Un protector solar para cada necesidad

Por Meritxell Martí, farmacéutica experta en dermatología.

26/07/2023

Lo más importante de un filtro solar es que haga su función correctamente: debería tener un factor FPS suficiente y protección de amplio espectro, protegiendo de los rayos UVA, UVB y, si es posible, de la luz visible e IR. El objetivo es evitar los efectos dañinos del sol, tanto ...

Lo más importante de un filtro solar es que haga su función correctamente: debería tener un factor FPS suficiente y protección de amplio espectro, protegiendo de los rayos UVA, UVB y, si es posible, de la luz visible e IR. El objetivo es evitar los efectos dañinos del sol, tanto a corto plazo (quemaduras) como a largo plazo (daño celular).

Pero es muy importante tener en cuenta a qué zona va a ser utilizado, pues no es lo mismo un solar facial que uno corporal, o si es para un deportista o para una persona que lo necesita para su día a día en la ciudad. Tampoco, por supuesto, si es para una piel sana o para una piel con problemas dermatológicos. A continuación, veamos qué tipo de protector solar es el más adecuado para algunas de las necesidades más extendidas entre la población y, por ende, más comunes en la farmacia.

Para deportistas

Una de las características más importantes del filtro solar para deportistas es que sea resistente al agua (independientemente de si se practica un deporte acuático o no) debido a la inebitable sudoración que se origina durante la práctica. Y es que sudar intensamente puede hacer perder el filtro solar, por lo que es mejor que sea waterproof. Además, lo ideal es que sea de rápida absorción para poder aplicarlo y reaplicarlo tantas veces como sean necesarias de forma rápida. En este sentido, también hay que tener en cuenta el tipo de aplicación, que debe de ser sencilla. Por ello, muchos laboratorios están apostando por fórmulas pensadas específicamente para los deportistas, principalmente en stick, que es perfecto para zonas concretas y no es necesario extender el producto. El spray es otro de los formatos que gozan de muy buena acogida entre las personas que practican deporte, siendo ideal para proteger zonas más grandes, como brazos o piernas. También es imprescindible que el fotoprotector sea de alta protección para no tener que reaplicarlo continuamente.

Para niños

De forma similar a los deportistas, nos deberíamos inclinar por lociones y/o cremas que sean muy fáciles de aplicar y que protejan bien la piel, pues no debemos olvidar que la piel del niño es muy delicada. La formulación debería ser para piel sensible, para evitar posibles irritaciones, siendo la mejor opción optar por las que están formuladas específicamente para ellos.

Por supuesto, debe de ofrecer una alta protección, así no tendremos que estar persiguiéndolos cada hora. No aconsejo los sprays o aerosoles ya que a los niños les puede entrar en los ojos o en la boca o, incluso, podrían inhalarlos. En este caso, el stick vuelve a ser una buena opción, ya que es fácil de aplicar y no necesita extenderse, y es perfecto para reforzar la protección de zonas más sensibles o más expuestas. También hemos de tener en cuenta si buscamos un solar para un paseo o para estar en la playa, en cuyo caso deberá ser resistente al roce y al agua.

Desmonta los mitos sobre la protección solar en este artículo

Para leer el artículo completo haz clic en el PDF adjunto

Autor: IM Farmacias
Nuestros Podcasts