Sanidad universal, la apuesta de los candidatos a la Comunidad de Madrid


22-04-2015

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) ha organizado este miércoles un debate con los principales candidatos a la Comunidad de Madrid sobre sus propuestas en política sanitaria para la región. Ha habido bastante coincidencia en la necesidad de que la Sanidad sea universal y pública.

La Sanidad supone casi el 50% del presupuesto de la Comunidad de Madrid. Daniel Bernabeu, presidente de Amyts, ha reclamado la “despolitización sanitaria”. “No podemos estar continuamente dando tumbos porque podríamos arruinar una joya que tenemos como es la Sanidad”, ha señalado. Julián Ezquerra, secretario general de Amyts, ha moderado ...

La Sanidad supone casi el 50% del presupuesto de la Comunidad de Madrid. Daniel Bernabeu, presidente de Amyts, ha reclamado la “despolitización sanitaria”. “No podemos estar continuamente dando tumbos porque podríamos arruinar una joya que tenemos como es la Sanidad”, ha señalado. Julián Ezquerra, secretario general de Amyts, ha moderado el debate. Ha informado de que Cristina Cifuentes Cuencas, candidata del Partido Popular, no ha podido asistir por problemas de agenda. Desde la citada formación, han propuesto que acudiera otros responsables pero la idea de Amyts es que sólo estuvieran los primeros espadas.

Ignacio Aguado Crespo, candidato de Ciudadanos, ha subrayado que para ellos la Sanidad es la joya de la Corona y que quieren que siga siéndolo.  “En los últimos años, por tensiones descentralizadoras, hemos visto que la Sanidad española se ha visto perjudicada”, ha comenzado su intervención. Desde 2012, en la Comunidad de Madrid, el presupuesto ha caído un 3%. “Lo que más me preocupa es la amenaza de la privatización. Queremos un modelo sanitario claro, que no esté compuesto por tantas opciones. Trabajamos por una Sanidad pública universal y gratuita, donde exista equidad y armonía. No podemos vivir en 17 sistemas sanitarios distintos”, ha declarado. Ha prometido que buscarán consensos y que apostarán por las TICs. “Apostamos por un sistema sanitario excelente, por un servicio de calidad. Es un servicio esencial y hay que despolitizarlo. Lo que importa es la salud de los ciudadanos. No los números. Hay que abrir los quirófanos y los centros de atención por las tardes. Se puede ser mejor y más eficientes sin tener que recurrir a concertar operaciones. Pensamos que del diálogo y del intercambio de ideas, incluso con pacientes,

pueden salir buenas ideas. Defendemos un modelo en el que la Atención Primaria y la prevención sean dos ejes”, ha dicho.

Por su parte, José Manuel López Rodrigo, candidato de Podemos, se ha mostrado de acuerdo en que “la clave es poner a los pacientes en el centro del sistema sanitario y a los profesionales en primera línea”. Desde Podemos, pretenden terminar con el área única. “La clave de lo que nos ha pasado es que se ha introducido el ánimo de lucro en el sistema de Salud, no sólo en la gestión. Tenemos más hospitales de los que realmente necesitamos y un coste que no sabemos cómo manejar. Despedimos gente y precarizamos. Es  muy difícil así mantener los niveles de salud”, ha comentado. Ha criticado que en Madrid se mida las listas de espera por anestesistas, de forma diferente al resto de las comunidades. “No centremos todo en la hospitalización”, ha solicitado.

Ramón Marcos Allo, candidato de Unión Progreso y Democracia, ha denunciado que, en la Comunidad de Madrid no se ha hecho una política sanitaria pensada en el medio y largo plazo. “Se ha antepuesto el ladrillo y el contenedor a lo que es importante en la Sanidad; que es el personal sanitario, la tecnología y la farmacología. Es necesario un sistema público, universal y autosuficiente; que haya igualdad en la prestación sanitaria”, ha considerado. A su juicio, también es necesario garantizar la libertad de elección de centro, de médico y de movimiento entre comunidades. “En nuestro país, es necesario hacer una reforma de la distribución de competencias entre el Estado y las CC AA. Las diferencias económicas se ven en los índices de esperanza de vida de las persona. No debe haber 17 mini-Estados en el Sistema Sanitario. Hay que centrarse en el gasto que permita un uso más eficiente e intensivo de la tecnología. Igualmente, el personal sanitario debe de estar bien pagado. España debe garantizar la atención sanitaria a todos los ciudadanos que vivan aquí, también inmigrantes. Hace falta un modelo transparente, evaluable y despolitizado. Esto es lo que nos permitirá la eficiencia en la gestión de los recursos”, ha insistido.

El poeta Luis García Montero, candidato de Izquierda Unida, ha enfatizado en que esto es un derecho universal. “Todo el mundo tiene derecho a la Salud”, ha recordado. Es decir, su premisa es el acceso universal a la Salud. “Las promesas electorales se agradecen porque son muy bonitas. El problema es que, después, esas promesas se las lleva el viento. Por desgracia, los parlamentarios de IU se han quedado solos defendiendo la Sanidad pública. Se requiere un compromiso del Gobierno para defenderlo”, ha reflexionado. García Montero es un convencido de la Sanidad pública. “Todos los problemas tienen relación con la Sanidad pública. Desde que se abrió el copago hay un 20% de pensionistas madrileños que no puede comprar los medicamentos que su médico le receta. Lo que crea una comunidad son los cuidados. Es la conciencia de que a lo largo de la vida vamos a ser cuidados. Es la raíz de la vida en común. El compromiso con la Sanidad debe centrarse en eso. No es una utopía recuperar los presupuestos de 2009. Debemos recuperar la Dirección General de Salud Pública para entablar una mesa con todos los profesionales para recuperar los derechos de los que han querida convertir la Sanidad en un negocio. Después, a largo plazo, para luchar contra la privatización. El problema mayor en la Comunidad de Madrid es la voluntad política de convertir la Sanidad pública en un negocio”, ha opinado.

Por último, Ángel Gabilondo, candidato del PSOE, ha recalcado que todos ellos comparten algunos derechos fundamentales, como la defensa por la Salud universal. “En Madrid hay un problema que es la falta de sensibilidad de lo que significa la universalidad. Hay que recuperar la tarjeta sanitaria para todos. La mejor defensa de lo público es que lo hagamos bien”, ha aseverado. Acto seguido, ha defendido la atención a las enfermedades mentales y bucales, entre otras. “No es más barata la privatización. Hay que analizar cuidadosamente los contratos que se han hecho al respecto. Hay que hacer una nueva ley de servicios públicos. Queremos transformar la sociedad”, ha manifestado. Está radicalmente en contra de la fórmula de la privatización. “Hay que seguir transparencia y control de los contratos públicos existentes y garantizar todos los derechos de los pacientes”, ha argumentado. Del mismo modo, ha instado a cambiar la situación, y la legislación nacional, para que no se pueda dar la privatización de la Sanidad. Ha sido el más claro a favor de un pacto por la Sanidad, con ciertos límites.



,