendo estas agresiones, y las frutas y las verduras ayudan, indudablemente, en este cometido.

Por otro lado, cada vez hay más interés en las investigaciones que se centran en la repercusión de la microbiota digestiva en el estado inflamatorio general y se habla mucho del eje intestino-piel. Parece claro que la flora intestinal puede influir en la inflamación. Una dieta rica en fibra es fundamental en el equilibrio de la microbiota. Además, la ingesta de alimentos fermentados, prebióticos y probióticos, puede contribuir a este fin. No está bien definido en qué medida este equilibrio intestinal repercute en la piel, pero es probable que en los próximos años obtengamos más conocimiento al respecto.

El daño y envejecimiento cutáneo también se ve influido por los productos de glicación avanzada, secundarios a la presencia de picos elevados de glucosa en sangre. De esta manera, será de especial interés para la salud cutánea y para un adecuado envejecimiento de la misma, evitar los alimentos con una carga glucémica elevada.

Para leer el artículo completo haz clic en el PDF adjunto

Descubre más sobre el impacto de una dieta saludable sobre nuestra piel con este artículo de Meritxell Martí, farmacéutica experta en dermatología

Autor: IM Farmacias
Nuestros Podcasts