Las claves para optimizar la iluminación en farmacias

Por Raquel Arbizu Olveira, fundadora y CEO de FarmaFlow.

24/06/2024

La iluminación adecuada es esencial para crear un ambiente acogedor y funcional en nuestra farmacia. Puede afectar al estado de ánimo y la atmósfera de nuestro retail, lo que a su vez puede afectar a la salud mental y física de nuestro equipo de trabajo, y también en las sensaciones ...

La iluminación adecuada es esencial para crear un ambiente acogedor y funcional en nuestra farmacia. Puede afectar al estado de ánimo y la atmósfera de nuestro retail, lo que a su vez puede afectar a la salud mental y física de nuestro equipo de trabajo, y también en las sensaciones y emociones que generamos en nuestros pacientes/clientes. Además, una buena iluminación puede mejorar la seguridad en el trabajo al proporcionar luz suficiente para evitar accidentes, así como ayudarnos a crear ambientes, a potenciar zonas que queremos que sean más atrayentes o a definir el recorrido en nuestra farmacia.

Con la iluminación adecuada, se puede crear una farmacia mucho más atractiva, funcional, segura, agradable y eficaz desde el punto de vista del retail marketing. Así, comenzamos hablando de los tipos de iluminación que nos vamos a encontrar:

  1. Iluminación general: es la iluminación que se encarga de proporcionar luz a todo el espacio. Se suele utilizar en lugares donde se necesita una iluminación uniforme, como en oficinas, cocinas o salones.
  2. Iluminación puntual: este tipo de iluminación se utiliza para resaltar zonas concretas de un espacio, como el nombre comercial o de marca, un cuadro, una escultura o una planta. Se puede usar para crear un ambiente más acogedor y sofisticado.
  3. Iluminación ambiental: es la iluminación que se encarga de crear un ambiente agradable y cálido en un espacio. Se usa para lograr un efecto más relajante y atractivo. Dentro de un espacio, puede haber diferentes ambientes, por lo que, en este caso, la iluminación será fundamental para crear esas diferentes zonas con ambientaciones distintas. Por ejemplo, la zona de dispensación, el ambiente de dermo o la zona de ortopedia, entre otros.
  4. Iluminación decorativa: es esa iluminación especial que utilizamos con finalidad de decorar o destacar. Suelen ser lámparas llamativas, especiales, de diseño o estilo determinado para dar una impronta especial a un ambiente, es decir, dotarlo de alma o carácter.
  5. Iluminación de tarea: es la luz que se utiliza para realizar una tarea específica, por ejemplo, recepcionar, dispensar o trabajar en el despacho. Puede provenir de una lámpara de mesa, lámpara de techo o, incluso, una lámpara de pie. La iluminación de tarea es importante para evitar la fatiga ocular y proporcionar una luz adecuada para la tarea en cuestión.
  6. Iluminación de seguridad: en este caso, se usa para garantizar la seguridad en las zonas de paso o en lugares donde se requiere una mayor visibilidad. Se suele utilizar en garajes, escaleras o pasillos, y es fundamental para evitar accidentes laborales.

Tipos de lámparas

Para conseguir una adecuada iluminación comercial de negocios y oficinas, se suelen utilizar los siguientes tipos de lámparas: 

  • Focos orientables y de carril
  • Empotrables y Downlights
  • Paneles LED
  • Lámparas decorativas

Estos tipos de iluminación se utilizan con finalidades diferentes en cada caso. Así, los focos de carril profesionales dan la libertad de elegir entre varios tipos de luz focalizada, para destacar diferentes lugares de la farmacia. Al ser lámparas que se pueden mover, se puede cambiar el foco de luz en cualquier momento que se necesite. Por su parte, los empotrables suelen utilizarse para la iluminación ambiental, para generar la luminosidad necesaria en todo el espacio. Los downlight son muy eficaces para iluminar espacios amplios que pueden tener techos más altos. Los paneles LED, que tienen un mayor tamaño, se utilizan más para oficinas y amplios espacios de trabajo.

Focos de carril para comercios

Como su nombre indica, los focos aportan una iluminación focalizada, es decir, luz directa sobre zonas muy concretas que queremos destacar, pudiendo incluso crear haces de luz muy focalizados que sólo iluminan un área de unos centímetros. Es muy recomendable el uso de focos orientables para comercios que cambien de manera continua la ubicación de los productos a vender; o para tener una mayor iluminación en zonas concretas a destacar. En la farmacia es fundamental contar con focos orientables si queremos utilizar bien el retail marketing como herramienta estratégica. Por ejemplo, en tiendas de ropa donde cada temporada se modifica el género expuesto, es muy recomendable tener la libertad de cambiar el foco de luz para destacar los productos que queramos. Y en la farmacia ocurre lo mismo. Estamos condicionados por la estacionalidad, introducimos novedades con frecuencia y nos interesa poder destacar unas zonas concretas para que sea lo primero que vea el cliente o donde centre su mirada.

Los focos de carril necesitan de una instalación de carriles sobre las zonas principales del establecimiento. Esto nos permitirá cambiar la posición de los mismos a lo largo del carril con una gran facilidad, además de enfocar determinadas zonas, así como aumentar o disminuir la potencia de luz según nuestras necesidades. Así, estas características los hacen especialmente indicados para iluminar la exposición de producto en el lineal.

Empotrables y Downlights para zonas comerciales

Los focos empotrables para comercios y Downlingth proporcionan una iluminación ambiental muy adecuada en todo el espacio a iluminar. Son discretos y aportan luz suficiente para una buena iluminación en la mayoría de comercios de tamaño pequeño o medio. Lo normal es colocar varios empotrables de una luz, con una separación de un metro aproximadamente, aunque puede variar en función de las necesidades de iluminación de cada local.

En caso de necesitar aumentar la luz, o destacar unas zonas sobre las otras, se pueden emplear conjuntos de empotrables de más de una luz.

Por último, los empotrables se pueden colocar en pasillos o zonas muy concretas, como en escaparates o sobre las estanterías de los productos, para aportar un plus de iluminación. Mientras que los Downlight, de mayor tamaño, aportan una luz ambiental suficiente para la mayoría de espacios a iluminar.

Paneles LED

Los paneles LED son los más utilizados para iluminar oficinas, despachos, tiendas de gran tamaño o espacios de techos altos, como puede ser un local comercial ubicado en una nave industrial. Similares a los Downlights, los paneles LED suelen tener formas cuadradas y un tamaño mayor.

Colocar paneles LED suele ser la mejor solución para los comercios que necesiten mucha luz, puesto que se encuentran entre las lámparas comerciales más potentes. No obstante, en la iluminación comercial hay zonas más amplias que iluminar, como las naves industriales, que suelen necesitar una potencia de luz mayor.

Puedes leer el artículo en PDF aquí.

Autor: IM Farmacias
Nuestros Podcasts